Ardientes secretos de Familia (Mi cuñada - mi amante)


Que tal esta ves les traigo un secreto:.Desde hace meses estoy follando con mi cuñada! ... No lo puedo creer, pero es real, lean:


todo comenzó asi:

Hace cómo cuatro años mi esposa, me presentó a su familia, de la cual todas son mujeres, excepto mi suegro, mis dos cuñadas madres solteras, la mas pequeña vive en estados unidos y esta estudiando, pero de quien les voy a hablar es de mi cuñada, la mayór de las hermanas:

Erika (omito su nombre para evitar cosas), desde hace cuatro años nos tratamos regular, cómo se hace el trato en la familia, en plena convivencia y sin haber mas trato hasta hace dos años....

Hace dos años ella empezó cómo todas las mujeres un proceso de dejar atrás la vida social para enfocarse a sus hijos, de los cuales es madre de mi sobrina, la nena que les platiqué en mi último post.

Resulta, que desde hace dos años, nuestro lazo y trato se ha hecho más estrecho hasta que un día, decidimos dejar atrás las formalidades, y comenzar un juego erótico, que poco a poco se ha convertido en algo más intenso.

Cuando comenzó todo, tuvimos un pequeño pleito verbal que dejó claro de que tamaño, son los temperamentos de ambos, lo que en lugar de hacernos enemigos, se formó un circulo vicioso de coqueteo, indirectas pretenciones, hasta lo que ahora somos.

A las pocas semanas de dicho pleito, fue el cumpleaños de uno de sus hijos, el más pequeño, por lo que cómo buen tio opté por comprar pastel para el niño, lo que ella vió con profundo halago, (debo de confesar que dicho detalle, lo hice 20 por ciento por sentimientos a mi sobrino, 80 por ciento, para llamar la atención de mi cuñada), esa noche terminó la fiesta, y al ser fin de semana optamos por bañarnos, cada quien por su lado para prepararnos para el siguiente día. Cual ha sido mi sorpresa que al bañarse mi cuñada de inicio, le comenté que si era posible dejar mi ropa antes dentro del baño, para vestirme ahi y evitar el frio, cosa que ella acepto.

Ya en otras ocasiones, me había dado cuenta que mi cuñada usaba y era fanática de usar una colección de tangas tipo hilo dental, de varios colores, pero era afectiva al color negro de distintos diseños, cosa que me encantó, ya que es mi debilidad la lencería negra, y más si la mujer que me atraé, me quiere conquistar con unas tangas hilo dental de ese color.

Pues resulta que mi sorpresa incrementó, cuando encima de mi ropa, después de que ella se bañó, dejó puestas unas tangas que ocupaba con broches de corazón de los lados, mismas que les comenté en la anterior ocasión.

Para mi agrado, opte por contemplarlas en mis manos, y sin ningún prejuició, fue tanta mi excitación, que opté por masturbarme con las tangas rodeando mi pija, que de por si ya estaba más que excitada, por que toda la fiesta se la pasó enseñandome el culo, cómo dando inicio a nuestro ritual de mentira y deseo.

Al poco rato olvidé que no había puesto el broche en el baño, y entró mi cuñada viendome masturbarme, y notando excitado mi miembro, de casi diez pulgadas a todo lo que da, cosa que le sonrojó, y sin ninguna timidéz, continuó su camino hacia lo que iba a recoger del baño, salió, despidiendose de mi, sin decir nadamás que mostrando una sonrisa, cómo diciendo que es lo que nos esperaba más adelante.

No pasaron más de un mes de aquella ocasión, que mi esposa, se fué al pueblo natal de su familia por lo que me pidió que la alcanzara, para un evento que teniamos pendiente, sin embargo yo por la agenda de trabajo, y unos asuntos pendientes en la Universidad opté por esperarme un día mas, por lo que me pidió de favór que cuidara de la casa, que no estaría solo, ya que ella - mi cuañada- estaría también sola en la casa por que era más cómodo para ambos irnos de ahi que irnos cada quién por su lado, cosa por la cual acerté con un gusto discreto.

Por la tarde comenzó a llover a unos metros antes de llegar a la casa, y olvidé las llaves de entrada por lo que pedí que me abrieran, tocando la ventana que va a la calle; cual ha sido mi sorpresa que mi cuñada yacia ahi, en una diminuta bermuda, y en una camiseta la cual usaba sin nada abajo, por lo que al abrirme, entre la humedad del ambiente, y la lluvia, hicieron juego clave para notar sus senos redondos, y exquisitos que gozaría minutos más adelante.

Al pasar a la sala, estaba noté que había una película en el DVD de la sala, de esas que me gustan de acción y muchos balazos, en pausa cómo si estuviera esperando a que llegara alguien a verla. Cuando le pregunté para quien era me dijo "la compré para ti, se que te gustan las peliculas de acción y a mi también, que te parece si la vemos", le comenté ok, al poco tiempo de ver la película me comenta "oye no quieres cenar, traje pizza", le comenté que mas al rato, por lo que ella se acercó al sofá dónde estaba semi acostado, diciendome "hace frio, no te vas a quitar la ropa?", acerté con la cabeza y le comenté que iría a la recamara a cambiarme cosa que dice, "aqui! cambiate no tengas verguenza, al final ya somos intimos", sin olvidar que aun seg¡uía humeda su camiseta de manga corta con la que me recibió al inicio.

Mi cuñada cuenta con una figura regular de una mujer de treinta años, sin embargo ultimamente su cuerpo cómo que se ha ensanchado, o será el "amor" con el que la veo, y le noto las nalgas mas amplias, y unas tetas, que son de una mujer que ha pasado por dos embarazos, pero que no ha perdido volumen de ambas ocasiones por lo que tiene unos senos de lujo redondos, del tamaño de mi mano que dan ganas de mamarlos cada vés que la veo.

Al poco rato opté por quitarme la ropa frente a ella, y quedé en boxer, ya que había ido anteriormente con unos amigos a jugar baloncesto, por lo que aun traia el clásico boxer de baloncesto de licra de mi equipo favorito los Lakers; cosa que presumí con mi cuñada.

Cuando me reincorporé al sofá, mi cuñada optó por abrazarme y me dijo "hay Cuñis, cada vés veo que eres menos expresivo conmigo, y me he dado cuenta que mi hermana te absorbe mucho, y no me haces caso a mi; deberias de procurarme más que estoy solita, y en necesidad de tu calorcito!" -cómo hombre y tras una larga lista de casi 58 amantes formales y otro número informal de mujeres con las que he tenido relaciones sexuales, y conozco que cuando una mujer pide ese tipo de atenciones, no es por que sólo quiera que le sirvas su café y sus galletas, sino que busca en tí, algo más que solo abrazarte, por lo que quedé internamente sorprendido, y opté por abrazarla con ternura .

No pasó mucho tiempo cuando comenzé a besarle con ternura la frente de su cabeza que tenía abrazada por lo que lentamente mi miembro comenzó a excitarse olvidandome completamente, de a quién estaba yo abrazando, cosa que mi cuñada ascento con curiosidad, y lentamente volteó la mirada, para ver mi miembro que cada vés se ponía mas erecto, conforme mi corazón palpitaba acelerada mente.

De pronto sentí su mano en mi rodilla, y con una sonrisa coqueta me comenta " ups creo que ya ví lo que se come la envidiosa de mi hermana todas las noches, ahora veo que no exajeraba, cuando comenta que se esconde un semental en ti", cosa que me dio risa, descuidando su siguiente movimiento.

No pasó mucho tiempo cuando mi cuñada, yacia en mis piernas acariciando mi miembro por debajo de mis bermudas moradas, cosa que siguió con un lijero, arañon con sus uñas en la parte larga intermedia de mi verga; al poco rató bajó lentamente su cabeza, ubicando su boca en mi miembro, por lo que comenzó a bajar las bermudas, y chupar la cabeza de mi miembro con ternura, y ligera humedad.

Pasaron casi tres minutos, cuando de pronto ya casi desnudo ella comenzó a bajarse su bermuda y tocarse la concha, con un movimiento sexual, masturbandose y al mismo tiempo que con otra mano frotaba en forma circular y ascendente mi miembro, por lo que vi cómo para esta ocasión ya agachada sobre el sillón, que se había puesto esas tangas de corazón que les comenté al principio, y que han sido testigos de mis faenas de lujuria con ella, y ahora con mi sobrina.

Al poco momento ya casi una loca en celo, se incorpora y me dice al oido "no me importa ser tu amante, me importa que nos cojamos cómo animales, por ti soy capáz de no volver a buscar otro hombre, aunque viva siempre en secreto esta pasión a tu lado y mi hermana sea siempre la primera", acción que siguió por terminar por bajarse las tangas negras, a lo que seguí con desnudarme por completo, teniendo cómo fondo de escena, los sonidos de disparos de las armas de fuego de la pelicula que había comprado para mi.

No pude más, esto iba en serio y habría de conocer a mi contrincante, y compañera de pecado en temperamento y en la cama, por lo que de pronto la empujé contra la pared ubicando su pierna doblada a mi costado y rozando con mis 23 centímetros de miembro su vajina, ya lista para embestirla en ese duelo sexual.

Comenzamos abesarnos con lujuria, aquello era un pleito, el arte de la guerra dice que a los enemigos y a los amigos los conoces en combate, pero a tus amantes tambien las conoces en combate y ese combate se llama sexo, y era lo que haciamos en ese momento, dándonos impresiones de quienes somos, y de que estabamos hechos ambos

Comenzé por volverme loco y la voltié con la cara hacia la pared, por lo que me agaché para meterle la lengua en el culo, ese culo grande y redondo que había estado medio forrado por esas tangas negras que iniciaron este, y que ahora era sólo mio. No tardé mucho tiempo cuando de pronto, le metí mi miembro por el ano, a lo que ella asintió diciendo "ohh dios cuñado no puede ser me habían dicho que esto dolía, pero esto no solo duele, sino que a parte me gusta, por favór no lo saques, sigue así metelo y sacalo que soy tu puta, soy tu hembra, demuestrame lo que tienes guardado, lo que jamás le darás a mi hermana!"

Continué con el sexo anal pero ya ella a veinte puntos, mientras que yo inspirado en esas peliculas pornográficas que me gustan, me sentí tódo un galan de esos cogiendo a esta hembra que insaciable, me estaba llenando de placer cómo nunca.

Posterior mente la voltié boca arriba, ya no había vuelta atrás, los hubieras, y los arrepentimeintos, heran historía, Me estaba follando a mi Cuñada! cosa que hacia sin arrepentimiento, por lo que me exité más y le metí toda mi verga ya para ello humeda y forrada de mi líquido y de gran parte de su líquido vaginal, semicremoso y con aroma a sexo; cosa que me gustó más, mientras que ella gemia y hadeaba cómo toda una hembra, mi hembra, la amante perfecta que había buscado hace tiempo.

Los sentimientos comenzaban a volverse locos ya no había respeto, era una falta de respeto mutua que era lo que nos gustaba, por lo que ella acertaba diciendo "asi! cabron, cojeme, cabron cojeme, que eres único soy tu perrra, soy tu puta! tu amante!, tu todo! dame más baby, mas!, asi amor amame, gozame, destrozame, damelo, pero no te detengas, te juro que si lo haces te matoo!!! asiiii asiiiii!"

Ya no eramos cuñado y cuñada, eramos dos amantes locos y deseosos de acabar con nuestros sexos el uno al otro, ya no había más era todo o nada cuando de repente tras casi una hora y media de penetrarla, sin parar me dice "vente amor, vente en mi papito!", con una vos dsiminutiva, entre niña y mujer que fúe lo que más me prendió, por lo que continuó: "Juntos amor, juntos, vamos a venirnos juntos, no te detengas, no te detengas, asi, asii!!!", coqueteando conmigo con su cabello humedo y suelto que es lo que más me prendió, y le puso la cerezita al pastel sexual que estabamos llevando al cabo; por lo que la tomé fuertemente y en un movimiento le empujé toda mi verga dentro de su concha, ambas húmedas pero calientes, cómo si se tratara agua hirviendo en nuestros cuerpos, y lo que ella grito con un fuerte sonido de placer y lujuria: "Ahhhhhhh así amor asiiii"

Casi cómo dos boxeadores después de doce asaltos, nosotros tras casi hora y cuarenta y cinco minutos de placer y lujuria desenfrenada, nos venimos terminando con una guerra de labios y humedad en nuestros cuerpos asombrándonos de que ambos habíamos tocado, ese fruto prohibido en la familia.

Ya unos minutos nos fuimos a acostar a la cama de sus padres (mis suegros); yaciamos desnudos y cansados, por lo que ella de prontó comento:"Sabes? no me arrepiento, no se si tu lo hagas, pero yo no importa que sea la segunda, seré tuya por siempre, y prefiero a ti, por que lo unico que me evita por ser la primera es mi hermana, que si no fuera por ella, le quitaría su lugar, y lucharía por ti; sin embargo se que te gusto y estoy conforme por el momento de ser la segunda, pero no te sientas tranquilo, que pronto veré que me veas a mi cómo la primera!"

Aquello había sido una declaración de guerra, y el territorio por conquistar era yo, no lo podía creer, estaba en medio de una rivalidad de familia, que sólo hace unos instantes, se había mantenido pasivo entre mi esposa y mi cuñada.

Al otro día después de hacernos toda la noche el amor, ya no el sexo, nos bañamos juntos, e hicimos el amor de nueva cuenta, nos fuimos hacia el evento al pueblo de mi esposa, y toda fa fiesta se la pasó contoneandose, y mandándome insinuaciones que en su momento no inquietaron a mi esposa, sin embargo las hizo a notar, unos días después.

A partir de ese momento mi Cuñada y yo eramos amantes, y hasta la fecha nos hemos visto en su trabajo, o en un hotel, para darnos nuestro tiempo, y seguir éste juego de lujuria, y pasíon, llevándolo a otros límites, sin olvidar que esas tangas negras con broches de corazón lateral, han sido testigos de muchas de nuestras aventuras, a tras del conocimiento de mi esposa.