Hola a todos los poringueros de esta comunidad....

Bueno el relato que les pondré a su consideración es algo que ha venido pasando hace mucho rato y que trato siempre de sacarle el mejor provecho, porque es bien sabido que la mayoria siempre fantaseamos con las Cuñadas o hermanas de nuestras novias. Y solo unos cuantos hacemos parte de ese selecto grupo que ha podido llevar a cabo su fantasía.

Bueno ahora si... Despues de habernos ido a vivir con mi novia, una mujer muy linda por cierto, de un cuerpo normal; algo delgada... unas tetas pequeñas pero muy bien formadas, un culito pequeño pero tentandor en fin. Llevabamos unos cuatro meses viendo juntos y todo era normal... el trabajo, la casa, la vida social y el sexo. De mi cuñada se podria decir que era un asunto que no determinaba para nada... ya que era una chica recien llegada a los 18 años.

Un fin de semana cualquiera fuimos donde mis suegros a visitarlos y nos recibio mi cuñada, estaba vestida con un short muy corto mostrando sus lindas piernas y marcandole muy bien la forma de su chochita, una blusa ombliguera que dejaba ver ese camino de vellos delgados que bajan desde su ombligo hasta donde ya se imaginarán.

Bueno... pasamos, el saludo forman con ellos y mi cuñada.. que por cierto cuando la abracé olio delicioso. Despues de llevar mas de tress horas ahi, me dice mi novia que quiere visitar a unas amigas ahi cerca de la casa y que si la espero a lo que di consentimiento sin problema alguno, ya que podria ver TV sin interrupciones ni nada. Concentrado en la televisión, senti que bajaba mi cuñada desde el segundo piso de la casa, seguia vestida igual, hermosa (cosa que casi no habia reparado) se dió una vuelta y se asomó por la ventana hacia la calle quedando en posición de perrito y expuesto su hermoso culo. Ahi mismo mientras contemplaba ese hermoso culo apuntalado de ese par de hermosas piernas bien torneadas hizo un movimiento y note un gran bulto en medio de sus piernas. Por primera vez podia verla en esa posición y estaba emocionado contemplando esa hermosa vista, la cual duro algo mas de treinta segundos y regreso y me dijo ... Aún no viene Alejandra...!! Entrecortada la voz le respondi - No... creo que tardará algo mas de lo esperado-.

Luego llego mi novia y noss fuimos para mi casa, y en el camino no hacia mas que pensar en lo que habia visto, en imaginarme que tenia ahi... debajo de sus ropas.. "Acaso era el short...? Estaba con su momento de mujer? Total es que me tenia ido el pensar por primera vez como seria esa entrepierna de mi cuñada... y no habiendo mas al llegar a casa no hice si no imaginarmela como seria y como se veria sin ropas.. y en ese ir y venir de pensamientos morbosos pues, termine cogiendo a mi novia como nunca y pensando de vez en cuando en su hermana.

Asi pasaron muchos momentos, muchas pajas... pensamientos locos, fantasias, momentos de buen sexo con mi novia y en fin... todo giraba en torno a la imaginación con mi cuñada. Lo bueno de todo es que en variass ocasiones ya habia podido verla en situaciones similares, donde se agachaba y dejaba verla, cada vez me obsecionaba mas, cada vez me intrigaba mas hasta llegar al punto de querer buscar su ropa interior para poder darme una luz de como seria ese gran chocho.

Pasaron meses de ir y venir donde mis suegros, mi cuñada tambien venia a mi casa... la miraba con mas morbo, empece a ver en internet y buscar acerca de los deseos hacia las cuñadas y vi que era algo comun en estos tiempos, asi que mi obseción era mas grande ahora, que me di los modos y me habia robado una tanga de mi cuñada color rosa con corazoncitos violeta. Estaba sucia, tenia su olor a angel... y residuos de sus jugos y no hice mas que olerla y darme largas pajas. La ocultaba como un tesoro para mi y la usaba para darle rienda suelta a mi imaginacion con los pensamientos mas lascivos, mas morbosos hacia ella.

Un fin de semana cualquiera, estaba en mi casa como cualquier dia normal, mi novia se habia ido a donde sus padres, yo no la acompañe porque queria quedarme viendo en internet asuntos relacionados con las cuñadas y darme unas buenas pajas usando esa tanga que conservaba como una reliquia, cuando tocaron a la puerta. Para mi sorpresa abro la puerta y dios mio.!!! Era ella..! Estaba con el mismo short sexy y una camiseta que habia recortado para que le deje ver su abdomen y su hermoso ombligo.

No dije nada... estaba enmudecido y la escuche decir; - Esta Alejandra?... Como pude y hasta enmudecido le conteste que no.. Ella entro y cerre la puerta, pidio algo de tomar y le dije que en la Nevera buscara algo. Se dirigio a la cocina y me fui detras y nuevamente se agacho a ver que tomada y tenia para mi ese culo hermoso adornando ese chocho hermoso que me obsecionaba.

Estando asi, ella giro de una y me vio ahi atontado, anonadado y me dijo; -Siempre he notado que me observas..- Acaso ves algo que te gusta? No supe que decir, me habia descubierto y yo ahi mudo, rigido de pies a cabeza. -Hey.! te estoy hablando.!!.. replico energicamente.. Le dije - Pues la verdad tienes un bonito cuerpo y si, eres atractiva a la vista.

-He notado que siempre me ves, y me gustaria saber que es lo que mas me ves- me dijo.. Yo con la boca seca de los nervios tartamude.. - Pues la verdad estas muy rica y tienes todo para verte- le dije... ella nuevamente dijo - Pero que es lo que mas te gusta? Con mas firmeza respondi, - Me gusta verte en cuatro, se te ve rico ese culo y ese chocho-.

Camino hacia mi y me dijo, - Que harias si te lo dejo ver?... Uhmmm si pudiera acercarme, me gustaria olerlo le respondi.. se rió a carcajadas y dijo, - Solo eso y sin tocar-.

No dudó un instante y se bajo en short, quedo en pantys y con una mano lo movio hacia un lado y por primera vez se lo pude ver ese chocho hermoso, depilado totalmente; pero lo mas sorprendente era el tamaño de su clitoris que sobresalia sin temor de entre sus labios vaginales color rosa, que hermosos eran. No sabia que hacer ni que decir... estaba petrificado ante semejante hermosura, era mucho mas de lo que me habia imaginado, superaba todas las expectativas sobre mis noches de pajas largas y juegos con su tanga robada. Sin esfuerzo se quito la tanga y abrio las piernas para lo cual el espectaculo mejoró en calidad, color y calentura... yo estaba a reventar, mi verga estaba como un globo de aire a mas no poder, a punto de reventar cuando su calida voz me dijo; - No vas a poder olerla desde alla.-

Se acerco donde yo estaba y me dijo; -Agachate para que puedas hacerlo mejor-.... a lo que sin pensalo hice. Me acerque lentamente suspirando para poder captar todo su olor... ella se agacho en posicion de perrito dejando ver todo, un hermoso chocho rosado, carnoso y su gran clitoris que era quien mas me sorprendia. En mi acercamiento lento, pude ver que un hilo transparente de sus liquidos desprendia de su chocho. Instintivamente no hice mas que recogerlo con mi lengua, y era como el elixir de los dioses griegos, sabia a gloria, lujuria, era exquisito. Ella se dio cuenta y quizo quitarse pero como no la habia tocado regreso a su posicion.

Le dije; -Puedes abrirte un poco con mas manos para poder mejorar la experiencia?

Asi lo hizo, y pude ver como salia mas liquido el que segui recogiendo con mi lengua, y entre movimientos de ella... yo le daba unos soplos leves a su chocho y ella se retorcia, asi pasamos unos 3 minutos y cuando todo parecia acabar sople mas fuerte directamente a su clitoris y ella no aguanto mas... y me lo acerco a la cara. Como pude empece a pasarle la lengua por todos lados, de arriba a abajo, de izquierda a derecha, y mas y mas jugos salian los cuales se confundian con mi saliva.

La levante sobre la mesa de la cocina y la puse de frente... ella no dijo nada y se dejo llevar. La Sente de frente y se recosto sobre la mesa y por fin, ese gran chocho que me trasnochaba lo tenia ahi para mi, era carnudo en sus lados y sus labios eran mas grandes que los de Alejandra, pero ese clitoris enorme que parecia un minipene era el que mas me llamaba la atención. Le pase la lengua con mucha pasión, no deja lugar alguno sin recorrer, ella no daba mas retorciendose de placer, se tocaba las tetas, se halaba los pezones, me agarraba la cabeza, y sin dudar mas de un solo bocado empece a darle grandes mamadas a ese clitoris hermoso de gran tamaño que estaba tan erecto como mi verga, era la primera vez que no hacia una lamida... si no una mamada. Se lo estaba chupando y ella no aguanto mas y exploto en mi boca, pude darme cuenta porque me inundo con sus jugos, que salian como torrentes de miel y leche irresistibles.

Quedo exausta sobre la mesa y yo con mi verga a reventar, se levanto y me dijo; -Si eso es olerla como será lo demás.... pero no será hoy- ... A lo que dije; -Me vas a dejar asi?.

-Mira no he tenido relaciones con nadie, solo tocadas y nada mas... asi que no será hoy.! Se limpio con una toalla de papel absorvente y se acomodo sus ropas. Yo sin saber que hacer ni como detener la bestia que estaba bajo mi pantalon le dije; -Bueno al menos huele delicioso- Ella sonrio y dijo; - Mira, mejor te dejo esta tanga de hoy, para que asi cambies la que me robaste-.... Me rei y a la vez me sentia apenado... no sabia como me habia descubierto.

Al verme asi, se acerco y me dijo; -Mira te voy a dar una mano con eso-... Me saco la verga y empezo a darme una paja infernal... que no duro mucho en hacerme reventar... Salian chorros a mas no poder de mucha leche... Ahhh..!! era genial... todos mis deseos y sueños realizados, pero no me habia dejado penetrarla para darle como a una zorrita...

Despues de la paja que me hizo, limpio todo, se acomodo como pudo y me dio un beso en la mejilla..... y simplemente de dijo al oido; -La verdad... hace rato queria esto, pero para ir mas alla.. aun me da miedo-.

Esta bien... no te preocupes si esto vuelve a pasar no me incomoda que sea asi.. le dije. Terminó de arreglarse y se fué.

Yo no podia dar credito a lo que habia pasado, aun no salia de mi asombro y decidi darme una paja recordando todo lo que habia acabado de suceder.


Luego ire contantoles mas historias que han venido pasando y siguen sucediendo.


Espero sea de su agrado... leer un relato 100% real.