Hola gente que tal? Les cuento algo que me paso hace un año mas o menos. Soy Diego, 25 años, vivo en la zona oeste del conurbano, estoy en pareja y mi vida sexual es muy buena, pero soy un calenton de mierda je. Me describo un poco como soy, morocho, tes trigueña, 1,75 de altura, delgado, ojos marrones oscuros, un tipo normal.
Recuerdo que un viernes por la mañana, el verano pasado, me desperté tipo 9 de la mañana y muy caliente, al palo mal, digamos. Entonces salgo a caminar por la calle principal del barrio, que esta del otro lado de una ruta importantisima que atraviesa el oeste, la cual tiene muchos negocios. Hacia poco habían puesto un negocio de ropa nuevo, el cual atendía una morochita petisita de unos 18, 19 años, con unas tetas enormes y redondas, bien blanquitas, cinturita chiquita, espalda chiquita, medio pelo de cara y con poquito culo también pero esas tetas se robaban todo, eran increíbles!
Bueno les cuento que paso por la vereda del local, miro con carpa, ella estaba pasando el trapo de piso, y seguí, no pasaron 5 minutos y volví a pasar, la vi en el mostrador y entonces me mande. Tenia una musculosa blanca super escotada, apenas se le veía la pancita, corpiño blanco también y las tetas que parecía que le iban a estallar. Abajo, calzas negras. De una entro y le digo "hola" clavandole la mirada en las tetas, "paso a mirar" sigo. Estoy mirando una bermuda de jean y me dice "probatela sin compromiso eh", "vos decís?" le digo, "si si esa esta buenísima, bah a mi me encanta" me dice. "Listo entonces me la pruebo" le digo. En todo momento que hablábamos le miraba las tetas y ella se daba cuenta porque era muy obvio. Paso al probador, me saco la bermuda que llevaba puesta y había quedado la cortina del probador entreabierta, entonces miro y la turra se estaba acomodando las tetas frente a un espejo que estaba al lado del mostrador y me re calenté mal, me saque el boxer y cuando me di cuenta me estaba pajeando mirándola e imaginándomela en pelotas. "Como te fue?" me dice. "Un talle mas" le digo", cuando se acerca a pasarme la bermuda abro un poco la cortina y hacemos el intercambio de prendas, le miro las tetas y yo estaba con la pija al aire y re parada y ella clavo la mirada mal! y volví a dejar entreabierto el probador, en un momento se paro en diagonal el probador y yo haciéndome el que me probaba la bermuda, con la pija al aire y parada, la vi mirando con disimulo, entonces me agarre la pija y me empece a pajear pero con unas ganas terribles, y ella miraba con carpa, hasta que en un momento me dice "y esa como te quedo" y le digo "bien, pero no me convence" y abro la cortina a propósito como alcanzándole la bermuda y con la pija ahí al aire y me volvió a mirar, sonrió, y me dijo si quería ver otro modelo. Entonces volví a dejar el probador entreabierto y la miraba apoyada en el mostrador y me hice una de las pajas de mi vida y ella por momentos me vio y eso me calentaba mas. Acabe en el piso del mostrador, y cuando salí le dije "muchas gracias, hasta luego", "de nada, bye" me respondió ella. Y eso de los probadores desde ese día es como algo recurrente en mi. Me gusta pajearme y ser observado.
No soy de ponerme a escribir relatos pero hoy, en este momento, pinto así de la nada. Tengo alguna que otra cosita mas que contar. Capaz en algún momento me anime a escribir otra vez.
Espero les haya parecido interesante, y espero alguna opinión. Saludos gente.