Bueno amigos. Despues de un tiempo les traigo un nuevo relato que espero les guste. Comenten que les parecio. Un saludo.

Enfiestando a la novia de mi amigo (infidelidad)

- Mira este hermoso culazo!- decía Manu mientras nos mostraba fotos de su nueva novia en la pantallita del celular
Gabi y yo mirábamos como atontados cada imagen que pasaba.
- Fijense que tremenda puta las tanguitas que usa! y no saben como chupa la pija! me la deja seca- seguía canchereando nuestro amigo mientras nosotros asentiamos y notabamos nuestras pijas ponerse cada vez mas duras.

La verdad que la nueva novia de Manu estaba tremenda. Se llamaba Romina. Era una morocha con un tremendo culo, grande y parado. Ese tipo de culo que hace desaparecer las tangas. Sus tetitas no eran muy grandes pero del tamaño justo para divertirse un buen rato mordiendolas y chupandole sus duritos pezones.
Una hermosura realmente. Todo esto se potenciaba gracias a una carita de trola viciosa que con una mirada te daba a entender que quería guerra.
En fin, era la obsesión de nuestro amigo Manu durante los últimos meses y no perdía oportunidad para refregarnos en la cara ese rico bombón que se estaba comiendo.
Lo hubiesemos mandado a cagar si no fuese porque cada vez que nos juntabamos a tomar algo, el nos mostraba todo tipo de fotos de Romi.
En algunas estaba vestida con lenceria erotica, tanguitas, portaligas.. En otras directamente estaba posando en bolas con ese tremendo culo abierto pidiendo pija desesperadamente. Una foto que me calento particularmente era una en la cual estaba en cuatro, con el culo en pompa, y mientras se abría las nalgas con una mano, con la otra se metia un dedito en la cola.
Un par de veces nos mostro escenas de sexo explicito en las que se veía a Romi tragandole toda la pija y luego con la carita llena de espesa leche chorreando por sus gorditos cachetes.
Era toda una gordita viciosa y se notaba que le gustaba posar para la camara. Probablemente sabia que Manu la exhibia como un trofeo y eso la calentaba aun mas.

- Que cosa de locos!- agregue, como para decir algo
- Si. La hice re bien. Es como tener una puta pero sin pagar, todas las veces que quiera. JEJEJE!- alardeaba Manu
- Te re envidio loco. Como quisiera comerme ese culo!- dijo Gabi, casi fuera de si
- Lo siento chicos. De aca come solo papito.- contesto Manu con tono de superado mientras guardaba el celular.
- Ya se, ya se. Pero bueno... dejame fanteasear.- se lamento Gabi
- Che. Y cuando sale no tenes miedo que algun ñato te la sople? Porque una mina asi, no sale viva de un boliche.- acote como para molestarlo un poco
- No me preocupa. Ella siempre va al boliche Caix en la costanera con las amigas. Justamente ahi soy amigo de todos los patovas y barmans. Si alguno se pasa de listo con mi chica, se va a ligar unos buenos sopapos.- decía con una sonrisa soberbia

No podía creer lo odioso de este tipo. Encima se creia el gran RRPP. Estaba seguro que con una novia tan puta debía tener unos cuernos mas grandes que un alce. Pero bueno, que siga viviendo sufantasía.

- Bueno Manu. Me voy yendo.- dije levantándome
- Si, yo también.- dijo Gabi
- Dale. Chau Luis. Chau Gabi. No se toquen mucho pensando en mi chica. JEJEJE!- decia Manu mientras salíamos del bar

Ya en la calle Gabi me dice:

- Che. Que tipo odioso este. Te parece como nos refriega a esa trola en la cara?-
- Muy forro. Te digo que me gustaria cogermela solo para joderlo-
- Puff! Te imaginas?! cada vez que nos cuente lo puta que es su novia, me cagaria de risa por dentro.-
- Totalmente. Y sabes que? no es una idea tan loca.- dije, como una idea al paso
- Estas loco hermano! Ya es dificil levantarse a una mina. Mucho mas convencerla de que se prenda a una enfiestada-
- Vos viste la carita de putona que tiene esa Romina? Ademas... quien dijo algo de tener que convencerla?- agregue con una sonrisa macabra
- JAJAJA!.. estas loco Luis. Pero bueno. Sabes que contas conmigo para lo que sea.-

****

- No se como me convenciste de esta locura!- me decía por enésima vez Gabi desde el asiento del acompañante
- El plan es perfecto. Esperamos en el auto hasta que salga del boliche. La seguimos unos metros y cuando este en un lugar con menos gente hacemos nuestra actuación-
- Esa es la parte que no me cierra. Nunca se va a creer que somos policías!-
- Con estos uniformes basta y sobra para que se la crea lo suficiente. Pensa que va a estar asustada y mas preocupada por no tener problemas que otra cosa.-
- que problemas?- me pregunto inseguro Gabi
- Pufff.. algo bastante serio. Tenencia de estupefacientes. Te parece poco?- decía esto mientras sacaba una bolsita de plástico con harina emulando ser cocaína
- JAJAJA.. estas demente!-
- No te preocupes. Antes de que te des cuenta, vas a estar comiendote a esa gordita trola.-

Paso el rato. Mientras mirabamos a todas las pendejas que entraban y salían del boliche.
Con tanta imagen de culitos y escotes adolescentes estábamos los dos totalmente al palo. Tuve que convencer varias veces a Gabi de seguir el plan original y esperar en el auto. El insistia en salir a encarar pendejas.

- Mira! mira!.. ahi!- salto Gabi como loco

Mire hacia donde señalaba mi amigo y ahi estaba la tan esperada Romina en persona. Tan trola como en las fotos. Peinada con su inconfundible flequillo negro azabache.
Vestía una musculosa rosa pegada al cuerpo que le hacía un buen escote y marcaba sus tetitas. Sin embargo, lo que se llevaba todas las miradas, era su minifalda que parecía a punto de explotar por su masivo y parado culo. Unos tacos hacian que se marque todavía mas.
Arranque el auto y comenzamos a seguirlas, estaba con un par de amigas. Se meneaba como una gata con cada paso que daba.

-Mira esa tanguita negra! como se le transparenta a la muy puta!- Gabi estaba como loco
-Ya se la vamos arrancar con los dientes. No te adelantes.-

Cuando vi que ya estaban caminando por un sector mas alejado del quilombo, junte fuerzas y pegando un volantazo hacia donde estaban, le dije a mi amigo:

- 3, 2, 1...ACCIÓN!-

Bajamos rápido del auto y nos acercamos a las tres chicas, que al ver nuestros falsos uniformes se pusieron blancas de miedo. Debo admitir que eso me calento un poco.

- Bueno chicas. Esto es un operativo de búsqueda de drogas. Tenemos que revisarlas- dije con mi mejor todo de oficial de seguridad
- A ver los documentos..- agrego Gabi

Mientras mi amigo agarraba los documentos que le daban, yo fui a mi objetivo:

- Vos. Permitime tu cartera.- le ordene a Romi, la cual, muy obedientemente me entregó su cartera.
Su actitud sumisa me ponia al palo. No podia esperar a que esos carnosos labios de gordita trola me recorran la pija.

Muy sutilmente meti la bolsita con harina y haciéndome el sorprendido la increpe.

- Que es esto?! Cabo Gonzales venga a tomar nota -decia agitando la falsa droga
- Eso no es mio! No se como llego ahi!- gritaba Romina muerta de miedo.
- Tranquila señorita. Nos va a tener que acompañar a la comisaría par aclarar esto.-
- Noooo por favor. Si se entera mi familia me matan. Yo no hice nada.- decia Romi casi al borde del llanto mientras a mi se me ponia la pija cada vez mas dura viendola sufrir.
- Cabo. Subala a la unidad. Ustedes dos vayanse antes que las detenga por estar alcoholizadas en la via pública.-

Las dos amigas, sin saber muy bien que hacer comenzaron a alejarse.
Pude ver como Gabi metía a Romi en el asiento trasero del auto y aprovechaba para manosear ese hermoso culo con total descaro. Creo que la chica estaba tan asustada que ni lo noto.
Nuestras miradas se cruzaron y a los dos se nos dibujo una sonrisa de complicidad.

Mi amigo, ni tonto ni perezoso, se acomodo en el asiento de atrás con nuestra “detenida”. Yo comencé a manejar.

- Por favor. Esto es una equivocación. Tienen que creerme.- seguia proclamando Romi
- Que novedad! Nunca escuche a un culpable admitir sus crímenes.- le conteste en tono burlón

Siguieron los lamentos y suplicaciones por un rato más hasta que se quedo callada. Cada tanto la miraba por el espejo retrovisor y note como su carita fue cambiando de una expresión de panico a una de malicia. Su cabecita de trola estaba trabajando en la dirección correcta. En un momento nuestras miradas se cruzaron y me dedico una sonrisa.

Muy sutilmente fue abriendo sus piernas. La mini era tan corta que inmediatamente quedo al descubierto su diminuta tanguita que apenas le tapaba la conchita. Deslizando su mano lentamente, comenzó a tocarse.

- Te gusta?- me pregunto con la voz más gatuna posible
- Mmmm... tal vez podemos llegar a un acuerdo. Gonzales, ayude a la señorita con eso por favor.-

Inmediatamente Gabi le corrió la tanguita a un costado y comenzó a tocarla. Los dedos juguetones de mi amigo hicieron que Romi comience a gemir como la trola que era. En un momento se saco la remera y comenzo a jugar con sus tetitas, siempre mirandome a mi. Trataba de calentarme, y lo estaba logrando.

Por unos minutos deje de mirarlos hasta que escuche a Gabi decir:

- Veni puta! chupa!-

Mi amigo había liberado su pija que ya estaba en pie de guerra y lista para los labios de Romi. Con una mano la agarro de los pelos y dirigio su cabeza hacia su falda. La gorda puta no lo dudo un segundo y trago entera la verga de mi amigo que estalló en un suspiro de placer.

- sisi.. segui asi. Cometela toda.-
- mmmmhhhh...- contestaba Romi atorada de carne hasta la garganta

De la manera en que estaba inclinada dandole la mamada de su vida a mi amigo, podía apreciar ese hermoso culo en todo su esplendor. La mini ya se había perdido dejando solo la tanguita negra que se perdida entre esos perfectos cachetes.

No aguante mas y busque un terreno vacío en donde estacionar. Ya era hora de darle a la puta de la novia de Manu lo que se merecía.
Cuando finalmente pude estacionar, baje y abri la puerta trasera para entrar en acción. Despues de todo habia sido mi idea y todavia no habia probado nada. El lindo culo de Romi estaba a mi disposición mientras ella seguía chupandosela a mi amigo. Lentamente comence a besar esa cola. Cada tanto mordia su dulce conchita por encima de la tanga, sacandole algunos suspiros. Cuando no aguante mas, le corri la tanga y comence a chuparsela directamente. No me sorprendio que ya estuviese muy mojada, después de todo sabíamos que era una putita viciosa y dos pijas son dos pijas, de policia o no.

Cuando estaba tan duro que no aguante mas, saque me verga y de un solo golpe la enterré entre esos dos labios.

- ayyyy siii... cogeme! - gritaba Romi
- te gusta gordita puta?! tomala toda!- la incitaba yo mientras entraba y salia
-Si! Damela damela!-
-Callate y segui chupandosela a mi compañero trolita -

Era perfecta la imagen de ese culo en cuatro. Cada tanto le pegaba un bife y esto parecía excitarla aún mas. Le gustaba ser sometida.

- Veni! vamos afuera que quiero que me la chupes - le ordene

Mi amigo tambien salio y se acosto en el piso. Sin dudarlo, Romi se sento en la gruesa pija de Gabi y comenzó a montarlo como poseída. No lo dude un segundo y tomandola de los pelos, le clave la pija hasta el fondo de la garganta, mis huevos golpeaban su barbilla. Cada tanto hacia un arcada que me calentaba de sobremanera. Me estaba gustando abusarla.

Estuvimos un largo rato así. Mi amigo agarraba ese hermoso culo y lo subia y bajaba sobre su pija como queria. Yo segui con mi verga en su boquita. Era realmente tan buena como Manu nos habia contado. Su boca era un ventosa, no se despegaba. Pero no queria acabar en ese momento en su boca, entonces le dije:

- Te voy a romper el culito puta. Y te va doler.-
- Llename toda! - logro decir cuando le saque la pija de la boca

Fui atras y comencé a jugar con su cola. De tanto sexo ya estaba bastante lubricada, pero me excitaba meterle los dedos. En ese momento, recorde que tenia una cachiporra como parte del disfraz de policia. No lo dude un instante, tome el largo palo duro y negro y comencé a entrar en su culito. Al sentir algo raro, Romi se dio vuelta y me miró con cara extrañada pero al ver mi intención sonrió y siguió disfrutando. Era muy trola, le estaba metiendo un palo en el orto y no se mosqueaba.

Cada centrimetro que entraba le sacaba un gemido mas largo y profundo. Llegue a meterle hasta la mitad de la cachiporra.

- Sargento Gonzales. Le parece que esto es brutalidad policial? - le pregunte bromeando a mi amigo que seguia disfrutando de Romi
Yo ya estaba muy duro y queria romper ese culito, asi que saque el palo y presente mi inflamada cabeza en el dilatado culito de Romi. La fui penerando lentamente, me gustaba disfrutar cada centimetro. Se notaba que era un culo con kilometros de pija pero aun asi era estrecho y tenia que esforzarme para no acabar instantaneamente.
Cuando la tenia enterrada hasta los huevos, comence a entra y salir. Romi gozaba como la mas puta.

A la gordita trola le encantaba estar llena de verga por sus dos agujeros. Gritaba como una perra en celo con cada embestida.

- Quiero toda su lechita en la cara! - nos ordeno Romi en medio de la faena
- Que le parece Gonzales? Le damos un gusto a la prisionera?-
- Ufff... yo diria que se merece tomar una buena lechita esta trola.- comentó Gabi

Los dos nos paramos frente a nuestra amiga que comenzo a mamarnos las vergas. Su boquita no daba abasto. Jugaba un poco con nuestro glandes, luego recorria el tronco con la lengua para luego tragarselas hasta los huevos. Hilos de saliva se formaban entre sus labios y nuestras pijas.

En un momento la agarre de la nuca y comence a jugar con mi pija en su boca. Se la clavaba hasta el fondo, la apretaba contra sus cachetes desde adentro y hacia sopapita.

- Mmmm … como te gusta chupar pija, no? trola - me excitaba basurearla
- Me encanta. Quiero toda la lechita en mi cara y tetitas! -

Mi amigo tomo la posta y siguio abusando de la dulce carita de Romi por un rato mas hasta que comenzo a sonarle el telefono.

- No vas a contestar putita? capaz es un cliente? - le dijo Gabi

Romi miro el telefono y con una sonrisa picarona contesto.

- Hola Manu! Amor como estas?!-
-Yo ando bien aca... mmmmm

Se corto la frase porque mi amigo le metio la verga hasta los huevos haciendo que se atragante.

- Digo que aca ando! Volviendo a casa del boliche - terminó de decir Romi
-Si... me atrase un poco...-

Mientras hablaba con su novio, Gabi y yo comenzamos a acabarle en la carita. Chorros de leche blanca y espesa caian en su boca, cachetes y menton. Luego chorreaban y caian a sus tetitas.

- Si te amo cielo. Un beso! - seguia diciendo Romi a la vez que se corria la leche que le habia caído en un ojo
- Mira que putita! Como le metes los cuernos a tu novio! - comento Gabi
- Bueno. Una lecherita como yo tiene que satisfacerse. no les parece? - nos decia, mirandonos con una dulce carita angelical enchastrada de leche.

Y asi termino esa excitante noche en que usamos de putita a la novia de nuestro amigo.

***

Al día siguiente, Gabi y yo fuimos a la casa de Manu por un asado que organizaba. La verdad que no habíamos considerado la posibilidad de que Romi nos reconozca. Pero no nos preocupaba tanto, despues de todo había quedado bastante satisfecha y llena de leche.

- Si. No sabes la puta que nos cogimos anoche.- contaba Gabi a Manu
- Pinto una enfiestada muy loca. Nos comimos juntos una gordita tragaleche que estaba de diez. - agregue yo
- Que suerte amigos! Me alegro! Igual saben que yo estoy contento con mi putita personal.- comento Manu y agrego mirando detras nuestro:

- Justo hablaba de vos Romi! Te presento a mis amigos Luis y Gabi.-

Pude notar la carita de sorpresa de Romi al vernos.

- Que les parece si inmortalizamos este momento con una foto? - sugeri
- Dale!- contesto Manu y le paso la cámara a uno de los invitados

Nos pusimos los cuatro para la foto quedando yo al lado de Romi. Mientras sonreíamos para la camara, aproveche para tocar ese culito una vez mas a lo que Romi respondió con una mirada
picarona.

Ahi me quedo claro que ese culito iba a ser mio de vuelta a espaldas de mi amigo Manu. Pero eso queda para otra historia.