Los personajes son todos mayores de edad, para que no haya malentendidos.

Muchas gracias por todos los elogios! Muy muy agradecido. Espero que les guste...




Florencia, que ya estaba excitada mientras le metían leche adentro de la cola, no puso muchos reparos.

- Sí.. te dejo Agus…
- Te re gusta chanchita! Pedímelo!
- Sii me gusta… dale hermanita.. chupame la cola!

Las dos se reían.. Agustina movió su cara hacia delante, y así con los cachetes del culo abiertos, le metió la lengua, pasándole por el agujerito de la cola y alrededor, juntando semen tibio con su lengua y tragándoselo de a poquito.

Le pasaba la lengua, se tragaba la lechita que había juntado, y luego se la volvía a lamer, volviéndose locas de placer las dos adolescentes.

Mientras se lo hacía, Florencia no paraba de gemir mientras su hermana mayor le lamía el culo y le limpiaba la leche de su hermano.

Una vez que terminó de tragarse la mayor parte de la acabada de su hermano, le dio una última lamidita en el culo a Flor. Le dio una palmada en un cachete y se repuso.

- Listo hermanita… te dejé la cola limpia!

Florcha sólo suspiraba.

- Ahora que no hay nadie… podemos aprovechar y bañarnos juntas..-Dijo Agustina con cara de pícara a su hermana menor.
- Qué buena idea!... Quiero que sigamos jugando!
- Yo también… dale vamos! Quiero que me hagas algo…
- ¿Qué Agus?-Preguntó Flor.

Agustina le acarició la concha por encima de los labios a su hermana.

- Quiero que me chupes la chocha… ¿te vas a animar?
- …Ay… ¿estás segura?... No sé!-Respondió Florencia.
- Sí tonta!... Dale hermanita… quiero que me la chupes un poquito…-Dijo Agustina, mientras le pasaba el dedo por los labios de la concha a Florcha.

La menor cerró los ojos al sentir ese toqueteo…

- Bueno.. pero decime cómo tengo que hacer!
- Siii.

Agustina se puso de pie, y ayudó a su hermana a levantarse de la cama también, agarrándola del brazo.

Una vez que ambas estaban paradas, en bolas y todas sucias de sexo, caminaron así hasta el baño.

Entraron las dos y dejaron las toallas colgadas. Agustina abrió la ducha, esperaron a que el agua este tibia, y se metieron juntas a la bañera.

- Vamos a apurarnos… no sea cosa que lleguen mamá y Martín, y nosotras bañándonos juntas como si fuéramos nenas!.

Primero lo primero: se pasaron jabón por todo el cuerpo, limpiando cualquier resto de semen que les quedaba… en las tetas y la cola principalmente.

Una vez hecho eso, Agustina, así de pie, abrió un poco sus piernas. Le hizo el gesto a su hermana para que se vaya allá abajo…

Florcha aceptó, y se arrodilló en la bañera, ahora con la cabeza entre las piernas de su hermana.

- Bueno Flor… tenés que pasarme la lengua por el clítoris.. así voy a acabar muy rápido! ¿Podés?
- …Creo.. decime si hago algo mal, ¿ok?
- Si, dale!

Florencia acercó más su cara, y sacó la lengua.. con la punta de su nariz rozaba el pubis depilado de Agustina. Le dio la primera lamida en el clítoris, mientras caía el agua por su cuerpo.

Miró hacia arriba para ver la cara de Agus, y volvió a pasarle la lengua por todo el botoncito.

- Uhmm… eso hermanita.. así…

Agarró más confianza, y ahora le fue pasando cada vez más rápido la lengua por todo el clítoris, mientras su hermana se empezaba a retorcer.

Agustina suspiraba y se acariciaba los pezones, mientras su hermana menor le lamía el clítoris con inocencia.

- Más rápido Flor.. más rápido… que acabo!

Florcha puso sus manos en las piernas de Agus para sostenerse mejor, y le empezó a comer el clítoris al máximo, pasándole la lengua mientras su hermana al fin tenía el orgasmo!

- Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!


Le temblaron las piernas, gemía… mientras el agua seguía cayendo sobre sus jóvenes y calientes cuerpos.

Florencia se quedó quieta, mirando desde abajo a la cara a su hermana, notando como ésta se mordía los labios mientras acababa…

- ¿Qué tal? ¿Lo hice bien?-Preguntó Flor.
- Re bien pendeja!... Pero no terminé..

Agustina tras el primer orgasmo, no estaba satisfecha. Ahora ella también se arrodilló sobre la bañera, y se giró dándole la espalda a su hermana, poniéndose en cuatro.

- Dale!! Comeme la conchita!-Exigió Agustina en voz alta.

Su hermana se puso detrás, ahora viéndole los labios de la concha. Le dio un lengüetazo de abajo a arriba por toda la raja a su hermana mayor!

- Diossss! Así Flor!.. dale pendeja.. chupame la concha!

Florencia ya estaba desatada también, estaban como dos perritas, una lamiéndole la concha a la otra, y eran hermanas.

Florcha metía su lengua entre los rosados labios vaginales de Agus, dándole el mayor placer posible, le estaba encantando chuparle la chochita. Le metía la lengua y los labios de la concha se abrían un poco, eran muy suaves y delicados…

Agustina llevó sus manos a su cola, y se abrió los cachetes para mostrarle el agujerito del culo.

- Quiero en la cola también!.. Pasame la lengua por la cola pendeja!

Florencia ahora le pasó la lengua por el culo, cuando a Agustina le recorrió una descarga eléctrica por todo el cuerpo. La menor se entretuvo jugando, le daba una lamida en el agujerito de la cola, y otra lamida en la concha, lamida en la cola, lamida en la concha, una y una, mientras su hermana se estaba muriendo de placer, ya cerca del segundo orgasmo.

- Siii.. cola y concha hermanita.. asiiii.. mmmmmmm ahhhhhhh...

La menor continuó, ahora ya con la lengua algo cansada, tratando de hacer acabar a Agustina.

La chica mayor llevó sus dedos al clítoris, y se lo masajeó en círculos, viniéndose en su segundo orgasmo, más intenso que el primero, mientras su hermanita le chupaba la cola y la chocha.

- AHHHHHH.. Siiiiiiiiiii…. Mmmmmmmhhhhhhhhhh

Florencia se quedó agarrada de su hermana, besándole la concha, mientras Agustina se convulsionaba y movía… lo hizo hasta que terminó, y se quedó quieta… ya sin fuerzas, mientras su hermanita ahora le daba besitos en los labios de la conchita, casi enamorándose..

- Parece que te gusta mi concha hermanita…!-Dijo Agustina ahora más relajada.
- ¿No te gusta que te dé mimitos en la chuchi?
- Sí!!… me quedaría toda la vida así! Dame mimitos Flor…

Florcha le dio algunos besos más en la conchita a su hermana mayor, bien lento, disfrutando del momento…

Tras terminar, ambas se repusieron y se sentaron en la bañera cara a cara, mientras la ducha les seguía tirando agua… se sonreían. Ambas tenían la cara colorada.

Se acariciaron un poquito las piernas… los muslos, y los pechos… sin decir nada.

En ese instante, Florencia soltó una carcajada.

- ¿Qué? ¿Qué te pasa loca? –Preguntó Agustina.
- Que me sigue saliendo leche de la cola! Me metiste mucha adentro boluda!
- Ahhhh… jajaja.

Florcha se metió un poco el dedo en el culo mientras le salían las últimas gotas de semen de su hermano del agujerito…

- Bueno.. vamos a salir, estamos tardando mucho.

Se secaron juntas, y salieron así desnuditas hasta la pieza, donde se vistieron.

Luego, almorzaron algo liviano, mientras ya avanzaba la tarde, y llegaron a casa mamá y el chico.

::::

Esa tarde no pasó mucho… ya en la noche, Florencia se fue a comer con sus amigas, y mamá volvió a salir, con una vieja amiga, a cenar afuera.

Martín estaba en su habitación, acostado con la notebook en la panza, navegando por Internet…

Agustina se terminó de arreglar para salir también… seguramente iba a ir al boliche con las amigas, o el novio.

Ella terminó de maquillarse, estaban los dos solos en la casa.

La chica, ya vestida, con botas de tacón alto, y bien peinada, fue hasta su habitación a buscar plata para salir… problema. Abrió la billetera y no había nada.

“Dios. No tengo un mísero peso!”

Fue hasta la mesita de luz, abrió el cajón, y buscó en las cosas de su hermana, a ver si podía sacar plata… revisó, pero tampoco.

Fue hasta la cocina, el living, revisó varios cajones y sólo encontró monedas sueltas. Ni siquiera estaba mamá para pedirle…

“No hay plata en esta casa!” Pensó ya muy preocupada Agustina. Se empezó a molestar, pasó por la habitación de su hermano, al pasar lo vió tirado en la cama.

Ingresó a su cuarto, y…:

- Nene… eu!!!
- ..¿Qué?-Contestó el chico mirándola.
- ¿Tenés plata?
- ¿Eh?
- Si tenés plata pendejo! Me quede sin… y mami no está!
- …Eso te pasa por gastarte todo en alcohol!-Le dijo el chico riendo y burlándose.
- Ja, ja.. que gracioso… en serio! Prestame plata.. después te la devuelvo!
- ¿Cuánto?
- .. No sé… $250… $300…
- ¡¡¿¿$300??!!... ¿Por qué no le pedís plata a tu novio? Encima después nunca me los vas a devolver.. te conozco muy bien!!!

Agustina se acercó hasta ponérsele al lado a su hermano.

- No seas forro hermanito!! Ya tendría que estar saliendo.. se me va a hacer tarde!! Dale prestame…-Dijo poniendole cara de trola.
- Chupámela boluda! Me cuesta años ahorrar la plata y vos me pedís $300 de una..!
- Hey! Esa no es manera de hablarle a tu hermana! Pedime perdón!
- ¿Por qué? Dije chupámela.. eso te dolió?
- No, no me dolió, pero tampoco es para que me hables así!
- Bueno.. perdoname Agus..
- Ya.. aparte no te la voy a chupar nunca pendejito! Jajaja.
- …Me la estás parando!.. ¿Cuántas pijas chupaste Agus?
- No seas idiota.!!
- ¿Qué? ¿No puedo preguntar?-Dijo el chico riéndose.
- No! Es cosa mía eso!
- ¿No querés admitir que se la chupaste a muchos chicos?
- Mirá.. no me hagas calentar pendejo! Y no, no se la chupé a muchos chicos! Sólo a los que tuve de novio.. no soy puta!
- Bueno.. no te enojes tonta!.. Era broma.

Martín dejó la notebook a un lado de la cama, y se bajó los pantalones, mostrándole el pito ya parado y erecto a su hermana.

- Agus…
- ¿Qué?!!!
- Me dieron muchas ganas de que me la chupes! Es que hablar de esto…
- No tengo tiempo para jugar ahora.. prestame plata que me tengo que ir!-Dijo la chica, apurada.
- No te voy a prestar plata… te la voy a regalar.. pero…
- ..¿Qué?
- A cambio de que me la chupes!

Agustina se quedó con cara de piedra. Reaccionó unos segundos después…

- …Dale.. no jodas más… dame la plata que se me hace tarde!
- Ya te dije boluda! Te la doy, pero a cambio me chupás la pija...!
- ¿Estás hablando en serio?
- Siiii! Mirá cómo la tengo por vos!… dale.. haceme un pete hermanita…

La chica se quedó mirándole fijamente ese miembro que tanto le gustaba…

- No.. estás loco… no quieras aprovecharte de mí pendejo!
- No me aprovecho! Yo te doy plata, y vos me hacés un pete!.. es un trato justo Agus!
- No.. no.. no… no puedo chupártela!
- Dale Agus… si se la chupás a tu novio… yo también quiero!... Quiero saber como se siente… porfi!
- …Estoy arreglada, vestida, peinada, maquillada y con labial… ¿a vos te parece que yo te puedo hacer un pete así?
- Si estás hermosísima así!
- Pero me voy a ensuciar entera tontito!!
- Mmmm… si te la metés en la boca… no tenés que tocarla!

Agustina miraba su reloj, apurada, viendo como pasaban los minutos. Hoy había que salir, aparte ya se había arreglado…

- Dios. ¿Vas a terminar rápido hermanito?
- Siiii.
- …Apurate entonces.. sentate.

Martín sonrió, logró sobornar a su hermana.. y se la iba a chupar!

El chico se sentó en la cama, en el borde, con los pies apoyados en el suelo. Agustina, sin perder tiempo, se agachó entre las piernas del chico.

- Escuchame… no intentes nada raro… te la voy a chupar, pero no me vayas a ensuciar… si me ensucias, te mato pendejo!!!

El muchacho asintió. Cuando su hermana le hablaba así, era mejor asentir y no decir nada.

Se agarró el tronco de la pija con los dedos, se bajó la piel para mostrarle la cabecita, y la direccionó para que quede a la altura de la boca de su hermana. La chica abrió sus delicados labios, pintados de rojo, y se metió la pija hasta la mitad. Allí cerró su boca, y empezó a chuparla.

Bien despacio y lento para no mancharse ni correrse el labial, Agus empezó a mover la cabeza mientras la pija salía y entraba poco a poco de su boca, la llenó de babita con la lengua…

Martín no podía creer lo que estaba viendo. Una chica con cara de ángel, toda maquillada le estaba chupando la pija! Y encima era su hermana… aún mejor. Aunque le costaría caro, valía la pena.

Agustina trataba de hacerlo acabar rápido… le estaba gustando chupársela a su hermano, pero quería irse ya.

- ¿Salís con tus amigas o con tu novio?-Preguntó Martín.

Agustina recorrió todo el tronco de la pija apretándola con sus labios, se la sacó de la boca y le respondió:

- Con las chicas.. después me veo con mi novio.

Se la volvió a meter despacito en la boca. Siguió chupando lento, subiendo y bajando por la pija dura, con sus labios rojos…

- ¿Hoy van a coger?-Martín.

Agus volvió a bajar con la boca sobre el tronco, y se la sacó de la boquita para hablar, mientras lo miraba a los ojos.

- Que te importa!.. ¿No querés que me coja?

Le dijo eso y se la volvió a meter en la boca, cuidadosamente, saboreando cada centímetro de verga.

El muchacho estaba llegando…

Agustina nuevamente abrió la boca y se sacó el pito, todo babeado… mientras miraba a su hermano..

- Hace mucho que no me cogen hermanito.. hoy tengo ganas.

Enseguida se la metió en la boca, y Martín no aguantaba más. Sentir esa boca tan húmeda y calentita era supremo! Esos labios pintados…y las cosas que ella le decía…

- ¿Te gusta?-Le preguntó Agus, sacándosela de la boca y lamiéndola.
- Siii… ¿a vos te gusta hacer petes hermanita?
- Sí…me gusta mucho!

Apenas dijo eso, con sus labios se comió la pija otra vez hasta la mitad, la piel del pito ya estaba algo rojiza, señal de que el labial se estaba corriendo… Agus le apretó fuerte los labios en el pito mientras se la chupaba, subiendo y bajando despacito, todo lleno de baba…mientras lo miraba a los ojos con cara de putita.

El chico sintió el orgasmo, no le dijo nada a su hermana, iba a acabarle adentro de la boca!!!

Se tensó, y la chica se dio cuenta, pero ya era tarde. Tenía media pija metida en la boca, cuando sintió los primeros chorros de leche caliente y espesa en su garganta, y luego en su lengua…

Tuvo el acto reflejo de sacársela y moverse, pero si lo hacía se iba a ensuciar toda… el semen le caería en la cara, o en el vestido… así que se quedó quietita, con la boca abierta mientras el pito de su hermano derramaba lechita en toda su boca, llenándosela de semen.

Hizo ruido con la boca llena de pija, quejándose, mientras el chico se descargaba… de nada sirvió.. se quedó mansa y sumisa esperando a que su hermanito termine.

El muchacho casi se muere de placer… le había acabado en la boca a su hermana! Y toda adentro… cuando se recompuso del orgasmo, la miró a ella… tenía una cara de furia infernal!!!!!!!!!!

La chica le hizo el gesto de que no se la saque de la boca, porque se iba a manchar… aún con el pito en la boquita, Agus se tragó toda la leche que tenía en la boca, luego bajó con sus labios por todo el tronco de la pija de su hermano, absorbiendo todo el semen y baba… cerró los labios, y se tragó todo.

- Sos un pendejo de mierda!!!!!!!!

Se puso de pie, mientras se acomodaba el vestido.

- Me hubieras avisado que ibas a acabar!! Me acabaste en la boca cochino!! Me tuve que tragar toda tu leche!!!!!!!!!!!

La chica estaba bastante irritada, aunque le había encantado tragarse tanta leche… lo que le molestaba era que su hermano había hecho lo que quiso con ella.

Martín abrió el cajón de la mesita de luz… sacó los billetes de sus ahorros y se los dio a su hermana. Aún tenía bastante dinero guardado, pero llevaba ahorrando bastante tiempo.

La chica los agarró, sintiéndose muy mal.. en ese momento le cayó la culpa.. por haber obtenido ese dinero por chupar una pija… exactamente como lo hacían las putas. Trató de no darle importancia.

- ¿Tengo algo?-Le preguntó la chica a su hermano, para que le mirara si tenía el labial corrido, o si tenía semen en la cara.
- No, estás perfecta hermanita!

Agustina salió de la pieza de su hermano. Pasó rápido por el espejo, vió que no tenía nada y enseguida salió de la casa para reunirse con sus amigas, con semen en el estómago y un poco excitada, tras haberle chupado la pija a su hermano por plata.

Más tarde, cuando se encontró con el novio… se besaron un rato, hasta que fueron al auto del chico. Se puso condón y tuvieron sexo en el asiento trasero. Como siempre, su novio se vino rápido y ella se quedó un poco caliente… se quedó en silencio acostada en el auto, mientras su novio conducía para llevarla a casa.

Agustina, ese mismo día, había cogido con su novio, le había hecho un pete a su hermano, se tragó toda la leche, y su hermana le comió la concha.

Lo peor era que tras la cogida con su novio, no había quedado satisfecha. Llegó a casa y se fue directo a dormir.

::::

Capítulo XVI: Un nuevo placer

Ya en la mañana del día siguiente, Martín que se había ido a dormir temprano la noche anterior, se despertó primero. Abrió la ventana.. vió algunas nubes… parecía que iba a llover.

Ya mamá se había ido a trabajar. Sus hermanas estaban durmiendo.

Realizó algunos deberes del hogar, luego abrió la heladera, sacó algunos alimentos, y dejó preparado el almuerzo.

Ya era el mediodía, afuera empezaron a caer las primeras gotas.

Fue hasta la pieza de sus hermanas para avisarles que ya estaba la comida. Una vez dentro, se dio cuenta que Agustina estaba despierta, tapada solo con una fina sábana, y al parecer Florencia estaba aún dormida.

- Agus… ya está la comida… por si querés comer algo…
- Ok.-Le respondió ella, acostada en la cama.

Martín se acercó hasta ponerse al lado.

- ¿Como estuvo anoche la joda?-Le preguntó.
- …Normal…-Respondió la chica, en voz baja y media dormida.
- ..¿Cogiste?
- ………Sí…
- ¿Cómo fue?
- ¿Para qué querés saber?... Cogimos en su auto… aunque como siempre yo no acabé y me dejó con las ganas…
- Dios.. que pedazo de idiota!..
- Bueno hermanito.. no es para tanto!

Florencia seguía durmiendo en la otra cama.

El chico se calentó con la conversación, tenía una malla puesta, se desató el cordón y sacó la pija afuera, aún algo blanda pero ya casi erecta.

Su hermana mayor estaba acostada ‘de costado’, con la cara en el borde de la cama, y el chico le puso la pija en frente de la carita, a pocos centímetros, ahora sí ya bien paradita.

Agustina abrió más los ojitos, viendo eso ya se despertó bien y se puso alegre.

- ¿Te pusiste perfume o algo? Que rico.-Le dijo a su hermano.

Martín tenía su pene agarrado del tronco, y lo movía ligeramente cerca de la cara de su hermana, que lo miraba con devoción.

- ¿Me la chupas hermanita?-Preguntó en voz baja.
- Conseguite una novia para que te la chupe! Yo soy tu hermana…
- No quiero una novia… quiero que me la chupes vos..!
- Ja…¿Y querés que te chupe la pija gratis?
- ¿Cuánto querés por chupármela?
- …No soy una puta!!!!
- Bueeeno… no te enojes!...Nada más decía!.. ¿No te gusta mi pito?
- …Sí que me gusta!...
- Y bueno.. dale chupamela Agus… aparte también me dijiste que te gusta hacer petes.. o no?
- Sí, me encanta, pero…
- Daleeee!

Agustina suspiró.

- …Bueno pendejo!.. a ver.. estoy muy cómoda así! Metemela en la boca.

Agustina abrió la boquita, así acostadita en el borde de la cama, para que su hermano le meta el pito en la boca para chupársela toda.

El muchacho no perdió tiempo y viendo los labios abiertos de su hermana, se acercó más y le metió la pija adentro de la boca. Agus cerró los labios, apretándole el tronco, y se empezó a mover un poco, despacito, chupándosela.

En ese momento se sentía la chica más puta del planeta… haciéndole un pete a su hermanito menor en su propia cama! Pero le gustaba mucho…

De a ratos, se la sacaba de la boquita y se la volvía a meter, le lamía el tronco y se la llenaba de babita.

Se la estaba comiendo mientras con sus labios succionaba el tronco, bajó por el pito y se la sacó de la boca. La pija estaba con la piel del prepucio tapándole el glande.

- Bajate la piel hermanito.. mostrame la cabecita de tu pito.

El chico obedeció, con un par de dedos se agarró la piel, llena de caliente baba de su hermana, y se la bajó despacito, toda, hasta mostrarle la rojiza e hinchada cabecita de su miembro, todo brillante y húmedo.

- Mmmm… que rico pendejo!

Agus le abrió su delicada boquita de petera a su hermano, y el chico se la volvió a meter.

Ahora el placer era mayor, porque se la estaba chupando con el glande descubierto…

En ese momento, Florencia se despertó. Escuchó algunos ruiditos.. se dio vuelta en la cama, con los ojos todavía entrecerrados, viendo a su hermano de espalda, haciendo algo al borde de la cama de Agustina.

La menor se los quedó mirando.. se destapó, estaba en ropa interior.

- ¿Qué están haciendo?-Preguntó desde su cama.

Agustina se sacó la pija de la boca, mientras se miraban con su hermano, con el pito lleno de baba en el medio.

- Estoy haciendo un pete hermanita.. ¿querés aprender como se hace?-Le dijo Agus.

Florencia se puso de pie enseguida, súper curiosa, y así como estaba en corpiño y tanga, se acercó hasta ponerse al lado de su hermano, viéndole toda la pija babeada en frente de la cara de su hermana, que tenía los labios de la boca húmedos.

- ¿Qué es un pete?-Preguntó Florencia.
- ..Es chupar el pito hermanita!
- ..¿¿¿Le estás chupando el pito??? Desde cuando???
- …Anoche se la chupé por primera vez.. y ahora…
- ¿¿Por qué no me contaste?? Yo también quiero!!!-Dijo Florencia, sintiéndose celosa.
- Bueno!.. Me daba un poco de vergüenza…
- Enseñame a hacer un pete Agus!-Dijo Florcha.
- Ok, pero esperá un minuto, que ahora se la estoy chupando yo!!

Agus se la metió en la boca, lo máximo que pudo, y fue moviéndose de atrás hacia delante, chupando la pija.

Mientras Agustina se la chupaba a su hermano, Florcha miraba atenta.

La chica se la sacó de la boca, y los hilitos de baba le quedaron colgando de los labios.

- No vayas a acabar hermanito…

Se la volvió a meter, chupando y lamiendo con mucha babita el pito de su hermano, bien lento y pausado, dándole mucho placer.

Agustina mientras le hacía un pete a su hermano, ya sentía la bombacha húmeda... le encantaba sentirla así, apenas sentía la tela húmeda, se excitaba mucho más. La ponía cachonda.

Le dio una última chupada con los labios succionando el tronco, y se separó de la pija, dejándola toda enchastrada con baba, súper caliente y palpitante.

- Te toca Flor! Sentate acá…

Florencia obedeció a su hermana, que le dio un lugar, y Florcha se sentó en el borde de la cama. Ahora estaba con el pito de Martín en frente de su cara.

- Bueno pendeja… abrí la boca, y hacé de cuenta que el pito es una paleta de helado!-Le enseñó Agus a su hermana.

Florcha abrió sus labios, Martín se acercó, y trató de metérsela adentro… la cabecita le chocó contra los labios, y enseguida se deslizó para adentro de la boca de Florencia.

- Ok hermanita.. ahora chupala como hice yo!

Florcha empezó con movimientos algo torpes… intentaba subir y bajar con sus labios apretando el tronco de la pija. Tras unos segundos, fue agarrándole el truco, aunque le costaba.

- Eso… ponele mucha babita… así va a ser mejor!-Agustina.

El chico ya se estaba quejando de que se vendría pronto.

Florencia se la chupaba a su hermano, mientras Agustina la miraba. Estaba haciendo su primer pete…

- Me voy a venir…!-Avisó Martín.

Enseguida la chica se la sacó de la boca, mientras le chorreaba un poco de baba por los labios.

- ¿Querés acabar hermanito?-Le preguntó Agustina.
- Sí Agus.. ya no aguanto!-Respondió el muchacho, con la verga durísima y repleta de babita de sus hermanas.
- ¿Dónde tenés ganas de echarnos la lechita hoy?
- …Quiero acabarles en la boca…¿puedo?
- ¿Cómo en la boca?-Preguntó Florcha.
- ..Es que anoche mientras se la chupaba, tu hermanito me acabó adentro de la boca.. y me tuve que tragar toda la leche!
- ¿No te gustó tragártela toda?-Le preguntó el chico, excitadísimo.
- …Sí me gustó, nene… pero me molestó que no me avisaras!

Los dos se rieron.

- Bueno Flor… ¿querés que te acabe en la boca?-Le preguntó Agus.
- Ayyy… no sé… me da asquito.-Dijo Florcha.
- Es normal… pero vas a ver que es rica!
- Pero… le va a salir mucha lechita! ¿Cómo me la voy a tragar toda?-Dijo Florencia.
- Probala hermanita… si te gusta la leche, te la vas a tragar, sino la podés escupir!
- …Bueno…

Martín se empezó a pajear despacito, ya era hora. Sus dedos se deslizaban con extrema facilidad por su pija.

- Abrí la boca Flor!-Dijo el chico.

Florencia abrió la boquita, el muchacho se dio los últimos sacudones, y cuando sintió el orgasmo, se la metió en la boca abierta a su hermana.

Inmediatamente Florcha cerró los labios, tenía media pija metida en la boca, la sentía tan caliente, tan dura, tan hinchada… y comenzó a salir el semen.

Agus miraba todo con extrema atención, con la conchita toda babosa.

El chico explotó, sentir los labios de su hermana apretándole el pito, y la humedad allí dentro…

La leche fue derramándose en la boca de Florcha, que sentía como los primeros chorros de líquido caliente le golpeaba casi en la garganta, los demás los sintió derramarse en su lengua, mientras lamía como podía ese miembro… tenía la boca llena de pija, y ahora repleta de leche caliente y espesa.

Florencia la sintió como casi siempre, no tenía un sabor muy especial, pero le encantaba probarla, como a su hermana. Sentirla tan calentita la mataba.

Martín resopló mientras terminaban de salir las últimas gotas de semen.

- Yyyyyyy…¿Te gusta la leche?-Preguntó Agustina.

Florcha todavía tenía el pito en la boca. Hizo el ruido de ‘sí’, moviéndole la cabeza ligeramente.

- ¿Te la podés tragar?

Martín se movió, y le fue sacando lentamente la pija de la boca, hasta retirársela por completo. Estaba llenísima de una mezcla de babita y leche…

Florencia cerró los labios, se le derramó un poco de semen por la comisura, pero tenía toda la acabada en la boca, saboreándola con la lengua!

Se la empezó a tragar… casi se ahoga, pero siguió tragando, sintiendo como toda esa lechita espesa bajaba hasta su estómago, mientras Martín y Agus la miraban!

Ya se había comido casi todo… aún le quedaba un poco de leche caliente en la boca. La miró a su hermana a la cara.

- ¿Te queda todavía?-Preguntó Agus.
- ..Sí.-Respondió Florcha, tratando de que no se le escape.
- Ok… despacito… tratá de tragarla..

Florencia, finalmente, se tragó lo último que le quedaba, y ya toda la acabada de su hermano se la había comido.

Sentirse tan puta le encantó… lo había escuchado tantas veces de sus amigas… que cuando conversaban de esos temas, sus amigas decían que todavía no lo habían hecho…ella casi ni sabía de qué hablaban.

Se sorprendió sabiendo que ella ahora ya tragaba leche.

- Listo! Me la tragué toda!!!-Dijo Florcha sonriendo orgullosa.
- Viste que te iba a gustar!! ¿Estaba muy rica?-Le preguntó Agustina a su hermana.
- Siiiiii.
- Joooo.. me dieron ganas de tomar leche a mi también!.. ¿Voy a poder hermanito?-Dijo Agustina, con cara de putita.
- …Sii… enseguida se me para de nuevo Agus!
- Bien!!!!! Hacé que se te pare rápido porfaaaa!

El chico recién había acabado, pero que sus hermanas le chupen la pija y se traguen la leche, sumado a las cosas que le pedían, lo mantenían caliente… le duró apenas dos o tres minutos la relajación post orgasmo… enseguida se le fue poniendo un poco dura de nuevo, aunque no del todo.

Las dos lo miraban. El chico se la empezó a tocar, la tenía muy sensible. Pasó sus dedos a lo largo del tronco, manchándose con babita y semen… ya ahora sí empezaba a sentir el gustito de nuevo.

Agustina estaba ansiosa por tragar leche, mientras miraba como su hermanito trataba de ponerse caliente de nuevo, cómo le gustaba esa pija…

El chico se pajeaba rápido, ahora ya la tenía dura de nuevo, pero le faltaba para excitarse más…

- ¿Te falta poco?-Preguntó Agustina.
- No… todavía no.
- ¿Cómo podemos hacer para que te excites mucho?-Agus.
- …¿Me mostrás la concha hermanita? Si te miro la conchita, me voy a calentar rápido!
- Ok pendejito.

Agustina se quitó la sábana de encima, estaba en ropa interior también. Se recostó sobre sus codos, abriendo las piernas de frente a su hermano.

- ¿Querés que me saque la bombacha?
- Siii.

La chica agarró el elástico de la prenda, y se empezó a bajar la bombacha blanca y húmeda por sus piernas. La dejó a un costado de la cama, mientras ella le abría las piernitas a su hermano, mostrándole toda la concha.

Agus llevó su mano ahí, y con un dedo a cada lado de los labios vaginales, se abrió la chochita.

- Mirá como la tengo mojadita pendejo.
- ¿Se te puso así por hacerme un pete?
- Siii.

Ahora Martín estaba viéndole la concha toda húmeda y viscosa… le veía los labios rosados llenos de flujo brillante y pegajoso, mientras su hermana se la abría, y los hilos de flujo se estiraban entre los labios…

Esa imagen fue mucho. Se pajeó muy fuerte, ya notando la excitación, sin dejar de mirarle la concha a Agus. La chica se empezó a tocar la parte de adentro de los labios, embardunándose su dedito con la humedad vaginal. Le encantaba sentirse tan mojada.

Al ver eso, el chico ya notaba que se acercaba el segundo orgasmo.

- Ya viene hermanita…

Agustina se incorporó, y se sentó al borde de la cama, al lado de Flor.

Martín se pajeaba fuerte, sintiendo como le temblaban mínimamente las piernas.

- Abrí la boca Agus.. voy a acabar!
- Dale… quiero que me des la leche pendejo!

Agus abrió la boca y sacó la lengua afuera.

Al escuchar eso, Martín se inclinó y se la metió en la boca a su hermana. Ella cerró su boquita, mientras el semen salía de la pija, con menos potencia, pero en buena cantidad, dentro de la boca de Agustina.

Poco a poco iba saliendo la leche, mientras el chico suspiraba, con la pija metida en la boca de la diosa de Agustina.. que encima le pedía la leche!

La chica disfrutó de la acabada, sintiéndole el gusto a la lechita caliente de su hermanito… que suerte que lo tenía! No se animaba a hacer algo así con su novio… incluso había chupado varias pijas, pero nunca se había tragado la leche. Ahora se tragaba la de su hermano casi todos los días, y le encantaba!

Cuando terminó, Agus se sacó el pito duro y caliente de la boca, y se fue tragando el semen sin problemas. Mientras miraba a sus hermanos, se tragó toda la lechita, con la boca cerrada, comiéndoselo todo.

- Gracias hermanito!-Dijo Agus limpiándose los labios, ya satisfecha por su ración de leche calentita y espesa.

El muchacho ya no daba más… ahora sí estaba completamente relajado. Se quitó la malla por completo, y se fue a duchar… estaba todo sucio de leche y baba…

Agustina se puso la bombacha, y las dos se fueron a almorzar con leche en el estómago.

Llegaron a la cocina, se sentaron en la mesa, e iban a empezar a almorzar, mientras Martín se bañaba.

- Qué hambre que tengo!-Dijo Florencia.
- ¿Si?
- No desayuné nada.. sabés que si no desayuno me agarra mucha hambre!
- ...Jajajajaja.-Agustina soltó una carcajada.
- ¿Qué?!.. ¿Qué pasa tonta?
- Nada… es que pensé en algo…
- Decime!..¿En qué pensaste que te reíste tanto?-Preguntó Flor.
- Nada.. no es nada boluda.
- No!!, ahora me decís Agustina!
- Jajaja… bueno.. es que cuando dijiste eso de que no desayunaste… te equivocas! Desayunamos una leche calentita!
- …Jajajajaja. Sos asquerosa hermanita…aunque tenés razón.
- Jajaja.
- Y la leche estaba recién ordeñada!-Dijo Florcha.

Ahí ambas estallaron a reírse… el chico escuchó las risas desde el baño… preguntó desde ahí qué pasaba, pero ellas le dijeron que nada importante.

- Bueno.. basta… demasiado chanchitas estuvimos hoy.-Dijo Agustina.

Terminaron de almorzar, Florcha se fue de una amiga, y Agustina tenía que hacer unos trámites en el centro. Se vistió bien, remera + jean, y se llevó un paraguas, porque llovía bastante afuera.

El chico se quedó solo en la casa, ahora relajado tras el baño, y contento con lo que había pasado con sus hermanas. Se puso a jugar a la consola un rato…

Fue transcurriendo la tarde. De a ratos llovía, y de a ratos paraba.

Empezó a llover muy fuerte, cuando Agustina regresó a casa del centro. El taxi la dejó en la vereda de casa, apenas bajo del coche, se mojó toda con el agua de lluvia y entró adentro.

Se quitó las zapas todas mojadas, y dejó el paraguas a un costado en el garaje.

Una vez que entró a la cocina, su hermano se la quedó mirando.

- Justo hoy tenía que caer tanta agua!-Dijo la chica.

Se empezó a pasar las manos y dedos por el pelo, acomodándoselo un poco, porque también estaba algo húmedo. Llevó un folio con papeles al living, y se sentó en el sillón, recostándose un poco.

Martín estaba comiendo unas galletitas, estaba aburrido y se acercó hasta ella, se sentó al lado, en el sillón.

- ¿Quéres?-Le preguntó el chico a su hermana, convidándole del paquete.
- Dame una hermanito.

Mientras comían, la chica intentó prender el tele. Pero no encendía. Martín trató de encender la luz, y tampoco.

- Ahh buenooo… que lindo! Ni luz hay… Más aburrida no puedo estar.

Estaba la luz cortada, afuera llovía a cántaros, y estaban los dos sentados aburridos en el sillón del living.

Pasaban los minutos… Martín la miraba.. le vió la tira de la bombacha blanca sobresaliendo abajo del jean…

Se la siguió mirando, mientras pasaban los minutos… aunque no tenía ganas de más sexo ese día, se lo pidió por mero aburrimiento:

- ¿Me mostrás la bombacha Agus?

La chica giró la cabeza, y lo miró. No le dijo nada, estaba tan aburrida que aceptó.

Se desabrochó el jean, y se lo fue bajando, era tan ajustado que costaba sacarlo… finalmente se lo quitó, y lo dejó tirado en el piso.

Ahora la adolescente estaba con una remera, y en bombacha. Se sentó de lado en el sillón, para mostrarle de frente a su hermano.

- No sabés como me calienta verte así boluda…

Martín ya empezaba a sentir el calorcito del cuerpo otra vez… increíble.

Agustina estaba con las dos piernas arriba del sillón, con las piernitas ligeramente abiertas, su hermanito podía verle la bombacha de frente, la zona del pubis y la conchita… se notaba ligeramente la rajita en la tela.

Estuvo mirándosela así algunos minutos, mientras la chica estaba quieta… al muchacho se le volvió a parar la pija.

- ¿No querés verme la chocha?-Preguntó Agustina.
- ..Sí quiero!.. No te lo pedí porque por ahí te molesta…
- No seas tonto… me encanta que me la mires!… pedímelo cuando quieras.

Agus se agarró el costadito de la bombachita, y se la corrió a un lado. Se la dejó corridita a un costado, mientras ahora le mostraba la delicada concha a su hermanito.

El chico se la miraba… Agustina abrió un poquito más las piernas, en esa pose se le veía la conchita más cerradita… los labios rosaditos sobresalían un poco, mientras se le notaba la humedad…

La chica permaneció así quieta, disfrutando que su hermanito le mire la concha… corriéndose la bombacha para mostrársela.

Estaban tan embobados, que escucharon el ruido de la puerta del garaje, y se asustaron.

Se dieron cuenta que mamá había llegado del trabajo.

Agustina se puso de pie como un rayo, se acomodó la bombacha y agarró el jean, subiéndoselo a toda velocidad.

Mamá entró a la cocina, mientras Agustina se estaba abrochando el botón del jean.

Saludaron a mamá y los dos se quedaron mirando sonriendo.. faltó poco para que los descubrieran!

Luego de eso, Agustina se fue a duchar. Había sentido la bombacha mojada todo el día.

Entre la chupada de pija que le dio la noche anterior a su hermano, la cogida que le dio el novio, el pete a la mañana sumado a que se tragó toda la leche, y la mostrada de concha que le dio a su hermanito recién… la bombachita blanca había quedado toda mojada. Se excitó tantas veces que esa pobre bombacha quedó llena de flujo vaginal. La dejó tirada en el rincón y se metió a bañar.

Cuando terminó de bañarse, se vistió, agarró la bombacha sucia y salió, pasó por el cuarto de su hermano. Abrió la puerta, y lo vió tirado en la cama.

- ¿La querés?..La dejé muy mojada!-Dijo Agustina, enseñándole la bombacha blanca, estirándola con sus manos.
- Siiiii!

La chica le tiró la bombacha, Martín la agarró al vuelo. Agus le guiñó el ojo a su hermano, y cerró la puerta.

Inmediatamente el chico se bajó la malla, sacando su pija dura afuera.

Abrió la bombachita y le encantó recordar ‘viejos amores’. Estaba toda mojadita y enchastrada con ese flujo brilloso y pegajoso… mejor imposible. Le sintió el olor a concha tan excitante… mientras se pajeaba. Cuando iba a terminar, se enrolló la bombachita de su hermana en la pija, y acabó, llenándola de leche. Se limpió las gotas de semen en todo el pito y los huevos pasándose la bombacha…

Ya una vez limpito, se subió la malla y llevó esa bombachita toda sucia de leche y flujos, y la tiró directamente al lavarropas.

Continuará…