Me pediste, que esta vez no te hacerque a la casa de Carla, que me quede tranqui cuidando los chicos.
Desconfie, pero me deje, sabiendo y disfrutando el saber.
Tu msj me pidio que te pase a buscar a las 21hs, una mas tarde que de costumbre, eso me perturbo. No lo soporte y me anticipe. toque la puerta y el marido me deja entrar, habiamos cruzado saludos formales anteriormente, me dice:
-Espera que estan en plena secion, queres tomar algo?
-Ok, dale, pero se atraso hoy, tuvo mas labura Carla?
Sonriendo me responde:-Noo, hoy es especial...un regalo de fin de año, no te comento?
-Algo, me hice el gil, mi mente carburaba a mil
-Entonces, te sirvo una cerveza y pasamos, te parece?

Vasos en mano cruzamos la casa, y nos dirigimos al estudio, cuarto, donde ella tenia todos los materiales de masajes, electrodos y esas giladas...comenzaban a escucharse susurros, esos se fueron transformando en gemiditos, brebes, cortitos, habia un aroma a Jazmines y sexo combinados, TU sexo lo puedo distinguir, me nubla la vista una sabana a modo de biombo, pero se veia claramente, Vos recostada en la camilla boca abajo, Casi en 4, con la cola apenas levantada, toda desnuda, aceitada, con productos especiales, aromas varios, y Carla con una mano en tu cola y la otra en tu vulva. Hichada, jugosa, colorada de los masajes proporcionados por tan bella mujer. Dos dedos en tu cola, dilatando eso prohibido que solo guardas para tus amantes, solo puedo lamer si me lo permites. y la otra mano completamente dentro de tu vagina, ya estabas terminando tu 3 orgasmo( luego me entero )
Carla en tetas, unas tetas gorditas con pezones muy duros y negros, en tanga de encaje, se perdia en la perfeccion de sus nagas, algo gordi, pero tan perfectamente torneadas por sus clases de Gym y baile de salsa. Ella se percata de nuestra presencia, me invita a sentarme en un sillon, junto a su marido, Morocho 1.90 y de muy buen fisico, notoriamente al palo, nada disimulado se soba el rabo sobre el joggins, ella le sonrie y le hace un gesto.
Este le invitaba a tomar posicion al pie de la camilla, se quita el pantalon , no tenia ropa interior.
Carla le pide a mi esposa que se tumbe hacia arriba; con todo el rostro desencajado, ojos cerrados, obedeces, te dejas, ella aceita sus manos y comienza lentamente a sobarte los hombros, baja lentamente y recorre tus hermosas tetas, pelizca suavemente los pezones, te muerdes los labios, Hector comienza a los masajes desde los pies, pantorrillas, obsecionado por tu concha depilada, chorreando jugos, termina undiendo su rostro en tus labios...esos labios tan recorridos por mi.
Me invade el odio, locura y exitacion, estoy paralizado por la calentura, solo atino a sacar mi pija del pantalon, solo me masturbo lentamente.
Te encorvas para que te saboree por completo, su lengua te penetra profusamente, Carla te mordisque el cuello, acompañan de un beso interminable, suspiros invaden nuevamente el ambiente.
EL succiona con locura, se le escuchar disfrutar, con una mano en su mienbro, y la otra habriendote mas aun... se que puedes habrirte mas, lo he visto.
Te pones loca, le susurras algo al oido, ella te pone un pecho en la boca, disfrutas, muerdes, respiras profundamente. Toma su mienbro y lo posa entre tus labios vaginales, alli lo sacude masturbandote sin penetrarte, tiene el glande hinchado ,algo gordo y obscuro, bien morcilla negra. Me relamo en mis ratones, necesito participar, pero conozco mi lugar y el espacio al que me ordenas quedarme en estas situaciones.
Sentir la pija caliente te hace reclamarle que te penetre, el me mira y obedece lentamente, centimetro a centimetro vas suspirando, Carla te chupa las tetas alternado y estirando en cada mordida. Eso te estremece y comienzas a acabar, solo con la penetracion profunda el te llena, te coge profundo y duro, en la 3ª embestida su culo se tensa, su rostro es otro, y Carla le grita..-llenala de leche a esta putita,y el marido te la va a limpiar calladito
En eso giras la cabeza y te percatas de mi presencia, me sonries y me señalas que obedezca.
Me acerco tembloroso, exitado, mi rostro se posa en tu vientre, el olor a sexo era insoportablemente sulce, El saca su pija y me la trago toda, lamo, y limpio su semen, y tus jugos que se mezclaron en la penetrada.
acto seguido me dispongo entre tus piernas y hago lo que mas me gusta, saboreo cada centimetro de tu concha recien cojida, recien llena de leche, caliente y salada. Te dedico mi mas profundo amor en cada lamida, en tragar todas las gotas que, emanas en esos momentos, nuestro momento intimo, mi devocion por tu concha, y todo lo que surja de ella.
Ellos se ponen a cojer en el sillon, y yo sigo devotamente a tus pies.
Te duchas , vistes y nos volvemos a casa.
Simplemente gracias por dejerme verte disfrutar