Mi primer amiga de mi mama – GRATIS

Creí que no era necesario aclararlo, pero en vista de algún mensaje privado que recibí: si, lo que escribo me pasó, mis anécdotas son 100% reales. Al contrario de lo que se supone, en los dos relatos que subí, quité detalles en vez de agregar.
Realizado el disclaimer, continúo con el relato. Tengo dos historias con amigas de mi mamá, una gratis y otra pagando. La historia de este relato es la que mantuve con “Carolina”. Para ubicarlos in the palmer, mi vieja tiene por lo menos 25 años más que esta amiga.
Fue hace unos años, cuando el que suscribe, tenía por primera vez un puesto importante. De esos que revolucionan el ambiente familiar y que llenan de halagos y admiración a propios y ajenos. Este es el caso de “Carolina”. Ella siempre me creyó muy inteligente y parece que la calentura le pegaba por ese lado.
Descripción: 165, morocha, ojos verdes, muy tetona, muy culona, 43 años, divorciada, una hija que es una tremenda pelotuda(lo digo porque alguna vez estando en el proceso de verme con la madre, la pendeja le contó que chapamos en un boliche, bueno, ella no sabía nada). Prontamente abuela, pero de esas que tienen trompita de petera.
Retomando, estaba voladísimo con el tema del laburo y hacía 6 meses que no estaba con nadie. Ni siquiera un beso. Venía de una sequía de esas que provocan que el pito se te meta para adentro y lo uses solamente para mear.
Una tarde me la encontré sola en una oficina de la empresa de mi vieja, estaba esperándola además de que ella siempre le daba una mano. Nos pusimos a hablar y en un momento viéndole las tetas entre en escote provocado por dos botones rebeldes de su camisa, decidí jugarme un pasito:
Yo: Te puedo dar un beso?
Ella se queda 4 segundos eternos para mí pensando y me contesta: si.
Primero amenazó tirándome el cachete entendiendo después que tenía que poner la boca. Fue una tranza tranqui de 20 segundos cada uno en su silla.
“estás mimoso?” me dijo.
“hace mucho que te quería besar, me das otro?”
Y ahí si. Nos levantamos y nos pusimos contra la pared. Transando bastante, podía empezar a notar el desempeño que ejecutaba con su boca. Le apoyé la pija contra su concha tapada por un jean, que después de 6 meses despertaba y durísima. Le apretaba las tetas por encima de su corpiño y su camisa.
Frenamos:” pendejo siempre me calentaste, pero paremos porque acá nos pueden ver”.
Nos acomodamos y aprovechamos para arreglar. Eso fue un viernes y la coartada era que iba a ir a la casa de mis viejos y de ahí haciéndonos los boludos yo la llevaba de nuevo a su casa. Pasó todo tal cual lo planeamos con la duda de que no teníamos donde ir. “ya fue, vayamos a un telo” y emprendimos viaje. En el transcurso de la llegada tuvo arrepentimientos que yo no permitía, tuvo arranques de locura poniéndose en tetas y escuchando mi “por favor pará porque vamos a chocar”.
Llegamos al hotel, habitación directo por cochera y hubo un pequeño percance. Cuando llegué a casa volvía de entrenar, por lo tanto tenía que bañarme. Entre besos se lo conté y sentándose en un sillón cuadrado de la habitación me bajó los pantalones y me dijo textual: déjamela probar antes, me muero por chupártela.
Así con la pija sucia se la metió entera en la boca y empezó a hacerme uno de los mejores petes de mi vida. La corrí y le chuponeé un poco la boca para meterme en la ducha. Ella me siguió y se encargo de enjabonarme todo, en especial la pija. Después de la ducha nos secamos, la levanté y la tiré en la cama, acostándome junto a ella. Ella se tiró encima mio y bajó a chuparme la pija de una. Estaba despertándose y con la chupada que me estaba dando se puso toda dura en segundos. Tiene una de las mejores técnicas para chupar pijas que disfrute en mi vida:
-se la mete toda hasta la garganta, provocando que le salgan lagrimas y se ahogue pero no frena nunca.
-tiene mucha saliva, lo cual hace que el pete sea magnifico.
- y tiene una adoración increíble por chupar pijas, esto lo iría confirmando con el tiempo.
Siguió chupándome la pija hasta casi antes de acabar. Durante la ejecución de su hermosa felatio, me dediqué a pajearla por la concha, de costado a mi. Y a romperle un poquito la cola con dos dedos(materia todavía previa, ya que no me la dio) La frené y me dediqué a chuparle la concha como tanta bibliografía me enseñó. Le encantaba y me gritaba que pare que quería coger. Se subió encima mío y empezó una cabalgata hermosa. Le rebotaban las tetas de un lado para el otro, disfrutaba de ponérmelas en la cara mientras se clavaba mi pija lo mas adentro posible. Gemía y gemía bajito porque todavía tiene esa vergüenza de lo que piensan en los cuartos de al lado. Me llenó la pija de su acabada. La ubiqué en 4 en la cama y yo parado abajo. Empecé a darle con todo y a meterle los dos dedos en la cola de nuevo. Me grito que nunca había cogido por la cola. Ahí embadurne todo con saliva (otra cosa no había) y le metí la cabeza con mucho laburo. La mala suerte es que no sé por qué me deje caer sobre ella enterrándosela toda en el culo, arrancando de ella un grito tremendo. No sé por qué me salió eso, pero ahí pude empezar a ver que le gustaba en parte, el temida del dolor. Se la saqué y me dijo” pedime lo que quieras, pero hoy la cola basta”
Y yo le pedí lo que quería. Siempre había pensado en que me den un buen beso negro, que me coman el orto y me pajeen al mismo tiempo. Si pensas que por esto soy un puto del orto, dejá de leer acá y acabá con alguna foto de Pamela David.
“chúpame el orto”
“date vuelta”
Estaba en la cama boca abajo y con las piernas abiertas. Me paso la lengua por toda la raya del orto, me lo mordió, lamió y acarició. Me metió un poco un dedito y rápido lo cambio por la lengua. Me cogió con la lengua como quiso y me dio un placer que a la fecha no volví a repetir. Cuando ya no pude mas de la fajada que me estaba dando en el orto y la paja llena de saliva que me caia hacia la pija; me levanté, salí de la cama, la hice arrodillar y empecé ese camino de la paja que tarda solo 30 segundos en acabar: “déjame acabarte en la boca”
“nonononoooooo nunca lo hice” pero la puta que te parió!! Pelear ahora por esto cuando me comiste el orto 20 minutos!!!!
Hice fuerza en la boca con la punta de la pija, se la metí a la fuerza casi a punto de acabar. Salió un poco de su boca, encastrándola abajo del labio y lo demás estaba adentro. La cogi un poco por su boca, aprovechando esos estertores entre placenteros y dolorosos que tenemos en la pija cuando acabamos. Traté de empujarle toda la leche pero, bancándosela, me hacía señas. Se la saqué y ella salió disparada al baño a escupir. Volvió a los pocos minutos semi arreglada. Tenía una cara de cogida hermosa. Tranzamos un rato mas y nos fuimos. Ni ella ni yo queríamos que tuviese problemas con el novio.
De esto fue hace 3 años, ella siempre coge conmigo y yo siempre cojo con ella. Además de lo que tenga cada uno. Es mi putita personal y quiero cuidarla para siempre. Ella se ocupa de mi pija casi con adoración y seguramente termine contándole mas aventuras que tuve con ella.
A modo de YAPA: una semana después del polvo en el telo, paso por la oficina de mi vieja. Ella estaba casi cerrando a las 19 hs. entré buscando a mi mamá y mucha bola no le dí porque me había roto los huevos con vernos y yo estaba sin tiempo. Como no encontré a mi vieja, casi yéndome empezamos a chapar casi en la ventana que da a la calle. Me desprendí el pantalón y la hice bajar. En cuclillas empezó a chuparme la pija como solamente ella sabe. A los pocos minutos se la saqué y empecé a hacerme una paja en sus labios, la guacha sacaba la puntita de la lengua para lubricarme bien la paja. Le acabé con toda la pija en la boca. De nuevo disfrutando de esos estertores de la acabada. Se levantó y pensé que se iba a ir al baño. Pero me sorprendió tragándose toda la leche. Me encantó su actitud, tanto que empezamos a chapar de nuevo, con su boca enlechada.


Con respeto al relato “mi ex compañera de facultad” hoy sábado íbamos a salir, pero por ANDREW, me canceló. Igualmente mañana al mediodía tal vez tenga “ALGO INTERESANTE” QUE VOY A COMPARTIR.