Cordial saludo poringueros, me alegra y sorprende tan positivos comentarios de mi post anterior me alegro que les halla gustado.

Hago solo un repaso de quien soy para los usuarios nuevos, Soy colombiano, tengo 29 años y mi madre 52, ella es literalmente mi perra, mi esclava, porque me lo he ganado y trabajado para ello; con ella combino las dos cosas que me enloquecen en la vida, los juegos de Dominación y sumisión, y el incesto. Y en estos relatos estoy tratando de contar las cosas como son (chocante para algunos, excitante para otros), la verdad es una historia que pocos saben, por las consecuencias que pueden acarrearnos en la vida real y espero que no me identifiquen por aquí

Esta vez les voy a contar cómo y porqué fue nuestra primera vez. La verdad, la historia no es la típica de estos relatos en las cuales tienen la fortuna de tener una mamá que desea estar con su hijo, a mi me toco trabajar mucho para poder meterme en el coño de mi madre y me tomó más de 3 años hacerlo. Todo se remonta a cuando yo estaba entrando a la adolescencia y cualquier mujer se vuelve deseable, la verdad siempre hubo algo de complicidad en la casa, somos de tierra caliente todo el año y es muy común estar en prendas pequeñas e ir a la piscina con tangas muy pequeñas para broncearse aunque en esa época no lo hacia (ahora se lo exijo siempre). Por tanto, siempre la veía en prendas muy pequeñas en la casa y la verdad me atraía esas nalgas grandes moviéndose de un lado a otro cada vez que caminaba, sus pezones marcándose por la blusa y su coño también marcado.

Mi mamá tenia 34 años más o menos y estaba separándose de mi padre y estaba realmente alborotada con su nueva soltería, se consiguió un novio y por supuesto follaban muy seguido, ella procuraba no hacerlo en la casa y salían mucho a moteles según lo intuía yo, pero en ocasiones cuando se quedaban a ver películas en la casa yo me hacia el dormido, me llevaban a la mi habitación y volvían a la sala, ellos aprovechaban para manosearse y hacerlo muy calladamente; yo adoraba eso, siempre me quedaba quieto durante casi 15 o 20 minutos que me parecían una eternidad y me iba casi arrastrado para ver la escena (comenzaba a sentir la excitación por eso), la verdad tenia amigos en el colegio que me explicaban que estaba pasando, pero verlo en la realidad era lo máximo.

A mi mamá su novio siempre le hacia lo mismo, para resumir, la besaba y comenzaba a manosear su delicioso culo blanco (en esa época ella lo tenia mas pequeño que ahora, tenia un poco menos de celulitis pero de todos modos era grande y apetitoso), comenzaba a meterle dos dedos en su coño mientras le chupaba sus tetas, la cuales nunca las tuvo muy grandes pero con pezones cafés. luego ella comenzaba a masturbarlo un poco y se le montaba encima, se movían durante unos 15 minutos y el se venia adentro, ella siempre tenia una toalla a mano se limpiaba el coño y la polla de su novio y salia a ver si yo estaba dormido (por supuesto yo ya había corrido a mi habitación y me hacia el dormido), terminaban la película y se iba el novio de ella para su casa y ya. En otras palabras era una follada aburrida, pero para mi era lo máximo, poder ver el culo de mi mama moviéndose, la cara de excitada, conteniendo los suspiros, ver sus tetas por fuera y cuando le abría las nalgas con las manos ese ano maravilloso que ella tiene (si quieren saber de su ano ver mi post anterior).

Eso pasó casi durante 6 u 8 meses, después terminó y madre se tiró a la pena por su separación y por su vida, comenzó a beber mucho y a llorar cada vez que lo hacia; al principio sentía lastima por eso, pero luego me di cuenta que era una situación para aprovechar y comencé mi trabajo para follarme a mi madre. Ella comenzó inicialmente con vino, todas las noches tomaba sola una botella y se acostaba a dormir, mi estrategia era ser el hijo más comprensivo y cariñoso, el cual consolaba y mimaba a su madre en esos momentos de necesidad... (Ja!! lo que quería era tocarla, sentirla y si podía aprovecharme). Cada vez que estaba algo ebria, yo iba a su habitación me acostaba con ella y la abrazaba, ella siempre ha dormido sin brassiere, con un top pequeño y unos shorts de franela con tangas pequeñas que siempre usaba, cuando la abrazaba, procuraba poner mi cara en sus senos y pegarme a ella lo más que podía, ella me decia lo cariñoso y buen hijo que era y etc. y en ocasiones me dejaba dormir con ella.

Así estuve casi 9 meses en esa actitud, pero mi madre se descompuso más cuando la separación fue legalmente hecha y ya no solo tomaba vino sino que decidió por algo mas fuerte, el ron y eso fue el paraíso para mi, ella siempre después de que llegaba a la casa del trabajo y me servía la comida, tomaba muchos vasos de ron con hielo o con coca cola en la sala escuchando musica y llorando. Cuando estaba muy ebria iba a su cuarto a dormir y se levantaba terrible al otro día, yo aprendí a dejarla sola, que se emborrachara y al principio no pasaba de allí, pero una vez aproveche la oportunidad, yo ya sabia masturbarme y cuando ella se acostaba ebria totalmente era casi insensible, yo aprovechaba y le sacaba las tetas o le miraba el culo mientras me masturbaba (la verdad me daba miedo ir más allá) y en ocasiones, acercaba mi cara a su coño para olerlo, adoraba su olor fuerte en mi nariz.

Siguió así por un tiempo, ella paro un poco de beber, solo lo hacia cuando se sentía sola, es decir los fines de semana y caía como una piedra, pero de alguna manera ella controlaba un poco la bebida. Sin embargo a veces, se le iba la mano y esa oportunidad la tomé; en una ocasión, ella bebió muchísimo y por supuesto empezó a vomitar, ella literalmente cayo casi desmayada en el baño vomitando con la cara en la taza del sanitario, esa vez estaba en un vestido de dormir, nada sexy, pero muy accesible. y tenia solo unas tangas pequeñas puestas. Al escucharla vomitando yo salí corriendo a ayudarla y la deje que votara su alma por el sanitario, la levante y le cepille los dientes para acostarla y le dije que iba quedarme a dormir con ella para cuidarla, ella me pidió disculpas diciendo lo mala madre que era, lo que me hacia pasar, que me amaba, en fin cosas de borrachos.Y quedo dormida como una roca, esa fue la primera vez que aproveche en serio la oportunidad ya deje de ser tan miedoso y lo primero que hice fue sacar sus senos, lamerlos divertirme con cada pezón, tocarle las tetas, amasarlas, pesarlas, en fin, hacer lo que siempre quise con ellas, ella ni reaccionaba, lo cual me dio más confianza y baje a sus nalgas le levante el vestido y vi esas tangas pequeñas que le cubrían a duras penas una mata enorme de pelo (en ese momento era descuidada con su coño, no tenia a quien mostrárselo). Metí mi cabeza para olerle su coño, ese olor a sudor algo agrio pero excitante (no sale de mi cabeza) y mi polla se puso a mil, comencé a masturbarme mientras lo olía.

Estaba en el paraíso con su coño pegado a mi nariz y decidí voltearla para poder tener ese culo a mi disposición, lo cual hice, al voltearse pude deleitarme, apretar esas nalgas y ver su ano que 2 años antes ya había visto y no aguante más y me vine, dentro de mi calzoncillo y no en la cama, y salí corriendo (esa fue la única vez que medio sentí algo de culpa). Mi madre al otro día domingo se levanto muy tarde me sirvió desayuno y no se dio cuenta de nada (claro que vio mis calzoncillos untados de leche). Desde allí, ya tenia un plan trazado en mi mente, tenia que follarme a mi madre como fuera.

Comencé a unirme muchísimo a mi madre a hacer cosas juntos y comencé a quedarme a dormir con ella, ella al principio no le gustaba la idea (pero se que en el fondo se sentía muy sola) pero la acostumbre, y de allí en adelante siempre dormíamos juntos (ella pensaba como madre e hijo, yo no). Fue duro el autocontrol que tuve que tener para ir con todo el tacto necesario, pero siempre me levantaba con una erección y lo hacia notar, ella lo veía, lo se, pero no decía nada, siempre trataba de abrazarla un poco y ella me ponía en mi lugar, pero los fines de semana ella tomaba y me mandaba a mi habitación; por supuesto yo iba cuando estaba totalmente ebria y comenzaba a masturbarme mientras le lamia sus tetas y le comencé a lamerle el culo y el coño (ella estaba anestesiada prácticamente) hasta que un día, no aguante e intente penetrarla, ella se dio cuenta, de alguna manera protesto, manoteo algo y se volvió a quedar dormida. Al otro día yo estuve asustado totalmente, porque pensé que me descubrió pero no fue así.

Pero por supuesto la suerte no dura tanto, una noche de esas en la que yo aprovechaba comencé a lamer su coño y ella comenzó a moverse un poco (al fin estaba sintiendo) de repente ella abrió los ojos y me miro, se demoró unos segundos en reaccionar, me gritó, me pegó una patada en la cara y se encerró en el baño. Yo quede paralizado no sabia que hacer, me decía mierda algo malo va a pasar, me fui a la habitación muy asustado, ella salió del baño a la hora y fue a mi habitación llorando, diciendo que era un monstruo, etc. Saco toda su furia reprimida conmigo y me comenzó a tirar cosas. Yo pensé que me iba a echar al otro día de la casa, pero ella estaba muy tranquila cuando me levante al otro día, me dijo que habláramos, que necesitábamos aclarar esto, ella me dijo que sabia que había sido mala madre, pero que esto no se lo esperaba, y etc. que la relación debía cambiar, que me iba a mandar a un colegio militar, etc. Yo sentí que el mundo se me vino abajo pero no me arrepentí de sentir ese coño en mi boca y sus jugos en mi lengua.

No me habló durante casi dos meses, solo me servía las comidas y me hacia mostrar mis tareas del colegio, no volví a dormir con ella y etc. Después de esos dos meses, ella un día se sentó y me pregunto porque yo había hecho eso, yo le dije la verdad le conté absolutamente todo, cuando la veía con su exnovio, cuando la expiaba cuando se bañaba, cuando me acostaba con ella y aprovechaba para sentirla un poco, que ya la había tocado y lamido muchas veces antes, ella quedo muda y pálida, le dije que la veía como a una mujer que deseaba, que la amaba y que no me arrepentía de lo que había hecho. Creo que fue mucho por digerir y me mandó a vivir con una tia con la excusa de que se iba a recibir un curso importante (en realidad se quedo llorando todo un mes en la casa). Despues de un mes largo, Me llamó y me dijo que fuera a la casa, me pidió perdón porque la culpa de como yo era la tenia ella, por ser una supuesta mala madre, etc. Me pidió perdón por golpearme ese día, me pidió perdón por echarme, etc y me pidió que nos comportáramos como si eso no hubiese pasado, le dije que si y trate de portarme bien.

La verdad solo pude portarme bien casi 1 mes, ella sigió tomando mucho hasta caer casi privada, una de esas veces no aguante y aproveche; comencé a manosearla y lamerla por todos lados, me masturbe y me vine en sus nalgas y lo deje allí, quería que se diera cuenta que lo iba a a hacer de nuevo, al otro día ella se levanto y se comportó como si nada hubiese pasado. Lo hice unas 2 o 3 veces más y al otro día era como si nada (ella se sentía muy culpable por beber, por tener al hijo que tenia, etc) y yo comencé a comportarme como un patán a gritarla a sacarle dinero etc. Y ella no decía nada.

Así que planee la próxima oportunidad, ella ya le echaba llave a la puerta de la habitación, pero son de esas chapas fáciles de abrir con un destornillador, entré y ella estaba muy ebria, la desnudé, la manoseé, le lamí cada parte de su cuerpo, le metí la lengua en su coño, le lamí el ano y la penetré, no demoré casi nada de lo excitado que estaba y le tire mi leche en su barriga, ella no se dio cuenta, pero ese día decidí quedarme allí también desnudo, a dormir con ella, cuando ella despertó, oí un grito, abrí los ojos y ella estaba allí llorando desnuda en el piso mirándome desnudo, la verdad no se porque me dio risa, y sentí como mi pene crecía enormidades al verla así. Ella me dijo que si por favor la dejaba sola, le dije que si y salí de la habitación de ella desnudo con mi pene erecto totalmente riéndome.

Para terminar (ya está muy largo) ella era incapaz de decir nada, solo hacia como si no pasara, como si estuviera bloqueando esa realidad. Lo mejor para mi, era que ella también comenzó a beber más y yo a aprovechar cada oportunidad y siempre hacia lo mismo la penetraba me venía en diferentes partes de su cuerpo, para que se diera cuenta al otro día que había gozado con ella y me quedaba en su cama. Así fue durante casi 1 año y se lo hacia 3 o 4 veces por semana, cada vez que ella se embriagaba.(no podia parar de beber).

Termino aquí, en la próxima les cuento como la volví mi perra y accedió a todo, espero que les guste, necesitaba de alguna manera contarle a los demás esto que he tenido en secreto y creo que es una buena oportunidad. les dejo un par de fotos de mi mamá ahora, por supuesto le tapo la cara para evitar problemas, pero luego les mando más explicitas.

Más relatos:

! Sí, ella en la playa

1. Quien soy y que hago con mi mamá
2. Mi primera vez con mi madre ella no lo supo
3. Mamá, no necesito culicagadas sino a tí
4. Desde ese día mi mamá me dio culito todo el tiempo
5. En la playa, mi mamá y su tanguita.


Mi primera vez con mi madre ella no lo supo (incesto)

madre