A muchos les parece enfermo y hasta gastan su tiempo en comentar o burlarse cuando se toman más de un minuto en leer relatos como este que les cuento; relatos en los que uno abusa de un culo de una mujer mientras duerme, esta borracha o sedada, pero existe el otro lado de la moneda en el cual, muchos encontramos mucha excitación ya sea haciéndolo o simplemente leyéndolo, y de verdad que una vez que lo pruebas jamás paras; tu cabeza dará vueltas noche y día buscando una oportunidad para hacerlo realidad una y otra y otra vez.

Ahora que sabes a lo que voy, eres bienvenido a leer como aproveché dos culos mientras dormían o puedes retroceder ahora!

Muchas veces en mi cabeza pasaba la idea de ver el culo de mi mujer tocado por otro hombre y penetrado hasta el fondo y lleno de leche que no fuera la mia; como a muchos de ustedes la idea me ponia a mil y siempre me masturbaba o me la cogía imaginando esa escena hasta hacerla realidad.

al principio de nuestro noviazgo ella era sumamente caliente llegamos a hacer algunos tríos con otros hombres y mujeres, ella mamaba, cogía y culeaba conmigo a su antojo y el mío, en la calle, casa y el trabajo, enseñaba las nalgas en publico y de más, pero desgraciadamente ella se fue apagando dejándome a mi con una graaaan calentura que nunca se apaga y como les he dicho más arriba esto nunca es suficiente y uno siempre busca más.

No los aburro con mucha descripción ella es caderona, tiene 26 años y como toda la familia de su madre la cual también esta deliciosa y a sus 54 años tiene unas nalgas divinas, aunque las 2 son un poco llenitas o Gordibuenas como algunos les llaman, son unas mujeres muy normales pero nada feas de hecho son hasta cierto punto bastante atractivas.

Mi cabeza noche y día daba vueltas buscando como convencer a mi esposa de volver a nuestras aventuras pero nunca accedía, esto nos llevó a tener serías discusiones con respecto al tema, hasta que un día me di cuenta de verdad que no accedería más y era hasta cierto punto egoísta de su parte no compartir más este aspecto de su vida conmigo, pues era algo que me encantaba y que creí ambos disfrutabamos, llegue a sentir tantas cosas pues de verdad algún momento sentí que de verdad yo estaba enfermo o que no la amaba, pero con el tiempo todo se fue aclarando pues me di cuenta que muchos compartíamos los mismos gustos y pensé que yo no tendría por que no ser egoísta con ella si ella sí lo era conmigo, lejos de venganza de cualquier tipo comencé a sacar provecho de la situación lo cual volvió el juego más excitante para mi.

mi mente comenzó a liberarse desde ese momento de prejuicios y limitantes, si es que había algunos, mejor dicho hoce la moral a un lado y me propuse que en un aspecto seguiría existiendo todo el amor que le tenía y nuestra vida transcurriría normalmente y por otro lado iba a conseguir que ese culo fuera de quien yo quisiera cuando yo quisiera a toda costa; y así fue aprovechando nuestros fines de semana ya sean de fiesta o viendo películas o jugando cartas en la casa, yo le ponía pastillas en la bebida (como ya lo había hecho antes con mi suegra en una ocasión que se quedó en nuestra casa) y ella acababa siempre ahogada y con un culo parado, desnudo y dispuesto a coger con quien yo quisiera, así fue como viví experiencias exquisitas, para los que las han probado lo sabran; compartiéndola con el señor del gas, con mi sobrino y con algunos amigos (ya les contaré esta parte de la historia), pero siempre quería más así que una noche muy normal en la que no podía dormir al voltear y ver a un lado acostada a mi mujer con su culo en tanga comencé a pensar en el culo de mi suegra; si dormiría con pijama o como su hija con las nalgas al aire, si se la habría cogido esa noche mi suegro, que tanga traería puesta; con el paso de la noche comencé a imaginar todo tipo de depravaciones con ella y le daba vueltas al asunto ideando como hacer para que nuevamente mi suegra se quedara en mi casa y aprovechar otra vez su culo.

Durante esa semana la idea no salía de mi cabeza y me masturbaba compulsivamente una y otra vez pensando en lo que haría con ese culo si lo tuviera una vez más. Al llegar el fin de semana fuimos a cenar con mis suegros y trate de convencer a mi esposa para que le pidiera a mi suegra ir a quedarse a la casa argumentandole que así se relajaría un par de días, pero nada tuvo éxito ella nunca quiso y yo frustrado y con la calentura a mil noche tras noche me cogía a mi mujer aunque ella no quisiera pensando en mi suegra, acabando siempre insatisfecho, y pasando largas horas por la noche sin dormir, bastante intranquilo intentando un plan B, fue ahí cuando tuve la mejor de las ideas, si la montaña no viene a mi, yo voy a la montaña. era ese el plan perfecto que era, ir a cenar con mis suegros y podría ponerles pastillas en la cena para dejarlos dormidísimos...

Noche tras noche fui elaborando mi plan con todo detalle acabando siempre masturbándome, hasta que llegó el momento en que debía hacerlo real y decidí decirle a mi mujer que cenáramos en casa de sus padres y que yo les prepararía la cena pues soy chef profesional y me encantaba cocinarles y a ellos que les cocinara.

A media semana mi esposa me mando un mensaje para ir a cenar a casa de mis suegros el próximo viernes, cuando me lo dijo sentí una gran emoción y excitación pues ese culo estaría nuevamente en mis manos, pero habría grandes inconvenientes además de lo arriesgado de la situación pues en primer lugar debía conseguir bastantes pastillas, además tenía que encontrar la manera para poder quedarnos ahí a dormir, mi mente corría y mi imaginación era cada vez más depravada, con toda la emoción fuí a el supermercado esa misma noche a comprar lo necesario para preparar la cena; al dirigirme a pagar a las cajas pasé por el area de damas lo cual echo a andar mi imaginacion al ver las tangas así que hice una parada ahí y compre un par de tangas con encaje muy pequeñas para ponerle a mi suegra una vez dormida, esa noche prácticamente no dormí y aproveche para enviarle un mensaje en la madrugada a un amigo que es doctor para que me recetara unas pastillas, Él me contesto de inmediato que no podía pues a el no le gustaba recetar esas cosas, no insistí más parano levantar sospecha alguna y pense que todo eso en méxico se consigue a la vuelta de la esquina por las calles.
El día siguiente pregunte casual en el trabajo si alguien sabia como conseguirlas y un compañero me dijo que si lo que yo quería eran chochos seguro con alguna persona que vendiera drogas los encontraba, yo la verdad no pensaba meterme en eso pero debía conseguirlos... hasta que él me dijo que podría mandar a su hermano por unas pero que saldrían algo caras, a mi la verdad el precio no me importaba yo lo que quería era cogerme a mi suegra. Al otro día mi amigo llego y me dio la caja completa todo iba de maravilla; durante el día me tomaba ratos pequeños para moler varias, llegó el viernes y pedí permiso para salir temprano del trabajo y poder llegar a casa temprano a preparar lo necesario; al llegar a casa saqué las tangas que había comprado y prepare las pastillas molidas dentro de un dosificador listo para ponerlo en cada plato, saqué una botella de vino para acelerar el efecto de las pastillas, preparé la cena y me guarde las tangas en la bolsa, me contuve de masturbarme pues quería llegar con leche de sobra para ese culo.

Tenía todo listo y pensaba servir muy tarde la cena para que con ese pretexto nos quedáramos hasta muy tarde y tener que dormir ahí...

pase por mi esposa y nos fuimos a casa de mis suegros listos los 2 ella para cenar y yo para coger jeje.

La noche transcurría muy normal con excepción de mis suegros que discutian por cualquier cosa como ya era costumbre, poco a poco durante la noche yo les servía vino tinto en pequeñas dosis para ir preparándolos; ellos comenzaron a discutir más y más hasta que como a las 11:30 muy casual les sugerí sentarnos a cenar y me fuí a la cocina a preparar los platos, a cada uno le puse 2 pastillas molidas excepto al de mi suegro al cual le puse 3 pues es más grande, todos cenábamos y mis suegros ya ni se dirigían la palabra pero eso sí todo el tiempo decían que estaba deliciosa la cena y no paraban de comer, yo estaba muy intranquilo e impaciente pues con cada bocado estaban más a mi disposición; no dejé de servirles vino a cada uno en su copa constantemente.

Como a las 12:30 ya que casi todos terminaban con su plato mi suegro comenzó a bostezar, así que me apresuré a retirar los platos y con cara de sorpresa dije que ya era muy tarde con tono de broma dije mejor nos quedamos jaja y ellos de inmediato dijeron pues claro ya es muy tarde no se van a ir, mi suegra fue a traer cobijas y almohadas las tomé y me dijo que no que esas eran para ella pues no pensaba dormir con mi suegro y que se quedaría en el sofá me dijo que nosotros usaríamos el cuarto de huéspedes; yo fingiendo cara de pena solo dije que estaba bien y seguí recogiendo la mesa, mientras mi suegra en la sala se desmaquillaba y ya para ese entonces no paraba de bostezar; le dije a mi mujer la cual estaba en otro sillón con su teléfono que se fuera acostar que yo la alcanzaba en un rato, mi suegro sin decir nada se subió a su recámara y yo comencé a instalarme en el cuarto de huespedes.

Me fui al cuarto a prender la tele y entrecerre la puerta que daba a la sala y sin saber que pasaba y con la incertidumbre de no saber si dormirían pronto o no, espere 40 minutos a que se apagara la luz de la sala pero no se apago y mi mujer nunca vino.

Salí cautelosamente y ví a mi mujer dormida en un sillón y a mi suegra en otro con la luz prendida, Levante un brazo de mi mujer para ver si despertaba y nada, comencé a llamarla por su nombre y ella no reaccionaba, así que me acerque a su oído y le dije: "me voy a coger a tu mamá por el ano" jaja pero ella ni cuenta se dio pués estaba profundamente dormida, corrí al otro sillón y mi suegra estaba igual, tenía una gran noche por delante, lo primero que hice fue besar suavemente los labios de mi suegra y pasar mi mano por mi pene el cual ya babeaba pidiéndome un culo, saque las tangas de mi bolsillo y las puse encima de ella diciéndole en voz fuerte "te traje algo de ropa puta" esto me excitaba muchísimo, al tener todo bajo mi control, se me ocurrió subir a su cuarto a husmear en su cajón a ver que otras tangas tenía así de paso echaría un ojo a mi suegro para saber que tanto estaba dormido.

Al subir vi que los ronquidos de mi suegro eran inmensos lo cual me aseguraba que dormía bastante profundo, yo temblaba y no podía creer lo que estaba pasando tenía excitación, a mil, corrí al tocador para buscar en que cajón guardaba sus tangas la hija de puta de mi suegra y al encontrarlas fue el paraíso las tenía separadas por colores y eran tangas de todos tamaños saque mi pene y embarre un par de sus tangas para limpiarle la baba que no dejaba de salir y de pronto mi suegro se movió dejándome paralizado pues pensé que se había despertado, pero al voltear sólo se estaba acomodando y se destapó un poco dejando ver una gran erección pues estaba dormido en trusa y se me ocurrió una gran idea, pensé en cómo se vería esa verga en la boca o culo de su hija, mi mujer, así que no lo dude y baje por ella y lentamente la cargue para llevarla con mucho cuidado a la cama de mi suegro, poco a poco la acomode con sus nalgas apuntando al pene de mi suegro tome la mano de mi mujer y la puse sobre la verga de mi suegro era una sensación única tenía ganas de venirme sin siquiera tocarme le bajé el pantalon a mi mujer y acerqué su culo al pene de mi suegro y tome la mano de mi suegro le puse baba de mi pene a su dedo separe las nalgas de mi mujer y puse el dedo de mi suegro en el ano de mi mujer, no podía más con la excitación si hubiera sido posible hubiera puesto la verga de mi suegro adentro de el culo de mi mujer pero era mucho esfuerzo y corría el riesgo de despertarlos, así que mejor sólo decidí cuidadosamente voltearla y poner el pene de mi suegro en la boca de mi mujer y un pie de ella en la boca de mi suegro, así los dejé y chupe su culo un poco, pero el culo de mi suegra esperaba abajo y debía decidirme por algo, después de pensarlo unos minutos pensé que eso era lo único que podía hacer con ellos dos ahí y que a mi mujer siempre podría cogérmela y a mi suegra no así que bajé a lo mio en lo que mi mujer se la mamaba a su papá jaja

Al bajar yo ya no traía pantalón ni bóxer iba con todo para disfrutar esas nalgotas, comencé a tocar poco a poco sus pies y piernas hasta llegar a su cadera, traía un pantalon de pijama que no me costó nada de trabajo bajar hasta sacarlo por completo, su tanga no era nada del otro mundo pero ya que andaba por ahí abrí sus nalgas y la olí sacandola de entre su culo y bajándola lentamente hasta quitarla por completo, estaba lista para poner una de las que yo había comprado pero mi verga punzaba y no podía más, así que sin más escupí en mi mano y unte mi pene con mucha saliva, me hinque para quedar a la altura de su culo y meterlo fácilmente, pero no alcanzaba así que me acosté atrás de ella quedando con mi boca sobre su cabeza, le decía al oído que su culo era delicioso y que me encantaba desde que la conocí, entre muchas cosas depravadas mi pene jugaba húmedo entre sus nalgas pero me era muy difícil encontrar ese pequeño ano, me pare nuevamente para meterle los dedos pues aún no quería venirme y entre tanto roce estaba apunto de hacerlo, metía un dedo poco a poco, hasta lograr meter 3, los sacaba y olía mi mano tocándome con la otra la verga, me acordé que había unas zapatillas que me encantaba como se le veían puestas así que subí a su closet a buscarlas así de paso checaría a mi mujer, al subir la escena era hermosa mi mujer con la verga de su propio padre dormido en la boca los 2 inconscientes le tome el cabello y la movía como si estuviera mamando, pero no me distraje más pues no debía perder tiempo con mi suegra así que abrí el closet y ahí estaban sus zapatillas, las tomé y bajé oliendolas muerto de la excitación poco a poco se las puse la vdd no me costó mucho trabajo pues sólo se metían de enfrente, una vez puestas tenía un gran festín poco a poco le puse una de las tangas que tenía para ella, ya con todo listo mi misión era entrar en ese culo a descargar toda mi leche, me acosté nuevamente atrás de ella y empece a echarle saliva a mi pene embarrandolo en sus grandes y aguadas nalgas pero en esa posición me era difícil poder llegar a su ano así que me volví a hincar poniendo un cojín del sillón en mis rodillas me acerque y con una mano jalaba su nalga abriendo su culo y empujaba mi cadera, mi pene estaba apunto de entrar empujaba poco a poco hasta que tenía la cabeza adentro sentía que en cualquier momento explotaría pero poco a poco logré empujar todo adentro y comencé a bombear con cautela pues no querïa que despertara, sentía como mi pene estaba a tope adentro estuve así como 1 minuto y de pronto empezaba a escuchar como salía un pedo tras cada metida, enseguida empezó a oler q mierda y noté que mi
Pene salía sucio y embarrado lo cual hacía más fácil la penetración esto me prensía más enseguida mi verga exploto llenando ese culo de semen fué de las mejores venidas de mi cida sin duda, metí y saque un par de veces más y le saque la verga totalmente batida y con un ligero pedo su culo saco una gran gota de semen, tome la otra tanga sin usar y limpié su culo y mi verga me senté un poco en lo que me reponía pero tener esa imagen de mi suegra inconsciente, recién violada y en zapatillas me ponía a mil así que no tarde en tener una gran erección nuevamente, antes que otra cosa decidí subir por mi mujer y regresarla al sillón para poner todo en orden y no dejar rastro, subí y la vestí cargándola poco a poco para no despertar ni a mi suegro ni a ella, ella ligeramente despertó y murmuro algo a lo que conteste, "eres muy puta como tu mamá" elka ni siquiera entendió así que la acosté nuevamente en el sillón pero no sola si no en el que estaba mi suegra, pues querïa cogérmelas juntas, puse la cabeza de mi mujer en las nalgas celulíticas de mi suegra y empece a embarrar mi verga en su culo hasta lograr penetrarlo, lo cual fue bastante fácil, mientrad con la otra mano metia 2 dedos en el culo de mi suegra y en la boca de mi esposa, así con la cabeza de mi suegra ahí frente al culo de si hija descargue mi leche, era momento de dejar todo en orden y sin evidencia así que lleve a mi mujer al cuarto de huéspedes y quite las zapatillas y la tanga de mi suegra guarde todo la vestí y le apagué la luz me fuí a acostar y a cogerme nuevamente el culo de mi mujer diciéndole todo tipo de obscenidades de su madre