Este relato es la descripción de como descubrí un vicio recientemente adquirido por mi madre, el de alojar cualquier tipo juguetes sexuales dentro de su culo y dedicarse a sus actividades sin el más mínimo desparpajo y de cómo yo logre que ella me hiciera partícipe de sus ansias por descubrir el sexo anal.
Mi nombre es Kevin, tengo 21 años soy de Manizales Colombia, Soy un estudiante universitario y mis padres como buenos paisas se dedican al comercio de mercancías a gran escala. Mi familia está compuesta por mi padre José de 48 años mi madre milena una mujer bien cuidada, trabajadora y con una gran figura a base de cirugías estéticas en su abdomen, tetas y su culo, trabajos que hacen olvidar que se trata de una señora de 42 años, y mis hermanos menores, mi hermana xiomara de 15 y mi otro hermano José de 18 años.

Todo ocurrió hace un mes aproximadamente, llegaba a la casa luego de la universidad y al entrar encontré en la sala a mi madre con una vecina, Luisa, amiga y muy buena cliente suya, ya que mi madre comercia prendas de vestir, oro y platería, llegue y salude muy cordialmente a las dos y subí a mi habitación en el segundo piso, me desvestí y me puse una pantaloneta y me quede en franela, no me saque las medias y así descalzo me dirige a bajar a la cocina, cuando empiezo a bajar lo primero que veo es a mi madre enseñándole unas diminutas tangas a la vecina que ella observaba muy detalladamente, en eso yo me devuelvo para no interrumpir y seguir observando a ver qué tipo de tangas le gustaban a la vecina.
Ellas charlaban precios entre risas pero en una de esas la vecina tomo una braga de color rojo y la levanto para observar una pequeña abertura en el medio y de una replico:
- estas van a matar a lucho, (su esposo).
Mi madre en un tono como sorprendida le pregunto:
- de verdad le gustan esas, son como muy atrevidas mira que ya no eres una muchachita pues.
Mi mama estaba en lo cierto la vecina debe estar rondando los cuarenta años también pero no está nada mal, mi madre es conservadora en su forma de vestir nunca muestra más de lo que debe aunque le encanta la ropa bien ajustada sobre todo los jeans, yo no perdía detalle de la charla en eso mi vecina suelta una bomba – es que lucho ahora andas más alborotado que nunca ahora se le ha dado por estar haciéndome sexo anal en la noches.
Mi madre: - de verdad! A estas alturas con esas cochinadas pues!
Mi vecina: jajaja pero que pasa pues, no me digas que tu esposo nunca te lo ha hecho o te o ha pedido,
Mi madre: ¡nunca pues como se te ocurre, por ese lado nosotros somos muy tradicionales.
Mi vecina: no mile! tú no sabes lo que te estás perdiendo mujer, es raro y todo al principio pero después te arrepientes de no haberlo hecho antes, a mi me encanta pues, y cuando lucho se le olvida darme por ahí yo misma me lo acomodo mija (risas).
Mi madre: de verdad! no te lo puedo creer mujer, es que yo no me imagino tener algo metido allí dentro pues,
Mi vecina: solo te digo que lo intentes y tu después me dirás, eso sí, si te animas primero debes entrenarte el culo con un acostumbrador y aceites y ese tipo de cosas, así cuando tu esposo te la vaya a meter no tendrás problema, entre tanto me llevo esta tanguita y la blusa roja, de seguro a mi marido le va encantar este regalito.
Allí termino la conversación por lo pronto yo me encerré en el cuarto y me hice una paja en honor a la vecina, a su nueva braga y a su emoción por la actividad anal. Ojo que el pajazo solo fue porque en estos momentos no tengo novia así que fue algo brutal. Luego pensé que efecto tendrían las palabras de la vecina en mi madre y me asegure a mi mismo que ella no se atrevería a tal cosa.
Dos días después fui a ayudarle a mis padres en el local que tienen en un centro comercial, al llegar solo encontré a mi madre, mi papa no estaba, ella se encontraba de espaldas acomodando unas cosas y hablando por celular y decidí no interrumpirla no se percató de mi presencia y detrás de ella la escuche decir:
- no mija te hice caso, anoche estábamos haciéndolo y le pregunte sobre lo que usted me dijo, pero no, él me dijo lo mismo que yo le dije a usted, pues que a estas alturas que vamos a estar inventando nada que el ya no estaba para esos trotes y que no viniera con inventos raros pues! Así que hasta allí llega el intento amiga.
En eso yo hice notar mi presencia y me acerque a saludarla, le dije que venía a ayudarla y ella me dijo que aprovecharía para buscar unas mercancías que le iban a llegar, después que ella se va yo aproveche para usar el computador del local y entrar al mercado libre a ver que me podría interesar, cuál fue mi sorpresa al encontrar en ultima búsqueda, las palabras acostumbrador anal, enseguida correlacione los hechos, mi madre de verdad está interesada en saber cómo es el sexo anal, como a la hora se presentó mi madre con unos paquetes en eso le entro una llamada, me dijo que era del colegio de mi hermano que pasará a recogerlo enseguida porque se encontraba enfermo, me dijo nos vamos enseguida, le ayude a cerrar el local de inmediato, pero lo que me pareció raro fue que no dejo los paquetes en el local, los metió en el asiento de atrás del carro y nos fuimos a recoger a mi hermano.

Al llegar al colegio yo le dije que la esperaba en el carro, ella en su afán no se dio cuenta de mis intenciones así que cuando se alejó como pude esculque los paquetes que estaban bien sellados, pero rasgue uno de ellos lo suficiente como para ver de qué se trataba, en efecto observe una pequeña figura unas bolas chinas, no lo podía creer, la situación se me estaba saliendo de las manos ya me estaba excitando la idea de ver a mi madre con esas cosas en el interior de su ano, me apresure y deje las cosas en su lugar.

Al llegar a la casa lo primero que hice fue sacar mis ahorros de una caja y Salí a comprar unas micro cámaras espías con figuras que no tenían nada que ver con una cámara, compre cuatro, unas con forma de cara feliz, una era una calcomanía de un carro y las otras dos eran como un pequeño botón que se adhería a cualquier superficie.
En la mañana antes de irme a la universidad logre entrar a la habitación de mis padres mientras desayunaban, coloque una en su baño y la otra de frente a la cama matrimonial, en verdad era imperceptible su presencia, no las active de inmediato debido a que encendidas su capacidad de almacenar la grabación es de 7 a 8 horas, así que solo las deje puestas.

Luego de desayunar y dejar a mis hermanos en el cole nos fuimos a abrir el local en el centro comercial, sabía que las micro cámaras en el local serian de más utilidad por lo que las debería dejar encendidas de inmediato, cada una me daría por lo menos 7 horas de grabación continua con sonido y alta calidad, sabía que allí mi madre tendría más espacio pues mi padre sale mucho en la mañana a las trasportadoras a buscar mercancías, con mucho cuidado ubique una en el baño y allí mismo la encendí, la otra la deje encendida de frente al escritorio en la parte de arriba de la rejilla de la entrada recubierta con chicle para que no se viera, me despedí de mis padre y Salí para la universidad.

Ya a eso de las siete de la noche, fui al local antes de que cerraran y saque las dos micro cámaras que allí tenia, después de la cena y en la soledad de mi cuarto, revisaba la cámara del baño del local, ¡que sorpresota! Luego de adelantar un rato el video pues en dos horas no pasaba nada, la cámara capto como mi mama entraba al baño con un paquete en la mano lo desenvolvía y claro allí estaba, eran un acostumbrador anal, de una bolsa saco como unos aceites, más bien lubricantes y lo embadurno totalmente, ella llevaba una falda de jeans más arriba de sus rodillas, se la levanta se quitó la tanga y con dificultad de hecho mucha dificultad intentaba meterse el acostumbrador entre medio de sus nalgas estando de pie en el baño, logre escuchar:
- ahh esta mierda no me entra, no sé cómo a luisa le gusta tanto,
En eso como que hizo mucha más fuerza que la que venía aplicando y por fin se lo metió,
- ayyyy hijueputa me rompí el culo yo sola pues! Esta joda como duele,
Se lo saco nuevamente y le aplico más lubricante, para su sorpresa esta vez si logro meterlo todo de principio a fin y descanso,
- ahora sí que me lo metí todo, ahora vamos a ver si es verdad que me acostumbro pues!.

Se enjuago sus manos y se acomodó la ropa nuevamente, para mi sorpresa se colocó las bragas por encima del acostumbrador y así salió del baño, yo no lo podía creer, no daba crédito a lo que veían mis ojos, adelante el video y como tres horas más tarde ingresa mi madre nuevamente al baño, se baja la braga a las rodillas y se saca de inmediato el juguete del culo, enseguida se siente en el retrete me imagino que a dejar salir todo lo que había removido el extraño objeto en el interior de sus intestinos, ella observa lo sucio que había salido el acostumbrador, tomo papel higiénico y lo limpio luego lo lavo con agua y lo volvió a empacar, se limpió ella, se acomodó su ropa y salió, adelanté el video pero una hora más tarde ya no hubo más nada, lo importante ya estaba captado, metí la memoria de la otra cámara y revise, mi madre en su puesto de escritorio en el local no dejaba de acomodar la parte de atrás de su falda incluso hablando de pie con alguna cliente se atrevió a hacer estiramientos de brazos y piernas, pero todo era me imagino para sentir como el juguete salía o entraba o hacia algún movimiento junto con los ella. Incluso capte como se le sentaba en las piernas a mi padre y con cuidado de la gente le sobaba las nalgas en sus piernas, claro está a mi padre no le hizo gracia y la separo alegando que los clientes podían llegar a verlos.

Asustado grave los videos en el computador portátil y vacié las memorias, esa noche aplique a mi arrechera tres pajazos en honor a la locura tardía de mi madre por los juegos anales.

A la mañana siguiente temprano fui solo con mi madre al local antes de ir a la u, y logre instalar las dos micro cámaras antes de irme, deje pasar algunas horas y como mi padre estaba de viaje en otra ciudad, antes de ir a cerrar el local encendí las cámaras del baño y de la alcoba de mis padres, luego me fui a cerrar el local con mi madre y saque las micro cámaras.
Por la noche nuevamente revise la cámara del baño, vaya sorpresa, como a la hora entra mi madre con otro paquete, esta vez saco unas bolas chinas, seguro del paquete que yo había ojeado, se bajó el jean ajustado a la rodilla al igual que la tanga blanca y tomo las bolas chinas y las embadurno supongo yo con lubricante, poco a poco se las inserto en el culo, estaba de pie y solo flexionaba y abría las piernas para permitir que 4 bolas de mediano tamaño se alojaran dentro de su ano, su cara no reflejaba dolor más bien tenía una sonrisa pícara, cuando termino meneo sus caderas de un lado a otro, tomos sus nalgas una con cada mano y se las abrió lo más que pudo y comenzó a moverlas de un lado para el otro, yo saque mi verga del bóxer y empecé a sobármela suavemente, vi como en el video mi madre acomodaba su ropa y salía del baño con las bolas chinas en el interior de sus intestinos.
Adelante el video, pero mi madre no volvió a salir en él, grabe la parte interesante y luego introduje la otra memoria y todo el tiempo pude ver como mi mama atendía a su clientela sin inmutarse, lo mas de normal, cuando quedaba sola cruzaba las piernas una y otra vez, se agachaba y subía una y otra vez, adelanto más el video observe que llegaba luisa, la vecina y charlaban:
Vecina: entonces mija, nada que se te da aquello que hablamos.
Mama: no mujer, ya yo deje ese tema quieto, la verdad no me interesan esas cosas.
Vecina: pero como así pues, eso es que no ha sabido llegarle a José, inténtalo pues!
Mama: no amiga mejor dejemos así y siga disfrutando usted por mi (risas las dos).
Mi mama no dejaba de sorprenderme, yo entre risas le decía a la pantalla del portátil ¡mentira! Revísale el culo luisa y veras que te dice mentiras, toteado de la risa adelante el video pues siguieron hablando de cosas intrascendentes hasta que la grabación termino.

Me quede pensando ¿mi mama quiere probar el anal? Pero mi papa no quiere, me dije a mi mismo pero ella ha decido probarlo sola, que debo hacer, nunca imagine ni en mis más locas fantasías darle por el culo a mi vieja, tal vez con mis tías mis primas mis amigas pero nunca a mi mama, no me atrevería nunca a proponerle nada de eso, no tengo nada en contra de lo que está haciendo, mejor seguiré disfrutando como hasta ahora de sus shows.
Amaneció era sábado y no había universidad, mi madre se llevó a mis hermanos y yo me quede a dormir un rato más con el propósito de recuperar mis cámaras, entre a la habitación y las saque, metí la memoria de la que estaba en el baño, en el portátil, sabiendo que en ella habría material porque captaría el momento en que mi madre se metería a ducharse, en efecto como a la hora mi madre entra al baño se desnuda y por primera vez la veo totalmente desnuda luciendo su esbelto cuerpo ayudada claro por los cirujanos, pero que más decir que belleza de mujer, que par de tetas, su abdomen plano y sin un bello en su cuquita, mas no pude ver, solo se sentó en el retrete, se paró se limpió y salió de nuevo desnuda, no entendía pensé que entraba a sacarse las bolas chinas del culo, al minuto regreso, con unas cosas en las manos, eras las bolas chinas y wow! Un consolador? Vaya esto sí que es nuevo me dije, los va a usar, pero no, solo los estaba limpiando y luego con una sonrisa de oreja a oreja los metió en una bolsa, se ducho y salió nuevamente.
Adelante el video y no salió nada más, luego metí la otra memoria con la esperanza de ver a mi mama en algo más, y siiiiiiiiiiiiiiiiii, mi madre sale ante la cámara arroja sus cosas en la cama y comienza a bajarse el jean hasta las rodillas, se pone lateral a la cámara poniéndose en cuatro sobre la cama y se baja la tanga, uyyy comenzó a sacarse una a una las bolas chinas, escuche claramente al salir la ultima un gran ruido que hizo su culo a salir la última bola, sonó como cuando se descorcha una botella, ella se rio del hecho y exclamo mientras caía rendida en la cama:
- uuyyy que locura milena, que locura,


en eso veo que se levanta y de su bolso saca una caja, el consolador me imagine, sonríe lo va a usar lo va a usar, siiiiiii saco como que el lubricante y se lo unto al aparato de un tamaño pequeño si se puede decir como unos 12 cm, sin sacarse el pantalón ni las bragas se acostó boca arriba y levanto hasta donde pudo sus piernas separándolas, logre ver que era el culo el que se penetraba, lo metió casi todo de una diciéndose ella misma,
- aahh está frio esta chimba,
- qué más da, ya está todo dentro, y no se siente tan mal.

Vi como su mano se movía a un ritmo parsimonioso era en mete y saca suave, quede en la luna cuando vi que con una mano buscaba su cuca y la otra seguía con el control del consolador, se estaba dando gusto por ambos huecos, no tuve más remedio que sacar mi verga y menearla en su honor, mientras ella se revolcaba sola en la cama jadeando muy quedo y alentándose a sí misma:
- siiii asiii asiii, pero que chimba más rica, me cabe todo en el culo pues,
- no jodas José, tú te lo pierdes huevon, esta chimba si está muy ricaaa aaahhh,
- que delicia milena, mire lo que se estaba perdiendo, usted si es mucha boba!
No pude soportar tanto y me chirríe como hacía mucho no lo hacía, viendo a mi madre al borde de la locura por estar masturbándose por el chocho y por el culito, lo que le escuche decir a mi madre mientras se levantaba de la cama me dejo helado, - una picha debe ser mejor mile, convences a José o no sé cómo vas a hacer, pero lo tenes que probar pues, que chimba tan deli, y fue entonces cuando se metió al baño la vi regresar desnuda, y luego salir con los aparatos ya limpios, salió de la alcoba, adelante la grabación como a las dos horas hasta que ella volvió a entrar, la escuche hablando por celular con mi padre mientras se cambiaba y se ponía una pijama de color blanco bien cortita pude apreciar sin sostén y sin tanga por dentro, en eso se recostó y hablando con mi papa empezó a tocarse a tocarse la cuca, y empezó la charla y el descubrimiento hp! De mi vida,
- pero mi amor, que de malo tiene pues! Probemos!
Silencio.
- Pero como viejos pues, ya no le gusto o que, no sea así,
Silencio. Y ella sin dejar de tocarse la cuca.
- pero no por malo José, solo le digo que probemos, pero si usted de verdad no quiere pues deje así mi amor, no pasa nada pues!
Colgó. Y termino replicando:
- no pasa nada pendejo, que yo me clavo por el culo sola, pero ni cuca va a comer, disque viejos, viejo el, maricon.
Se levantó de la cama saco los paquetes del escaparate y saco nuevamente el consolador y se puso a cuatro patas para metérselo esta vez sin lubricante y sin nada, solo presiono un poco y se le fue todo.
Yo mientras fui por mi segunda paja de la noche, mientras la escuchaba desbocada alentándose.
- Ahhh siii asii date fuerte, date duro con esa chimba rica ahhhh, métetelo todo mile todo hasta el fondo, tócate las entrañas si no eres una vieja, date duro demuéstrale a jose que el viejo es el, ahhhh siiii asiiii, date dedo en la cuca mile date, date más mujer.
No aguante más y fue otro chorro de leche que se estrelló en el piso y en mi suéter, ella seguía en lo suyo,
- Reviéntate el culo mile, (meneaba el consolador en su interior como haciendo círculos)
- Aaaahhh siiii, dame más, dame más lucho, ( lucho?) como así? Que dice esta mujer pensé, pero si, se estaba masturbando por el culo y fantaseaba que era lucho quien la clavaba, eso sí que no, eso si ya era mucho incluso para mí, eso si no lo iba a permitir ni loco.
En el resto de la grabación observe como se iba al baño regresaba acomodaba todo y apagaba la luz, yo guarde la grabación apague todo y me tire en mi cama a pensar, que hago? Esto se le está saliendo de las manos a mi mama e incluso a mí, porque por nada voy a dejar que otro que no sea mi padre le dé por el culo, pero si él no quiere, entonces el indicado soy yo pensé.

No hay nada más que pensar, mi mama está muy buena y quiere y merece ser atendida como ella lo desee, seguía justificando mis ganas de encular a mi propia madre, así que me bañe me aliste y me fui para el local, allá encontré a mi madre y a mis hermanos atendiendo clientes, yo de reojo me hacia el que revisaba que todo estuviera en orden, pero logre encontrar nada ni los paquetes ni nada, así transcurrió el sábado cerramos el local, nos fuimos a casa por la noche llego mi padre todos cenamos juntos, todo normal.

La mañana siguiente era domingo solo abríamos un rato y ya, mi padre dijo que iba más tarde y yo me ofrecí a acompañar a mi mama a abrir el local, mis hermanos se quedaron con papa, al llegar abrimos, todo normal, como a la media hora mi madre se va a un nochero con llave que tiene en el local y saca un paquete, me mira de reojo y yo me hago el que no está prestando atención a sus acciones, se me die que este pendiente y se mete al baño, me iba a dar un infarto del susto tan verraco que tenía, era ahora o nunca pues el baño no tiene seguro, me armo de valor y espero dos minutos me dirijo al baño y de golpe abro la puerta, sorpresa, mi madre de espaldas a mí, con su culo paradito apuntando arriba y abierto por el famoso consolador que estaba hasta el pegue de los pliegues de su ano, su legins negro a las rodillas al igual que su cachetero negro.
Mama: pero que haces! Atrevido sal de aquí.

Yo: lo siento mama, no era mi intención!

Mama: que salgas hijueputa, salga yaaaaa.
No pude oponerme pues me tiro la puerta la encima, para colmo al momento llegaban a preguntar por unas prendas y me tuve que acercar nuevamente al baño a decirle a mi madre que la solicitaban, ella salió casi de inmediato y no le dio tiempo de recoger sus cosas pensé yo, asi que mientras ella atendía yo me dirigí al baño y pues claro allí estaba el cuerpo del delito en el lavamanos, además de una pequeña bolsa que contenía las bolas chinas, sonríe y me asome note como se percató de mi ausencia miro hacia atrás donde logro verme asomado dentro del baño,
Me lleve el consolador a la nariz, ahhh que olor más excitante, primera vez que tenía un aparato de eso en mis manos, nunca pensé que el primero pertenecería a mi madre.

Una vez mi mama se desocupo se dirigió de inmediato al baño:
Mama: pero que le pasa no me respeta o que, que es lo que hace? salga de allí pues.

Yo: pero mama que es lo que pasa solo por esto (mostrándole en una mano el consolador y en otra las bolas chinas).

Yo: más bien dígame usted que hace con estas porquerías pues, es prostituta o qué?
Me lanzo un golpe que logre esquivar, como pude la empuje y la hice tomar distancia de mí.

Yo: venga mami hablemos calmados pues, perdóneme no debí decirle eso (ella llorando)

Mama: porque me hace esto Kevin? Dígame porque?

Yo: ya mama que no pasa nada, yo no le he hecho nada,

Mama: como que no, como es entra al baño de esa forma dígame haber pues,

Yo: a pues mami, lo que pasa es que yo sabía en que la iba encontrar y pues quise verla.

Mama: como así Kevin, como lo supo cómo se enteró o que,

Yo: pues que yo la vi, no sé como pero la vi mama y anoche la escuche decir algo que no me gusto.

Mama: anoche, como así no lo entiendo de qué me está hablando.

Yo: mire mama no nos hagamos que usted anoche se estaba masturbando con estos aparatos.
Se los mostré nuevamente y ella quiso quitármelos pero una vez más la separe y la hice retroceder.
Yo: mami vea, lo que usted hace en verdad no es malo, yo no pienso decir nada!

Mama: a no y entonces que es lo que quiere pues hable rápido (sin dejar de llorar).

Yo: pues como le digo mama yo solo quería ver de cerca como lo hacía,

Mama: usted está loco, está enfermo no ve que yo soy su madre,

Yo: lo se mami, pero mire que usted es una señora casada y muy decente y mire que anoche fantaseaba con que el vecino la tenía enculada.

Se descompuso aún más en su llanto diciéndome que era mentira, yo le asegure que lo tenía todo grabado, que sabía que mi papa no le quería dar por el culo y que ella había dicho que como fuese una verga le tenía que clavar el culo. En eso llegaba mi papa con mis hermanos y ella se metió al baño junto conmigo y cerró la puerta me oculto detrás de ella y asomando la cabeza le dijo a mi papa que ya salía que tenía dolores de estómago. Dentro del baño se me acerco, y me hizo seña con el dedo que guardara silencio, comenzamos a hablar despacito y muy cerca,

Yo: mami tranquila que yo no le voy a ir con el cuento a mi papa,

Mientras le entregaba sus juguetes, del otro lado mi papa pregunto que donde me había metido yo, Ella le contesto que me había mandado a cobrar unas platas.

Mama: mijo mire por lo que más queras olvídese de todo esto sí, dejemos todo así.
Yo: mama no voy a olvidar que usted pensó en entregar su cuerpo a alguien que no era mi papa y si alguien tiene es derecho soy yo.

La tome y la pegue junto a mí, rodeando su cuerpo, ella opuso resistencia pero yo puse mi dedo en su boca, y con la otra mano la rodee por la espalda,

Yo: mami mire, la única forma que yo puedo olvidar todo esto es cumpliendo su fantasía, así me aseguro que no va a engañar a mi padre con alguien más, y peor aun sabiéndolo yo.

Mama: está bien Kevin, me esta chantajeando mijo, me está chantajeando a tu propia madre,

Yo: no sabes las cosas que te he visto hacer mujer, se lo que últimamente te gusta tanto, lo que te vuelve loca. Mirándole a la cara tome las bolas chinas y metí una en mi boca, ella me mira fijamente a los ojos como incrédula,

Yo: esta bolita que saboreo en mi boca ya estuvo varias veces dentro de tu ano, dando vueltas y vueltas mientras tú te dedicas a lo tuyo.

Se quedó como anonadada y yo la tome y le di la vuelta poniéndola de espaldas a mí, ella se dejó yo me agache y suavemente baje su legins y su tanga hasta las rodillas y la hice abrir sus piernas, ella volteo a mirar con cara de tristeza y lágrimas en sus ojos, con una mano separe su nalgas y acerqué mi lengua hasta su ano, lo lamí y relamí, mientras note como ella empujaba sus nalgas contra mi cara.

Yo: te gusta mami?.

Ella aun llorando asentó con su cabeza, lamí las bolas y una a una las fui introduciendo en su culo hasta dejar solo el pequeño tirante que sirve para extraerlas de nuevo. Ella suspiro mirando hacia arriba, yo me levante me saque la verga e hice que ella la tomara con sus mano, se rehusó pero al final la tomo, al oído le dije que era más grande y grueso que el consolador, ella sonrió y yo le hale hacia afuera la última bola china, ella respingo su culo, y me miro haciéndome seña con la cabeza que no, en eso volvió a gritar mi papa,

- mija se quedó dormida en el baño o que, está muy mal pues?.

Ella le respondió

- si mijo estoy mal más bien deje a los niños cuidando un rato y búsqueme en la farmacia unas pastas, que ya no soporto más esto,

saben que no soportaba? Metía y sacaba la bola cina del interior de su ojete y con la otra mano le metía dos dedos en la cuca, mientras ella se tapaba la boca con una mano y con la otra m sobaba la verga, abrió un poco la puerta para verificar la presencia de mi padre, al no verlo se dio vuelta y me hizo sentar en el retrete, se bajó aún más sus legins y su tanga me ensalivo a peso de escupitajos la picha, y se dio vuelta separando sus nalgas todo lo que podía, despacio acomodo mi palo n la entrada de su ano y se dejó caer despacito hasta que quedo del todo enculada, no sé cómo hice para no gritar del placer, mi verga estaba penetrando el ojete de mi propia madre, y era ella la que se meneaba de un lado a otro con una mano en su boca y la otras entre sus tetas por debajo de la blusa, sentía que se la hacía llegar hasta lo más profundo de su interior, no aguante mucho más y me chorrie en su interior con su total consentimiento,

En eso sentimos la presencia de mi papa allá afuera y yo me levante tomando las cosas y poniéndome detrás de la puerta en el momento el abre la puerta y observa a mi madre sentada en el retrete, le entrega las pastas y por cosas del destino se le da por decirle:

– sigue con lo tuyo mija, yo cuido a los pelaos acá afuera,

Yo casi solté una risotada pero me aguante, mi mama cerró la puerta de inmediato y aunque casi se estaba muriendo del susto después también se hecho a reír conmigo, se levantó tomo papel higiénico y se limpió el culo, pude observar que se sacaba no solo mi semen sino también algo de excreta, ella me miro como apenada, y yo le dije:

- Que vieja, no era eso lo que querías, que te reventaran el culo, hasta sacártela,

Mama: solo que en verdad quería que fuera mi esposo y no mi propio hijo.

Yo: acaso no le gusto o que pues,

Mama: claro que me gusto solo que esto que hicimos está muy mal, y espero que no se repita.

De inmediato la tome y la puse de espaldas a mí y la hice inclinarse separa las nalgas con una mano y rápidamente con la otra volví a enterrarle ni mi pica en el culo, comencé a moverme rápidamente hacia adelante y hacia atrás,

Mama: estás loco, me va a hacer gritar.

Yo: júreme que este culo volverá a ser mío.

Mama: nooo, como se le ocurre, ya pare,

Yo: usted no quiere que pare, solo dígame que me va a dejar encularla una vez, más y en otras circunstancias,

Mama: está bien mi amor, siii está bien pero ya, no puedo más, me vas a hacer gritar y tu papa se va a dar cuenta.

Yo: cuenta de que mami, dígalo cuenta de que (moviéndome aún más rápido).

Mama: que me están dando por el culo, que su propio hijo me está dando picha por el culo,

Esas palabras fueron mucho para mí y volví a chorrearme dentro de su oscuro y dilatado orificio anal, cuando lo saque salió todo el aire que había acumulado durante el mete y saca y el sonido de su culo extra abierto se escuchó incluso afuera donde mi hermano menor exclamo:
– uuyyyy mami, entre las risas de mi papa y mi hermana,
ella me miro sonriente mientras con la cabeza me hacía un gesto de no puede ser lo que acabamos de hacer, al oído me dijo toma las llaves que están en el cajón del escritorio, me iré a la casa con todos y cierras con mis llaves, yo salgo, cuando estemos afuera del centro comercial yo te llamo y tu sales, yo asentí con mi cabeza mientras ambos nos arreglábamos, antes de que saliera la tome y le plante un beso en la boca que ella no rechazo, al oído le dije

–gracias mami,

Y ella me respondió,

- gracias a usted a mijo, me dio lo que yo quería o no?

Asentí con mi cabeza mientras ella me planto otro beso en la boca, y luego me dijo

– tranquilo mijo, de ahora en adelante, cuca para el padre y culito para el hijo.

Cuando todos se fueron y mi mama me llamo yo puse salir como si nada en el mundo, con sus juguetes por supuesto, el pelao más feliz del mundo ese soy yo. Pero todo no termina ahí, después les relatare como rompí con su regla y la volví, cuca para el padre, y cuca y culo para el hijo.


Espero les guste y como soy nuevo en la comunidad espero sus puntos, mas adelante les cuento mas sobre mi vida y mi relacion con Mama.