La cena de navidad y no pudo tener mejor regalo, un trio.

Mi mujer por fin cumplió una de sus muchas fantasías: ¡hacerlo con más de 2 hombres! Y además fue un día muy especial, la cena de navidad y no pudo tener mejor regalo...

Todo comenzó con la noche de navidad del año pasado, en la que mi esposa y yo decidimos ir a compartir navidad en casa de un amigo y de su hermano, mi amigo recién había comprado la casa y decidimos estrenarla con un compartir en esa festividad. Primero me presentaré soy Daniel y estoy casado con Patty, somos una pareja de 15 años de casados y nuestro amigo en común se llama Eduardo y su hermano se llama Marcos.

Previa a la reunión, estábamos en casa cuando Patty salió recién de darse un baño y fue ese momento que mi excitación creció, le tome de la cintura y la tire sobre la cama, ella sin ningún reparo decidió seguirme, acto seguido le abrí las piernas con la mano mientras le besaba sus labios carnosos y rojos, fui bajando poco a poco por su cuello, me detuve en sus senos, que les cuento que son grandes y bien paraditos, comencé a chupar y mamar sus rosados pezones que cada vez se ponían mas y mas duros, con un pequeño mordisqueo a sus tetas, Patty soltaba un grito que me volvía loco. Seguí bajando por su vientre, no aguantaba más, tenía un olor delicioso, llegue hasta parte superior de su vagina ya depilada. Siempre le pido que se depile, si es que yo no me meto al baño y le depilo, llegue por fin a sus labios vaginales rosados y un poco irritados porque recién se los acababa de depilar, ya se pueden imaginar estaban totalmente suaves y húmedos con su sabor y olor que me enloquecen y hacen que cada día le ame y le adore mas, continué con una comida de su vagina, total; Patty gemía ya sin poder y me pedía que me sacase el pantalón y le entregue mi verga para que me la mamara, pero yo con cierto morbo sólo quería ver su cara de excitación mientras le seguía comiendo, trató de levantarse y le impedí, la tome de los brazos y los sujeté por sus muñecas, le dije:

- Déjate comer la concha que esta deliciosa, disfruta lo que tu marido te hace, mi amor.

Al terminar de decirle estas palabras ella comenzó a sentir sus contracciones en su estómago, casi terminaba cuando me levante y le dije, continuamos más tarde, me pidió que le diera su orgasmo, y yo le dije que guardara sus ganas para cuando regresáramos, y ella me dijo:

- Entonces tu también te quedaras con las ganas…!!!!

Se arrodillo, me bajo el cierre y se metió mi verga en la boca por algunos minutos, de igual manera yo quede con ganas de cogérmela, y le prometí que esta noche me la cogería con todas mis ganas y que tragaría bastante leche.

Patty sonrió y dijo:

- Te dejare vacio.

Patty empezó a vestirse con un vestido muy corto sin usar brassier (Sostén o sujetador), ella es muy bonita y tiene un cuerpo de latina, es decir, buenas tetas, una cintura bien definida, sus caderas anchas y lo mejor un culo redondito y bien salido que me enloquece, en eso le sugerí que como no estaba usando brassier, tampoco se pusiera ropa interior (bragas, tangas, pantaletas, bombacha, etc. Para que entiendan los lectores) y ella acepto, se sacó la tanguita y me la metió en el bolsillo, yo estaba caliente aún mi verga seguía en pie.

Salimos temprano de casa a eso de las 20.00 horas directo a la casa de mi amigo y baje a comprar tres botellitas de Vino Champañizado, tomamos unos tragos en el vehículo mientras conversábamos de cómo nos conocimos, que fue por intermedio de su mejor amigo Eduardo que es mi amigo desde la niñez y por circunstancias de la vida Patty y Eduardo estudiaron en la misma universidad.

De camino a casa de Eduardo, pasamos buscando a Marcos (su hermano menor), conversábamos de todo en el coche y Marcos nos pidió que paráramos un momento ya que tenía ganas de ir al baño, paramos en una bomba de gasolina y bajo por unos minutos, momentos en lo que aproveche para besarle a Patty y meter mi mano en su concha que estaba húmeda, ella me decía que tuviera cuidado de la llegada de Marcos, a lo que le dije:

- y si llega qué?

A lo que noté como se encendió de excitación y me dijo:

- Quiero que me cojas como una perra...

En ese justo momento llegó Marcos y todo quedo ahí, claro el se dio cuenta de lo que pasó puesto que nos dijo que hemos aprovechado el momento en que se fue al baño, nos dijo no pierden ni un rato para estar manoseándose, no coman pan en presencia del hambriento todos nos reímos y yo les sugerí, tomarse un trago de la botella de vino.

Ya en casa de Eduardo y luego de los respectivos saludos, Marcos puso música, empezamos hacer un poco de tiempo mientras nos tomamos unas copas, luego de tomarnos unas cuantos copas mi esposa fue a la cocina a finiquitar los últimos detalles de la cena, Eduardo a los pocos minutos fue a ayudar a Patty con los platos y cubiertos, y fue directo a la cocina. Eduardo empezó a buscar los cubiertos en lugares diferentes, en la nevera, en la alacena, en una gaveta para llevarla a la mesa, etc. A pesar de que la cocina es bastante amplia, en algún momento yo veía como pasaba por detrás de mí esposa y veía perfectamente como le rosaba. No le di mayor importancia ya que somos muy buenos amigos, y realmente esa situación en lugar de enfadarme me estaba excitando, así que yo seguí degustando del delicioso Vino Champañizado.

orgia

Patty, tan servicial como siempre procedió a servirnos la cena, no pude dejar de observar como el vino hacia efectos en la sensualidad de Patty a la hora de servir la cena.

esposa

El vestido de mi esposa era tan ajustado que daba la impresión de que al seguir levantando el pecho, sus grandes pezones saldrían a relucir. Y les quiero ser sinceros, el ver que Eduardo y Marcos no podían dejar de ver los senos de mi esposa, realmente me estaba excitando.

relato

En un momento cuando Patty se acerco a mí, me le acerque al oído y le susurre:

- Sentiste el bulto del Eduardo en la cocina?

A lo que me respondió:

- Papi, sentir claramente como colocaba su enorme bulto sobre mi rajita mientras alcanzaba el plato.

Le dije:

- Y que, te gusto?

Y ella me respondió:

- Me puso caliente!!!!

Su respuesta realmente me puso caliente, mas aun sabiendo que mi esposa andaba sin ropa interior. Y mientras veía como Eduardo y marcos la observaban mi pene se estaba poniendo muy duro.

Llego el instante de sentarnos todos, mi esposa se sentó y procedimos a cenar.

Cuando ya casi terminábamos de cenar, yo no aguante la tentación y puse mi mano derecha sobre la parte inferior de su vestido y se lo levante lentamente mientras seguía acariciando su pierna. Subir un poco mas su vestido para tocar su concha, sentí lo lubricada que estaba, de verdad sentí su escalofrío como cuando se la toque por primera vez, de igual manera ella estaba totalmente excitada, al dejar escapar un leve gemido, por su concha goteando y sus pezones completamente visibles.

Justo en ese momento, Patty con su mano izquierda bajo mi bragueta y metió la mano para tomar mi erecto pene, se acerco a mi oído y susurro:

- Papi, quiero tocar con mi pie el bulto de Eduardo, mientras tú tocas mi concha.

Yo realmente estaba tan excitado que no dude en decirle que hiciera lo que se le antojara.
Inmediatamente vi como Eduardo miro a Patty, con una cara de asombro, y procedió a bajar su mano izquierda de la mesa. En ese momento mi erección casi explota de solo pensar que Eduardo acariciaba la pierna de mi esposa por debajo de la mesa.

Para este momento todos habíamos terminado de comer y sencillamente desfrutábamos el momento con una copa de vino en las manos.

Al ver que Marcos veía con extrañeza que todos estábamos callados, me le acerque a Patty, y le susurre:

- Con tu otro pie toca a Marcos!!!!

Inmediatamente vi como Marcos también miro a Patty, con una cara de asombro, y también procedió a bajar su mano izquierda de la mesa.

Ahora mi esposa, tenía un pie en el bulto de Eduardo y el otro en el bulto de Marcos, mientras yo metía mis dedos en su raja completamente empapada y ella me acariciaba mi pene. Nadie decía nada, solamente bebíamos suavemente el vino con la mano disponible. De igual manera mi pene estaba a reventar de solo imaginar que Eduardo y Marcos acariciaban cada una de las piernas de mi esposa por debajo de la mesa.

Unos minutos después Eduardo habla y dice:

- Quiero mostrarles el regalo de navidad que le tenía a mi ex-novia!!!

Desafortunadamente Eduardo había terminado con su novia unas semanas atrás. Se paró de la mesa y regreso con una bolsa diciendo:

- Como esa perra de mi ex me dejo, no sé si estás de acuerdo Daniel, pero por ser Patty mí mejor amiga, se lo voy a obsequiar a ella. – Me dijo Eduardo.

Yo le dije:

- No hay problema.

Eduardo me dijo:

- Es un poco erótico el regalo, y no sé si tu o Patty se molesten por el regalo.

Yo le dije:

- Tranquilo, no hay problema, yo no tengo problema y Patty creo que tampoco.

A lo que Patty intervino:

- Déjame ver el regalo, sabes que no me molestaría por nada que tú hagas. – Le dijo a Eduardo.

Patty procedía a abrir la bolsa y exclamo:

- Maravilloso regalo…!!!!

Al sacarlo de la bolsa no era más que un conjunto erótico de navidad de color rojo, muy pequeño.

Mi esposa inmediatamente dijo:

- Y es justo de mi talla!!!! Que alegriaaa!!! Gracias Eduardo….

A continuación mi esposa sin dudarlo dijo lo que todos de alguna manera queríamos escuchar:

- Me lo voy a probar.

Agarro el conjunto y salió corriendo para uno de los cuartos, mientras nosotros esperábamos en el sofá de la sala.

De alguna manera yo quería ver el conjunto puesto en el cuerpazo de mi esposa, pero por lo excitada que ella estaba, yo tenia incertidumbre de que pudiera salir con el conjunto puesto delante de mis amigos.

Esos minutos de espera fueron algo incómodos, pero excitantes, yo estaba como niño con juguete nuevo. Si mi esposa Patty era feliz con su regalo, yo también lo seria, y si ella lo quería mostrar con una sonrisa en la cara, yo no se lo impediría.

Al salir Patty del cuarto con una sonrisa en la cara y con ese conjunto tan pequeño, no quedo de otra que exclamar:

-Ufffff, que hermosa mi amor….!!!!

navidad


Realmente era muy corto y dejaba ver gran parte de sus enormes senos.

Eduardo dijo:

- Te conozco tan bien, que sabía que te quedaría.

Marcos solamente pudo exclamar:

- Dios mío!!!!

Patty sin dejar de aprovechar la oportunidad, inmediatamente dijo:

.- Yo como representante de santa, debo cumplir con mi sagrado deber de pedirles que me digan sus deseos de navidad para poder cumplírselos!!!

- Hoy soy la SEXY NICOLASA!!! Exclamo patty…

trio

Eduardo y Marcos inmediatamente voltearon hacia mí, y yo les dije:

.- Ella es la representante de santa y si dice que cumplirá nuestros deseos, no nos queda de otra que pedir nuestros deseos.

Eduardo y Marcos estaban como unos niños frotándose las manos, y no puedo negarlo, yo estaba igual.

Entonces Patty nos dice:

.- Cual de los niños va a ser el primero en pedir su deseo? - Mientras le daba un sensual beso a una de las bambalinas del árbol.

La cena de navidad y no pudo tener mejor regalo, un trio.

Nosotros nos pusimos de acuerdo y decidimos que debería ser de menor a mayor edad, y como el menor era Marcos, dejamos que él fuera el primero en escoger.

Marcos muy alegre se levanto y dijo:

-Quiero que por unos 15 minutos nos modeles el traje por toda la sala.

De inmediato Patty comenzó a desfilar por toda la sala, mostrándonos su exuberante cuerpo de latina, con sus enormes tetas, su cintura bien definida, sus caderas anchas y su enloquecedor culo redondito.

orgia


Ya en su última vuelta, Patty acerco su redondo trasera a menos de 30cm de la cara de un Marcos que se encontraba sentado, tomo la mano de mi amigo y la puso en una de sus nalgas, diciendo:

- SEXY NICOLASA es chica mala, y quiere de nalgadas.!!!!

A lo que mi amigo Marcos no dudo en cumplir su deseo y le dio unas cuantas nalgaditas a Patty, y hasta un pequeño beso le dio. Como les he venido diciendo su enloquecedor culo redondito, es irresistible. Y yo, aunque le estaban dando de nalgadas a mi esposa, realmente me sentía muy excitado por lo que estaba viendo, y definitivamente quería ver más….

esposa

Transcurridos los 15 minutos Eduardo se levanto y dijo:

- Ahora me toca a mí, es mi turno!!!

- Yo quiero que me hagas un baile erótico muy sensualmente!!!

A lo que Patty dijo:

-Estos deseos están muy fríos, pero así mismos eran cumplidos.

Patty rodó la silla que estaba junto a la mesa, donde sentó a Eduardo y comenzó bailarle de manera muy sugerente, Patty comenzó a tomar las manos de Eduardo y se las pasaba por el cuerpo, se dio la vuelta dejando ver su culo redondito!!!. Eduardo no dejaba de manosearla, y nos veía como si le incomodara esa situación pero se dejaba hacer y dejaba que sus manos que corrieran el cuerpo de mi gloriosa esposa.

Ella seguía bailando y ya ni agarraba las manos de nuestro amigo, el solo no dejaba de tocarla, de repente se puso frente a él, coloco un pie sobre la mesa.

relato

Tomó sus manos y las llevo hacía un lazo que tenia la tanga en su parte inferior, la desato, al desatarla se levanto la parte inferior de la tanga, dejando ver su depilada concha, y cuando Eduardo se disponía a tocarla le dijo.

-No, con la boca, ¿Qué opinas mi amor? Me dijo.

-Siiiiiiiiiiiii. – Definitivamente yo quería ver ese espectáculo.

Eduardo totalmente excitado, comenzó a pasar la lengua por su depilado coño de manera muy sensual, se la besaba e incluso llegaba a morderla. Eduardo aun sentado en la silla, empezó a besar a Patty y tocar sus tetas, besar su coño, sin importar que yo estuviera presente, en eso Patty paro el baile y dijo para que todos escucháramos:

- Quiero mamar tu verga, Eduardo!!!!

Ya para ese momento ocurriría lo que tuviese que ocurrir.

navidad

Patty se arrodilló, le bajo los pantalones y comenzó a comerse la enorme verga de Eduardo, le puso las piernas en su hombro y empezó un mete y saca de locura dentro de su boca, luego de varios minutos pararon porque Patty pidió a Eduardo que se recostará sobre la mesa, se subió a ella también, y paso la verga de Eduardo de arriba hasta abajo por sus labios vaginales, mientras el cuerpo de Patty se estremecía por esa sensación de gusto que no podía detener, de un golpe se sentó sobre Eduardo se veía como su verga se metía centímetro a centímetro dentro de ella. El gusto por lo que escuchaba debía ser increíble.

- Ahhhhh, Dios, que gusto..... - gemía Patty.


trio


Empezó a cabalgar sobre el miembro de mi amigo viéndolo desaparecer dentro de su vagina, parecía increíble que aquello entrase tan facil, pero Patty estaba tan excitada y tan mojada que le entraba de todo. Eduardo le apretujaba las tetas aun cubiertas por el conjunto, mientras su pelvis se movía hacia atrás para luego apretar e intentar atravesar a Patty con su caliente verga. Sus cuerpos sudaban, sus lenguas se enredaban y sus cuerpos se fundían en un caluroso acto.

- Dame, dame, dame... - repetía una y otra vez Patty mientras era penetrada por Eduardo.

Marcos no dejaba de manosearse el mismo sin parar y se masturbaba delante de Patty, Eduardo la seguía cogiendo con gran rudeza, todo su cuerpo se arqueaba, la echaba hacia arriba para volver a clavársela bruscamente...

- Si, si, cógeme, cógeme... -gritaba mi esposa.

La cena de navidad y no pudo tener mejor regalo, un trio.


El espectáculo era increíble y Marcos no quería limitarse únicamente a masturbarse, pues comenzó a acariciar sus muslos, sus tetas, su coño, Patty cerraba los ojos e intentaba sentir todas esas caricias. Patty no aguantó más y se vino como nunca, estaba rojísima, sus pezones duros y parados, las contracciones de su estómago no paraban.

- Dios, Dios... uffffff... - resoplaba Eduardo mientras estaba penetrando hasta las entrañas a mi esposa.

Yo solo veía desaparecer la verga de mi amigo dentro del coñito lubricado de Patty. De pronto frenó en seco, dio unos últimos movimientos dentro de Patty y se corrió abundantemente dentro de la vagina de Patty.

Luego de terminado el deseo de Eduardo, Patty giro su cabeza hacia mí, y dijo:

- Papi, ahora es tu turno, cuál es tu deseo?.... Que deseas hacer?

Yo le dije:

- Mi deseo, es cogerte por el culo...- le dije a Patty.

Yo realmente, nunca le había dado por el culo, y estoy seguro que eso era lo que ella estaba deseando de mi parte.

Si dudarlo Patty me dijo:

- La SEXY NICOLASA, está aquí para cumplir sus deseos!!!!

Ya en acción, la hice ponerse en 4 patas sobre la mesa y metí primero un dedo y luego dos, lo que hizo que el culo de Patty se dilatara rápidamente.

A continuación coloque mi pene entre sus posaderas y empecé a forzar la entrada suavemente, hasta que la cabeza de mi miembro entró por completo.

orgia

Patty gimió un poco, el dolor era agudo, pero poco a poco su esfínter se iba relajando, para convertir ese dolor en un gusto que iba en aumento. Yo continúe metiendo solo la punta mientras la agarraba por las caderas. Yo seguía apretando para que centímetro a centímetro se fuera colando.

La agarré fuertemente de las caderas, y la tiré hacia mí y de un golpe le metí casi todo mi aparato en su culito. Su espalda se arqueaba y ya sus caderas se movían al compás para recibir esa penetración detrás de ella. Patty parecía estar viendo las estrellas y le repetía:

- Sigue, sigue....

Yo le decía:

- ¿Dime por donde te estoy dando?

Ella respondió:

- Por el culo mi vida, que rico, que rico, métemela todaaaaa.

El segundo orgasmo de Pamela se hizo presente y sus gemidos parecían ponerme todavía más excitado.

Algunos minutos después no aguante mas y se la clave entera a Pamela, topando mis pelotas contra la vulva de Patty, hasta que me corrí dentro de el culo de Patty hasta que mis piernas no me sostuvieron y caí recostado sobre la espalda de Patty.

Luego de algunos minutos de descanso, Patty se levanto y dijo:

- Ahora yo quiero pedir mi deseo, quiero cumplir una fantasía que he tenido y le he comentado a mi esposo, quiere estar con dos hombres al mismo tiempo y sé que mi esposo también tiene ganas de participar.

Yo le dije:

-Mami no solamente voy a participar yo, sino que también lo hará Marcos y Eduardo, te vamos a coger los 3….

Patty, solo sonrió y de la manera más tranquila accede a la petición. Patty inmediatamente se fue hasta donde Marcos y se recostó a la mesa y le dijo a Marcos que subiera a la mesa, comenzó a mamarle la verga y le dice a Eduardo que también se suba, Patty comenzó a turnarse la vergas de Marcos y Eduardo.

esposa


Marcos no aguanto mucho, recuerden que él no había terminado y tuvo que visualizar las cogidas que le metimos Eduardo y yo a mi esposa. Yo me subí también y Marcos solo unos segundos después se corrió sobre mi esposa, la cual dejo que le llenaran todo el pecho de leche, y después sin ningún rubor tomo la verga de Eduardo y se la metió hasta el fondo para continuar con su mamada.

relato

Patty le hacia la mamada a Eduardo y mientras tanto yo de pie, ahora le comía las tetas y le tocaba su clítoris con mi mano, ella estaba completamente excitada sin resistirse a nada, le abrí las piernas y de un solo empujón le introduje toda mi verga por su coño, Patty le dijo a Marco que le besara las tetas. En este momento Patty se comía la verga de Eduardo, mientras yo le penetraba su coño y marcos le comía las tetas; todo eso ocurría sobre la mesa.

- Que rico que rico, aaahhh aaaaahhhh!!!! Decía Patty.

Luego de algunos minutos, Patty y dijo:

- Ahora, quiero sentir la verga de Marcos!!!!

Inmediatamente le di mí puesto a Marcos, y le acerque mi verga a Patty para que la tomara con la mano. En este momento Patty, estaba chupando la verga de Eduardo por completo, todo el tronco, el glande, el capullo, lo lamia con ganas mientras ahora era el turno de la cogida de Marcos, que la cogía por el culo sobre la mesa, mientras Patty ahora coloca sus manos sobre mi verga.

navidad

Eduardo expresaba:

- Que rica mamada mi querida amiga!!!!

Marcos continuaba con la cogida por el coño de Patty, y en ese instante se escucho otro grito, sonido claro de que Eduardo se estaba corriendo en la boca de mi esposa, chorros de semen pasaban por su garganta, mientras a mi me continuaba pajeando.

Continuamos así por algunos minutos y mientras Eduardo estaba descansando, le toco el turno de terminar a Marcos que se la estaba cogiendo por el coño, dejando un nuevo torrente de esperma que inundo el coño de mi Patty, mientras a mi ahora me realizaba una buena mamada.

trio

Viendo esa escena... Y viendo como Marcos terminaba en el culo de Patty, mientras ella a su vez se tragaba mi verga, Eduardo se levanto, poniéndose de pié tras de ella y colocando su verga justo a la altura del culo de Patty, lo bajo hasta apoyarlo en sus nalgas para clavarla, esta vez sin dudarlo se la metió entera hasta sus entrañas.

La cena de navidad y no pudo tener mejor regalo, un trio.

Solo sentí un pequeño gemido de Patty, debido a la apretada de culo que debió tener Patty.

orgia

Hicimos un pequeño alto, yo me recosté a la mesa sentando a Patty sobre mi verga, Eduardo que se la cogía por el culo, hizo la pausa y luego de que yo la penetraba por su coño, le volvió a meter su verga por el culo, ya Patty estaba tan húmedo que resbaló hasta el fondo.

Patty nos dijo:

- Me recorre un deseo intenso, que ricoooo, dos hombres entrando en mi interior, mi vagina y mi ano completamente llenos de verga!!!!! Mierda, que ricooo!!!!

Ella no podía parar de gozar y gritar como una perra. Al parecer nosotros tampoco nos quedábamos atrás, no parábamos de embestirla con ganas, Eduardo agarrándola de la cadera y tirándole de su pelo, y yo sobando y chupando sus tetas. Era consciente que ya ella tenía varios chupetones pero no me importaba nada....

De igual manera, Marcos se acerco y puso su flácida verga sobre la cara de Patty. Mi esposa se acerco a su miembro y limpio su verga de restos de semen con la lengua, le agarro sus miembros con las manos y lo chupo hasta que se volvió a poner erecta su verga.

Lo único que se escuchaba por parte de Patty era:

- Ummmmm

esposa

De esta manera, llegamos al excitante momento donde Patty estaba chupando la verga de Marcos como un caramelo, yo la cogía por el coño y Eduardo le estaba reventando el culo como una puta. La cosa ya estaba desatada. Mi esposa estaba como loca, jamás había estado tan excitada. Con el pasar de los minutos solo se escuchaban los escalofriantes gritos por la excitación de Patty, fue excitante ver a mi esposa tener un orgasmo tras otro, hasta lograr que los tres hombres eyaculáramos simultáneamente en sus tres agujeros.

Los tres gozábamos del placer... mientras ella sin duda estaba todavía corriéndose, no paraba de gritar y gemir... Sentía, como las tres vergas le llenaban su interior de leche.

Yo me retire un poco, pero Eduardo todavia seguia inyectandole semen a mi esposa, pero ahora recostados a la mesa, mientras que ella seguía chupando el pene de marcos.

relato

Ya bien sudorosos, nos retiramos los tres y ella se puso de rodillas, saco su lengua y le lamía la puntita con vicio a cada uno de nosotros, un montón de leche todavía escurría! (recuerden acababa de recibir el anal por dos de esas vergas, y a la muy perra no le importo en sabor de los penes).

Luego de que patty dejo sin una gota de leche a las 3 vergas, nos relajamos, nos duchamos y nos fuimos de la casa. En el carro, luego de dejar a Marcos en su casa, platicábamos patty y yo, de que aquella noche sin duda, fue la más placentera y morbosa de nuestra vida.

Y sin lugar a dudas, lo volvimos a repetir….