Después de haber realizado con mi hijo el primer entrenamiento, para solucionar su problema con la eyaculación precoz, tuve que reconocer que no esperaba, que supiera follarme tan bien cómo lo hizo.

Mí idea era no perder el rigor “científico” del entrenamiento, pero mi hijo me mordió las tetas y acarició mí culo con tanta lujuria, que me arrastró en una follada obscena cómo nunca había disfrutado, por eso llevaba tres días sin decidirme a continuar el siguiente “entrenamiento”.

Todas las noches al irme a dormir, tuve que pajearme pensando en la follada que me pegó mí hijo. Lo bien que me clavó la polla, volviéndome loca de placer, cómo me manoseó el culo con descaro y desparpajo, poniéndome muy caliente y excitada, haciéndome correr dos veces con una lujuria desenfrenada.

Al acariciarme el coño y mí clítoris, recuerdo como aprisioné obscenamente su polla, haciendo que la empapara en cada embestida con los flujos que no paraban de babear mí coño, produciendo un chapoteo lujurioso por cómo me clavaba la polla, en un mete saca asesino y lujurioso, follándome el ladrón cómo un perro rabioso.

Meto y saco mis dedos muy rápido, titilando mí hinchado clítoris, atrapando mis dedos con mí coño, igual que hice con su rica polla para que no me la sacara..._ OOOH...¡¡JACK!!Sssí me corrooo oh, cómo necesito que me folles hijo...aaah me corrooo, sí no pares ¡¡JACKKK!!

Ese viernes al llegar a casa estaba Jack viendo la tele, así que me acerqué a él y le di un beso mientras le decía_ creo cielo que debemos seguir con el entrenamiento para tu problema, para asegurarnos que está todo bien_ esto lo dije intentando aparentar el máximo rigor científico que fui capaz.

Pero mí coño me traicionó, empezó a soltar jugos como una fuente, lo peor es que tuve la sensación que Jack lo percibió, lo que me hizo sentirme más excitada y sucia a la vez

_ Bien mamá tú eres la científica, te pones cómoda y te refrescas un poco antes, seguro que después de trabajar todo el día te apetece_ esto me lo dijo Jack con una actitud madura que no esperaba, aunque sus ojos me devoraron las tetas que marcaban en la vaporosa blusa, los oscuros pezones duros de excitación_...Eh si cariño voy a ducharme_ él sin darme tiempo, se acerco a mí, me dio un pico en los labios y rozó uno de mis pezones, cuándo yo ya me levantaba del sofá, donde tan bien me había follado y que moría de deseo por volver a sentir.

Me levante y fui a mí alcoba diciéndome que era mi hijo, aunque hacía tiempo que nadie me follaba, no podía perder de vista el rigor científico. Mis bragas estaban empapadas de mis jugos, como nunca lo estuvieron antes, solo besarme Jack sentí una corriente que recorrió mí espalda, hasta llegar a mí clítoris.

Después de ducharme me puse la minifalda que llevaba el día que habíamos practicado el entrenamiento, y un babydoll de color azul eléctrico.

Me mire en el espejo, mis tetas se me veían a través de la vaporosa tela, me vi muy puta, sucia, pero me dije que quería ayudar a mí pequeño, aunque ésa no era la única razón, aunque me costara reconocerlo. Al llegar al salón Jack me esperaba de pie al lado del sofá. Sus ojos se abrieron cómo platos, comiéndome los pezones, excitándome por cómo me miraba de forma obscena.

Igual que hacía tres días, no llevaba bragas, aunque Jack por cómo me miraba estaba intentando averiguarlo, o eso creí ver en su mirada lasciva. En mi mente solo tenía ayudar a mí pequeño, con su problema de sensibilidad. Mí coño me quitó la razón, pues solo pensar que su polla abría crecido, o la posibilidad de pajearlo, me descubrí presionando mis muslos, rozando mi excitado clítoris.

Noté como dejaba escapar gotas de flujo, mientras me dije,

¡¡PERRA!! Se supone eres una científica._ Nene vamos a tomar la medida nuevamente a ver si sigue el problema de t...tu...crecimiento_._ Creo que esta igual que...desde el día del entrenamiento mamá_ al decir esto Jack se sonrojó hasta las orejas, diciéndome seguidamente con toda seguridad y desparpajo, mirándome con vicio en la mirada _ tú eres la experta y confío en ti, estoy deseando que me enseñes como es el entrenamiento de hoy_

Al escucharlo hablarme así mí coño se humedeció abundantemente, notando cómo mis duros pezones me dolían por la excitación_... que había querido decirme mí hijo con eso de “experta”, ¿Experta en tocarle la polla, mamársela o cómo uróloga?

_. Quítate el pantalón cielo_ mientras le hablaba me puse de rodillas con la cinta métrica en la mano y la mirada clavada en su entrepierna.

Mí minifalda ascendió, dejando entrever obscenamente algunos pelos húmedos de mí abundante y oscura pelambrera, La polla de Jack aparecía medio flácida cabeceando, lo que en parte me alegró y en parte no .Notaba su mirada devorándome los hirsutos pelos de mí excitado coño.

_ Jack así no puedo tomarte la medida cariño_._ mamá me da vergüenza que me estés mirando ya lo sabes, no se me va a levantar_._ coopera un poco cielo, solo quiero ayudarte, es necesario que tomemos la medida, le dije en tono “profesional”.

Con menos rigor científico del que quería reconocer, cogí la polla en mí mano acariciándola toda con parsimonia, recorriéndola centímetro a centímetro, de adelante hacia atrás, en toda su longitud, eso era una paja sí, mis pezones me dolían y notaba la mirada de mí hijo devorándolos.

Jack jadeaba algo, pero no tenía la polla con la erección suficiente para tomar la medida, su voz me hizo mojarme más_ mamá te ves pr...preciosa con ese babydoll, estás sexy realmente_ al oír a mí hijo diciéndome estás cosas, los pezones se me pusieron como piedras clavándose en la seda del babydoll, más oscuros que nunca de color café oscuro.

El mirar a mí nene y ver su mirada lujuriosa en mis pezones, me hizo apretar los muslos y presionar mí clítoris, dándome una descarga por toda la espalda. Su polla estaba más dura cabeceando, pero aun le faltaba más.

Con la otra mano le cogí los huevos de gran tamaño y velludos, acariciándolos cómo si sopesara cuanto esperma debían tener por el tamaño que mostraban y lo duros que los tenía. Mi mano subía y bajaba lentamente a lo largo de la dura y gruesa verga, calibrando la dureza y grosor apretando mis dedos alrededor del tallo, sintiendo como latía. Disfrutando la obscena paja que le estaba haciendo a mí pequeño, Jack no paraba de jadear y animarme a que siguiera, con su cara enrojecida hasta las orejas de excitación, por la lujuriosa caricia que le hacía su viciosa madre_ Aaah mamá..Sí, mmm oooh qué bien me acaricias, no pares por favor, que bueno.

Mi hijo se inclinó hacia delante, metiendo las manos con delicadeza por dentro del babydoll, adueñándose de mis pezones hambrientos de caricias , apresándolos entre sus dedos, haciéndome gemir de verlo tan atrevido y osado, además del placer de la caricia_ Aaah... ¡¡JACK!! Oh mmm Aaah._ mí coño estaba empapando mí pelambrera a cada instante por mí calentura, por cómo me trataba mí hijo, sorprendiéndome a cada instante_ mamá...quítate la falda, así seguro tomaras la medida más exacta ¿Sí?_

Al oírle mí mano apresó más fuerte su polla, que ya presentaba una medida respetable, pero le hice caso, sin soltar la polla me quite la falda. Su voz estaba cargada de lujuria y vicio que transmitía a mí coño, por cómo me lo decía con la cara roja de vergüenza, pero disfrutando que su madre le estuviera haciendo una paja_ De repente me oí a mí misma, sin saber de dónde me había salido la voz_ Sí Jack, mamá va hacer algo para que la medida sea lo más exacta posible, de esa manera sabremos si tu ”anormal crecimiento” a parado, así el entrenamiento será lo más efectivo posible, confía en mí cariño_ Sin dudarlo un instante, acerque a mí boca la gruesa cabeza de su polla, dándole un lametón cargado de deseo mal contenido, saboreando su excitante sabor.

Seguidamente pase la lengua a lo largo de toda la polla, lubricándola con mí caliente saliva, en una caricia que no tenía nada de científica y si mucho de lascivia, saboreando la polla de mí hijo con pausados lametones, cargados de excitación y deseo sexual.

Jack tenia la verga dura como una roca, moviendo sus caderas, jadeando de placer, incitándome para que no parase de lamérsela_ Oooh así no pares...Oooh comete mí polla, mamá obscena...qué bueno, sé que lo estás deseando ¡¡so guarra!!...Métetela toda en tu caliente boca_ las palabras de mí pequeño lejos de ofenderme, me pusieron más caliente, haciendo que mí coño babeara de vicio.

_. Oooh...¡¡JACK!!Que sucio me hablas eres un muchacho vicioso...mmm, tienes la polla muy gruesa, estás aguantando cariño, mamá se siente orgullosa de ti ¿Quieres que tu madre te coma la polla?_._ Si mam..._sin dejarle acabar de hablar engullí de nuevo la gruesa cabeza atrapándola entre la lengua y el paladar, para notar mejor el sabor y su dureza, gimiendo lascivamente de lujuria, por estar cometiendo un incesto tan perverso, comiéndole la polla con ese placer y vicio que sentía. Mi hijo me agarró del pelo para mí sorpresa, presionando mí cabeza para que me tragara cada vez más su enorme polla, embistiéndome con suavidad pero con firmeza a la vez.

Mi cuerpo al verme tratada así por mí descarado y atrevido hijo, en vez de revelarse estaba cada vez más excitado y caliente, babeando flujos mí caliente y excitada vulva, como una obscena cascada.

Estaba mí hijo de nuevo, arrastrándome a la lujuria y la lascivia, follando mi boca con embestidas obscenas, en un mete saca vicioso, como si mí garganta fuera un coño...teniéndome loca porque no parase de hacerlo, gimiendo de placer y alabando mí habilidad, por lo bien que le comía la polla, con un leguaje soez y caliente, que solo hacía excitarme más, si es que era posible.

_ Aaah mamá...que rico follo tu boca sí, no pares de comértela, como me la aprietan tus labios, oooh que boca tienes tómala guarra, que bueno oooh..._._ Oooh ¡¡JACK!!...Mmmpppfff, sí folla mi boca... Aaah no pares, vas hacer que me corra...Aaah mmmpppfff que rica polla tienes cariño...Oooh.

No soportando más mí excitación atenacé mí clítoris, estirándolo perversamente hasta conseguir un orgasmo entre espasmos de placer, hasta mojar mí mano de flujos.

Jack estaba devorando con ojos salidos como platos, como acariciaba mí lubricado y abierto coño,_ Oooh Jack...vamos a tomar ahora la medida..._al levantarme noté que tenía el coño babeando, con mis abultados y obscenos labios latiendo y los muslos empapados.

Nunca me había sentido tan excitada, si no hubiese parado de comerle la polla a mí hijo, me habría corrido de placer de sentir sus perversas embestidas Cogí la cinta y medí_ Día 55.Longitud:19,5 cm. Diámetro: 4,8 cm. Crecimiento desde el último día: 0 cm. de longitud y 0,3 de grosor.

Así que parecía que había parado esta mutación o crecimiento anómalo, quedándole una polla de 19,5 de longitud y 4,8 de grosor, era casi el doble que la de su padre.

A todo esto, aunque ya le había tomado la medición, seguí acariciando la polla de mí hijo, constatando su dureza y grosor, con una cara de deseo obsceno, que a mí pequeño no se le paso por alto, provocando que se envalentonara con su excitada madre_ mamá dijiste que tenemos que hacer un nuevo entrenamiento anal, ¿Lo vamos hacer ahora? mientras hablaba Jack me levantó , acercándose a mí, paso la mano por todo mí coño que le mojó los dedos, al acariciar la pelambrera húmeda de excitación.

Acarició los labios hinchados, obscenamente abiertos hacia fuera, como si le estuvieran invitando. Sin penetrarlos rozó la vulva y me cogió el coño con toda la mano, como si quisiera llevárselo, manoseándolo con un descaro como nunca lo ha hecho nadie. Mis muslos se abrieron solos, para facilitarle el manoseo lascivo, mientras mí mano no paraba de acariciar la polla, sin poder quitar la vista a la gruesa cabeza, que se mostraba amoratada, toda hinchada apuntándome, como si amenazara con follarme.

_Aaah...¡¡JACK!! Vamos...con el entrenamiento, tenemos que estar seguros de que tu sensibilidad está curada correctamente.

_.Oooh mamá tus pezones se ven realmente increíbles, me recuerdan cuándo los mamaba de pequeño_ al oírle, empuje mis caderas para que me manoseara más el coño, dándose cuenta cómo me tenía de caliente.

Me costaba respirar por cómo me tocaba. Jack me cogió de la cintura atrayéndome hacia él, hurgándome con dos dedos el coño, sintiéndome lascivamente manoseada por mí hijo, haciéndome gemir de placer. Le cogí la cabeza guiándolo hacia mis pezones, haciendo que los chupara y mordiera_ Oooh...cariño mama mis pezones así...Aaah cómo cuándo eras pequeño, eso es oh tu lengua.¡¡JACK!! Si que placer me das hijo. Muerde mis pezones...oh como me manoseas el culo sí, tus dedos oooh que sucio me tocas....aaah, sí comete mis tetas aaah..._.

_ oooh mamá tienes el coño muy estrecho y húmedo, aprietas fuerte los dedos...que rico te los meto. Tu coño hace un chapoteo muy guarro al meterte los dedos así...cuantos jugos te salen, te vas a correr en mí mano....oooh que pezones tienes están como piedras....mmm, me encanta morderte los pezones....oooh que dulces son mamá. Me encanta cogerte el culo así oooh que bueno, que duro lo tienes...

_. Oooh ¡¡JACK!! Me voy a correr hijo sí no pares de meterme los dedos....aaah sí no pares que me corro nene....ah que bien me tocas.

Mi pequeño no paraba de manosearme el culo con desparpajo y lujuria, mientras me follaba el coño con dos dedos, recreándose en la caricia frotándolos intensamente en mis labios, sin prisas y con esa cara que ponía él toda roja de vicio y morbo, poniéndome loca de lascivia, con esas caricias sintiéndome bien cogida y yo apretando su cabeza contra mis tetas, no paraba de morderme los oscuros pezones y torturarlos con su lengua.

Me corrí en su mano sin dejar de acariciar su gruesa y dura polla, y sus hinchados huevos, sintiendo como mí Jack metía perversamente un dedo en el culo en el momento que llegaba al orgasmo, haciendo que mí coño pareciera una cascada de jugos_ Oooh mamá como te chapotea el coño...si toma mis dedos...oooh que ruido tan guarro...así, tienes el coño chorreando_._ Oooh no me hables así de sucio...Aaah me corro hijo sí, mojo tus dedos cariño...Oh como me manoseas ¡¡ladrón!! Haces que me corraaa...así toma mis jugos nene...me corrooo sí que bueno.

Nada más correrme Jack me besó introduciéndome la lengua, cogiéndome por las nalgas manoseándolas, con un vicio que me puso loca de lascivia, metiéndome un dedo en el culo con desparpajo, que hizo que el coño me chorreara más, como nunca lo había hecho. Me tenía pegada a su cuerpo, haciéndome notar el grosor y la dureza de su verga, frotándola contra mí coño, separándome los labios abiertos que no paraban de soltar flujos y lubricar la verga a cada envite, abrazándola obscenamente.

_mamá enséñame el entrenamiento que me dijiste, anal creo que era ¿Es así la cuarta forma de hacer el amor y de curar mí sensibilidad?_ tuve que aclararme la voz, para que mi hijo no notara, lo caliente y excitada que me sentía en esos momentos_ er...si cariño vamos hacer el entrenamiento anal, dije intentando aparentar algún criterio “científico”.

Lo más importante es no tener prisa ninguna y una buena lubrificación, así nos aseguramos que no me vas hacer daño, tu padre casi nunca lo hizo el sexo anal, así que debes ir con mucho cuidado nene_ mientras le explicaba esto Jack no había parado de meter y sacar su dedo obsceno de mí excitado ano, ni de frotar su polla contra mí coño, que no podía tener más abierto por como mí hijo sabía acariciarme con ese vicio, haciéndome sentir una madre viciosa y lujuriosa.

Jack me cogió de la mano y me sentó en el sofá, dejándome con los muslos totalmente abiertos, con descaro para un chico de su edad. Puso mis pies en sus hombros con un desparpajo y seguridad, que me puso más caliente, me hizo mojarme más el coño, forzándome a tener mí velludo y húmedo coño y el culo totalmente ofrecidos, para lo que él quisiera, haciéndome sentir obscena y sucia.

Jack atenazó mis pezones estirándolos hacia él, sintiendo como crecían entre sus dedos retorciéndolos, haciendo que mí coño babeara, hasta gemir de dolor y placer_ Aaah que perverso eres...Oooh por favor Jack mmm_ mamá tienes el coño más húmedo eres muy sucia, ahora quiero hacerte algo sucio, que te va a encantar, tienes los pezones duros...Oooh que caliente estás, eres muy caliente ¡¡ guarra!!

Jack acercó su boca a mí ofrecido coño, acariciando con su lengua mis labios hinchados, abiertos por la excitación, azotándolos caprichosamente, como si los picoteara de forma lasciva, abriendo y recorriéndolos de dentro a afuera, hurgando en ellos.

A la vez me hablaba sucio, del sabor de mí coño y lo excitada que yo estaba, poniéndome loca de placer, haciendo que le hablara con lujuria de forma obscena, deseando que me follara como solo él lo había hecho hacía tres días_. Oooh mamá tu coño que sabroso está, mmm no paras de soltar jugos me lo voy a beber todo, qué coño tienes tan rico, te voy a comer la pipa hasta que te corras en mí boca, mama viciosa_._ Aaah...aaah...sí ¡¡JACK!!comete el coño de tu sucia madre mmm oooh si lame mí clítoris, ahí, ahí Jack, sí...lámeme el coño ¡¡ladrón!! Me matas de placer _ mi pequeño supo atrapar entre sus labios mí excitado clítoris, lamiéndolo y chupándomelo como nunca me lo habían hecho.

Su lengua no paraba de torturar mí clítoris, golpeándolo y estirándolo con los labios, mientras los dedos hurgaban mí húmeda y abierta raja, poniéndome salida de placer cogí la cabeza de Jack, encajando su boca en mí coño, empujando mis caderas para sentir más su hábil lengua...mientras mí hijo no paraba de hablarme sucio y morbosamente, poniéndome más caliente.

_ Oooh mamá qué hinchado tienes el clítoris, mmm si, te lo voy a comer todo so guarra así dámelo que me lo coma...mmm que pipa tienes tan rica, no paras de soltar flujos, oooh así toma los dedos de tu nene, qué coño tan velludo y rico tienes, dame tus jugos córrete en mí boca ¡¡QUE COÑO!!_.

_ . AAAH ¡¡JACK!! Así comételo todo amor...Oooh si chupa mí clítoris así ah, ah, ah, que lengua tienes, no pares folla mí coño mmm me corro, me corrooo en tu boca...Oooh toma mis flujos...Aaah que bien me comes, me matas ¡¡JACKKK...!!_

_. ¡¡MAMA!! Córrete sí dámelo todo...mmm oh que rico mueves el coño mmm. Después de haberme corrido, seguí durante unos minutos sintiendo los espasmos de mí coño, por lo bien que mi hijo me lamio, dándome un placer intenso. Cuándo acabo de lamer mí sexo, Jack se puso en pie, como había hecho hacía tres días, paso mis pies encima de sus hombros, teniéndome con el coño en vilo en una postura realmente perversa, pero obscenamente excitante a su placer.

Solamente con su forma de cogerme con aquel descaro y seguridad, hizo que mí coño volviera a soltar flujos, apoyó la gruesa cabeza de la polla en los abiertos labios, que cedieron rápidamente empapando la verga. Mi hijo agarró la polla, y pintó mí húmedo coño de arriba abajo repetidamente, frotándome la cabeza de su verga como si fuera una brocha, hablándome con vicio de forma obscena, azotándome con ella el clítoris, poniéndome ansiosa porque me la metiera, haciendo que le hablara muy guarro de cómo me tenia.

_.Tienes el coño chorreando jugos otra vez...deseando que te la meta...mmm eh mamá putona, que coño tan peludo tienes, te lo voy a pintar así de rico toma...en el clítoris para que te pique más so guarra, toma unos azotes, te voy a meter toda la polla, que buena estás mamá, tienes el chocho todo húmedo, guarra te voy a follar_._ ¡¡FOLLAME JACK!! Follate a la sucia de mamá no me hagas sufrir...oooh dame tu polla..._ antes de metérmela, me la pasó por toda la raja abierta, de arriba a abajo varias veces encajándomela entre los labios, rozando mí clítoris en una perversa tortura, haciendo que la lubricará con mí flujo, poniéndome loca de deseo el muy golfo._ yo sabía cómo toda madre, lo que esperaba mí morboso hijo, no puede aguantar más los deseos y le dije lo que tanto deseaba el muy vicioso_ no me hagas sufrir más...mira cómo tienes de excitada a mamá...¡¡FOLLAME CABRÓN!!._

Aun no había pronunciado la última sílaba que me agarro del culo (con cara mezcla de lascivia lujuria incestuosas), y de una embestida clavo toda la polla, note sus enormes huevos y su pelambrera frotar mis abultados y abiertos labios, haciéndome chillar como si me matara_ ¡¡JACKKK!! AAAH AAAH NO PARES DE FOLLARME OOOH CLÁVAMELA MÁS, EN EL FONDO DE MÍ COÑO...OOOH CARIÑO, COMO ME FOLLAS...oh como me tienes cogida, no pares de metérmela oh cariño, más sí cógeme así fuerte el culo_._ OOOH QUE BIEN TE FOLLO MAMÁ, TOMA TODA MÍ POLLA ¡¡PUTONA!! ¿ASÍ LA QUIERES GUARRA? AAAH QUE GUSTO ME DA FOLLARTE EL CHOCHO...MMM OH COMO ME LA APRIETAS DE FUERTE MAMÁ, QUE BIEN FOLLAS SI TÓMALA TODAAA_.

Al sentir lo soez que me hablaba mí hijo, por cómo yo misma lo provoqué, y lo bien que me estaba clavando la polla, hizo que me corriera como nunca lo había hecho arrastrando conmigo a mí pequeño hombre_ AAAG...AAAG...ASÍ, ASÍ....¡¡JACKKK!! ME LA ESTÁS CLAVANDO TODAAA, FOLLAME MÁS...ME MATAS DE PLACER...OH ME CORRO DE LO BIEN QUE ME FOLLAS...ME CORRO...LLÉNAME...¡¡LADRÓN!! COMO ME ESTÁS FOLLANDO ME CORRO HIJO...SÍ CÓRRETE CON MAMÁ_._ AAAH SÍ ME CORRO CONTIGO...OH COMO FOLLAS...APRIETAMELA ASÍ DE FUERTE, ME CORRO EN TU COÑO ¡¡MAMÁ!! ¡¡ME CORROOO!! ¡¡PUTA!!..MMM TOMA MÍ LECHE...OH QUE BUENO TÓMALA TODA..._ OOOH JACK ME QUEMAS....ASÍ TODA...MMM.

Al poco de haberse corrido en mí interior, Jack extrajo su verga aun algo erecta, toda empapada de mis flujos y su espeso esperma. Un obsceno hilo de blanquinosa leche, gotea desde mí vulva lubricando la piel que rodea el ano. Mi hijo se arrodilla y separa mis nalgas, acariciándome con su lengua la entrada de mí culo, en una caricia sucia y morbosa, notando su lengua hurgar el interior del oscuro agujero.

A la vez un dedo acaricia mí lubricado coño, descubriendo mí excitado clítoris de su capuchón, presionándolo perversamente haciéndome sollozar de placer. No paro de sacudir mí cabeza a un lado y otro, por cómo mí hijo me trata con esa lujuria usándome para su placer, haciéndome sentir obscenas caricias, junto con un placer que nunca soñé con sentir.

Mi hijo me estaba metiendo la lengua en el culo, lejos de rechazarlo lo estaba disfrutando como una madre incestuosa y viciosa_ Mmm oh que hábil eres nene, que placer me das con tu sucia lengua...Aaah no pares de comértelo, sucio y vicioso hijo, que bien acaricias mí coño, Oh sí Jack mete toda tu lengua así, penetra mí culo con ella, me matas de placer, que rico_-_ Oooh mamá jamás pensé que podría hacer realidad mis suelos, he soñado con follarte tu excitante culo muchas noches, dedicándote muchas pajas ¿Lo estoy lamiendo bien, te gusta cómo te acaricio de verdad?_

_. Jamás pensé que fueras un muchacho tan caliente cariño, sí me sabes acariciar muy bien mí vida, mamá te lo va a agradecer cómo te mereces, deja de lamer mí culo, y levántate anda mi cielo.

Sin dudarlo un instante atraje a mí hijo cogiéndolo del culo, atrapé su polla glotonamente con mí boca, introduciéndome todo lo que pude la gruesa barra de carne. Inicié una mamada lujuriosa, subiendo y bajando la cabeza con gula por comerle a mí hijo toda la polla. Mi pequeño se vio sorprendido por mí calentura, quejándose morbosamente, de la manera tan obscena y viciosa que me estaba tragando toda su gruesa polla_ Oooh oooh...¡¡mamá!!Te la estás tragando toda, mmm oooh como me la estás mamando de fuerte viciosa, no pares sí tómala toda...Aaah que boca tienes, que bien te la comes, mueve así la cabeza, Oh que bien me comes la polla, cométela toda, eso es...¡¡PUTA!! Me vas a sacar la leche otra vez...oh que gusto me das..._.

_ Oooh cariño mmmppfff dame toda la leche sí, córrete en mí boca, que mamá necesita tu rica leche dámela ladrón. Te la voy a sacar toda, por lo bien que has sabido tocarme...mmm que polla tan rica tienes nene, no me canso de comértela .Se te está poniendo más gorda, córrete suéltala toda en mí boca...mmm ahora así mmm oh que chorros...mmmpppfff no pares dámela toda hijo., córrete en la boca de tu madre así_._ Oooh como me la comes...sí toma toda la leche, Aaah que gusto me das¡¡mamá!!Me corrooo en tu boca ¡¡putona!! Qué bien me la mamás...mmm me matas oh. Sí tómala toda oh que boca tienes.

Mientras le comí la polla a mí hijo me puse tan excitada, que acabe teniendo un nuevo orgasmo, por como sentía su polla latiendo en mi paladar, y lo bien que me supo excitar, hablándome de una forma soez y vulgar, pero que a mí me ponía “muy perra”.

Nada más tragarme toda la leche, limpie la polla de mí hijo hasta no dejarle una gota de esperma, como si le sacara brillo con mí lengua.

Jack se percato lo “perra” que me ponía lamerle la polla, porque a los diez minutos, hizo que parase y levantándome del sofá, me dio un beso con lengua como nunca jamás me había besado con anterioridad ningún hombre. Lamió mí boca por dentro mezclando los sabores de nuestros sexos, haciendo el beso muy perverso, me encantó lamer de su lengua el sabor agridulce de mí vulva.

Noté su lengua como chupaba la mía, cómo si la pintara sintiendo como me recorría la espalda unos latigazos de placer que me hacían estremecer. Cómo podía mí pequeño besarme con aquella seguridad, estando sonrojado por la lujuria y el deseo incestuoso que sentía por mí. En realidad ese deseo era mutuo, y no sabría decir bien en qué momento deseé a mí hijo.

Gracias a la buena forma física de Jack, sin olvidar el apasionado beso que él me dio y sobre todo, a mí forma de limpiarle cualquier rastro de esperma de su polla, mi hijo estaba ya dispuesto con la verga mirando al techo, a concluir su cura por la excesiva sensibilidad, que habíamos detectado a tiempo afortunadamente, unas semanas atrás.

Mí morbosa intención era llevarme a mí hijo a mí cama, pero para mí sorpresa, parece que él tenía sus propias ideas. Me hizo sentar en el sofá, escenario de nuestra anterior follada y me levantó mí culo, con una facilidad pasmosa, dándome por sorpresa dos nalgadas, que me excitaron más por su atrevimiento, que por la fuerza que había empleado.

Así con todo mí culo expuesto al aire, metió debajo un cojín dejando mí culo a la altura exacta de su enorme polla, todo expuesto, teniéndome cogida con los pies en alto haciéndome sentir “muy guarra” verme así delante de mí hijo, y lo que era peor, excitada porque no dejara de follarme. Realmente no me reconocía desde que Jack, había llegado con su “problema” hacía algo más de dos meses.

Le lubrique la polla con un gel al agua, que había adquirido hacía unos días en un sex-shop, hasta que estuvo totalmente lubricada en su totalidad. Jack me introdujo su dedo medio igualmente lubricado, hasta que en pocos minutos mí culo se tragó todo el dedo, atenazándolo con intensidad mis esfínteres haciendo que el roce fuera morboso y obsceno.

Sin dejar de sorprenderme, mí pequeño localizó rápidamente mí clítoris acariciándolo hábilmente, confirmándome que Jack sabía más de sexo de lo que yo había supuesto. Para excitarme más me estiró los pezones y masajeó las tetas, de una forma que me ponía más caliente, realmente sabía tocarme como nadie lo había hecho antes, su dedo entraba y salía en mí culo disfrutando cada embestida, mirándome con una cara de vicio, que me hacía excitarme más por momentos, aprisionando su dedo con mis esfínteres, para sentir más intenso como me penetraba.

Jack extrajo su dedo por completo y apoyó la cabeza de la polla en mí dilatado ano, cediendo ante la presión del grueso invasor a los pocos segundos, como rindiéndose ante su amenazante aspecto.

_.Aaah ves poco a poco hijo o me vas a matar, es muy gruesa mmm que dura la siento_._ Oooh mamá que estrecho es tu culo, me presiona muy fuerte el cipote, y está muy caliente voy a echar más gel para que entre mejor mmm así mmm ahora entra mejor, oooh toma mí polla so cachonda, como me gusta clavártela en el culo.

T

e la voy a meter toda así...mmm ya te ha entrado más de media polla...Oooh que estrecho es_._ Aaah Jack métela más cariño lo estás haciendo muy bien, si mí vida empuja más fuerte...Oooh sí así folla el culo de tu sucia madre sin miedo, dámela toda cariño, mátame con esa polla...Aaah me tienes loca, ya no sé ni lo que digo, que perra me pones hijo, métemela toda mí amor..._._ Oooh que sucio hablas mamá, tómala toda sí, me la aprietas muy fuerte..._._¡¡JACK!! OH ME LA ESTÁS CLAVANDO TODA, MMM OH ME MATAS DE PLACER HIJO, QUE SUCIO ME LA ESTÁS METIENDO...AAAH, AAAH, OH QUE DENTRO TE SIENTO MÍ VIDA, ME VAS A PARTIR EN DOS...MMM_._ ¡¡MAMÁ!! QUE RICO TE FOLLO TU SUCIO CULO, TÓMALA BIEN DURO PUTONA, DIME QUE TE FOLLE...ASÍ _ .Mi pequeño me asustó por lo excitado que lo veía, clavándome la polla con tanta fuerza, aunque yo fuera la que lo había provocado. Sentía su polla en mí interior follándome viva, cómo nunca me había follado antes nadie. Jack me hizo correrme por el culo, como no me imaginaba que podría hacerlo.

Para empalarme más profundo soltó mis tobillos, y me hizo ponerme en el sofá a cuatro patas como una vulgar perra, subiéndose encima de mí grupa.

Volvió a clavarme toda la polla en mí abierto culo, sin miramiento ninguno después de escupir lujuriosamente en mí ano y embistiéndome como a su puta, haciéndome chillar y gemir, hablarle muy vulgar y soez como si me matara_ AAAH...AAAH...AAAH...¡¡CABRÓN!! Oooh así la noto más dentro mío Aaah como me la estás metiendo ¡¡JACKKK!! ¡¡FOLLAME!! NO PARES DE FOLLARTE MÍ CULO...OOOH SÍ HIJO_

Siguió follándome con un mete saca que me puso excitada cómo nunca lo he estado, notando sus enormes huevos como chocaban fuerte y rápido, obscenamente en mí húmedo coño, produciendo un sonido que nos excitó más a los dos_ Oooh mamá que bien te la clavo así toda dentro de tu vicioso culo...Aaah sí tómala todaaa dentro, Oooh que culo para mí polla...TÓMALA ¡¡PUTONA!! TODAAA ASÍ, ASÍ, ASÍ..._._ ¡¡JACKKK!! AAAH SÍ NOTO TUS HUEVOS AAAH COMO ME LA CLAVAS DE RICO HIJO, ASÍ, ASÍ, ASÍ ¡¡FOLLAME!!_

Estuve a punto de perder la conciencia durante unos breves instantes, al sentir cómo mí hijo me llenó mí culo con unos potentes chorros de esperma que estaba ardiendo, haciendo correrme con él_ SÍ TÓMALA TODA DENTRO FOLLA A MAMÁ....AH QUE RICO....ME CORRO EN TU CULO, SO PUTONA...¡¡FOLLA!!...¡¡FOLLA!!...¡¡FOLLA!! TOMA MÍ LECHE MAMÁ ME CORROOO OH SI TÓMALA YAAA ASÍ..._._ SÍ LLENA MÍ CULO DE LECHE AAAH...ME QUEMAS OH ME CORRO CARIÑO OH QUE BUENO....CUANTA LECHE TIENES AAAH...LLÉNAME SÍ ME CORRO CARIÑOOO....AAAH QUE CALIENTE...

Esta primera vez que mi hijo folló mí culo, siempre se mantiene fresca en la memoria, cuándo la rememoro debo masturbarme, para bajar la excitación que me embriaga.

Después de esta primera vez, Jack se volvió más atrevido y fuimos avanzando en el descubrimiento de nuestra sexualidad juntos de la mano, haciéndome vivir algunas experiencias quizás aun mejor que esta de su extraño crecimiento.