Historias entrelazadas - Pedro Agradecido

Historias entrelazadas - Pedro Agradecido
Los capítulos anteriores aquí
Sandra - enfiestada con el poder
José, el chofer poderoso
Lili entrega todo


Pedro agradecido
El negocio de Antonio era la venta de los repuestos de autos caros, y Pedro era uno de sus mejores “proveedores”, por eso no había dudado en esconderlo cuando Lili llegó con el auto. En cuanto a Paco, él era “un amigo” que se vio favorecido por la suerte ocasional de estar en el lugar justo en el momento justo.
Ahora Pedro había aprendido una lección y era que no debía hacer conocer sus contactos a las minas que laburaran con él.
-La tentación es grande y tarde o temprano te quieren cagar.- se dijo riendo
En cuanto a Lili, no le importaba lo sucedido, pues él le debía mucho a Antonio, y esto había sido como devolverle uno de tantos favores.
Decidió ir a la casa de Melina, una mina casada que Pedro se cogía, y él sabía que en estos momentos ella estaba sola.
-hola pendejita- dijo Pedro de forma muy dulce
Melina era apenas más joven que él, y utilizaba muy bien los elementos que la madre naturaleza le había brindado. Pero tenía un gran problema: era la esposa de Antonio el desarmador, que atareado con el auto nuevo no volvería hasta avanzada la madrugada.
En este caso ella recibió a Pedro con sólo una larga camisa que apenas cubría sus nalgas, debajo un culotte de encaje negro cubría parte de su culo. La camisa estaba desprendida, por lo que ante cualquier movimiento que ella realizara, quedaban al descubierto dos hermosas tetas.
-hola papito- dijo ella con un tono de voz extremadamente sexy.
-no soy tu papá- dijo Pedro cayendo en las redes que ella le tendía
-entonces no tengo porqué hacerle caso señor- dijo ella mientras su voz cambiaba a un tono extremadamente infantil.
Pedro se quedó como hipnotizado mirando como ella levantaba un poco la camisa, para dejar ver su hermoso culo.
-Vení yeguita, dame un poco de tu cuerpo, y después vemos, a lo mejor te llevás un regalito.- dijo él estrechándola mientras la tomaba de atrás-
-¿un regalito?, huy que interesante- ella apoyó con fuerza su culo contra la verga de él que ya comenzaba a ponerse dura.
Pedro le quitó la camisa, y dejó a Melina sólo con el culotte. Ella comenzó a mover lentamente su culo, rozándolo contra él.
-¿Qué regalito me va a dar señor?- dijo ella pensando en la verga de Pedro
- Hoy tuve un buen día gracias a tu marido, tuve buena cosecha y si te portás bien te puedo regalar ese teléfono nuevo que me pediste.
-¿y así le agradeces lo que hace por vos, cogiendote a su esposa, haciendola acabar como él nunca podrá?- dijo ella riendo
-Bueno, si tanto te importa, puedo irme- él fingió estar ofendido
-vení tontito, dame lo que tenés allí- dijo ella mientras le agarraba la verga por sobre las ropas.
- a parte si lo hubieras visto recién, no la pasó nada mal.
-seré yo entonces, no se pero él no me provoca ni la décima parte de lo que vos me sacás.
Melina se arrodilló ante Pedro, y con suavidad comenzó a desnudar a su amante, acto seguido se llevó la verga de pedro a la boca, y comenzó a chupársela
-¿me va a dar la leche señor?- ella retomó el tono infantil
-toda la que quieras- dijo él
- pero mire que yo la quiero toda toda – mientras hablaba se llevó un dedo a la boca
Pedro la tomó de la nuca e hizo que ella se tragara todo el miembro, a la vez que ella acariciaba los testículos con suavidad. Luego la lengua recorrió cada centímetro de la pija y volvió a comerse la verga.
-Que divina, como te la comés- exclamó él
Pedro se acomodó en un sillón, y ella le dio la espalda, y muy lentamente comenzó a quitarse la tanga, quedando completamente desnuda.
-todo esto que ve, es suyo señor- dijo ella con voz extremadamente dulce.
Se colocó sobre él y lentamente fue sentándose, haciendo que la pija se introdujera muy despacio pero sin pausa.
-si, como me gusta sentirte dentro mío, bebé- la voz de melina era muy sexy y se entremezclaba con sus primeros gemidos
-como lo envidio a tu marido- dijo él
-él no me coje como vos, ya lo sabés- ella se volcó sobre él, apoyando sus tetas sobre el pecho de Pedro.
Ella se movía como nadie, sus suaves quejas, sus caricias, sus caras, todo era insuperable en ella. Y para completar el hecho, estaba verdaderamente enamorada de Pedro.
-si mi amor, haceme sentir tuya, dame esa pija- rogaba ella con ansias
-movete para mí, vamos, así, cabalgá así- él pedía y ella le concedía.
Así estuvieron por largos minutos, ella cabalgando sobre su amor, y él cogiendose a la esposa de “su amigo”
Luego ella se recostó sobre el largo sillón, y él suavemente se posó sobre ella, la penetración ahora fue más violenta mientras él le sostenía las muñecas sobre su cabeza.
-si, mi rey, dame así, dame fuerte, partime, llename de pija-
-¿querés pija?, tomá- decía él mientras se movía con fuerza, provocando que ella se quejara con extremada dulzura.
Acabaron juntos, los movimientos se hicieron cada vez más lentos, hasta que él cayó inmóvil, satisfecho y agotado.
-amor, que bien me cojés, como me gusta, me hacés olvidar de Antonio
-si yo pudiera llevarte conmigo, seríamos tan felices- dijo él
-pero así te salgo más barata- ella rió con ganas
-hablando de plata, creo que voy atener que hacerle un buen regalo a tu marido
-¿lo decís en serio?- ella no sabía si creerle o no.
-si amor, conozco un tipo que vende herramientas, creo que le voy a comprar una buena cantidad.
-¿y a mi que me va regalar señor?- ella seguía completamente desnuda y poniendo una hermosa sonrisa.
-dos cosas, un teléfono y esto – él se agarró con fuerza la verga
Media hora después, Pedro se encontraba con Carlos, el ex marido de Sandy la que se quiso enfiestar con el poder y fue engañada por José el chofer poderoso, que fue robado por Lili, quien entregó todo, y a su vez fue entregada por Paco y Antonio, que a su vez era engañado por su esposa con Pedro, que fue el que le compró una gran cantidad de herramientas a Carlos, que ese mes se había separado de su esposa Sandy…

Historias entrelazadas - Pedro Agradecido
puta
tetas

3 comentarios - Historias entrelazadas - Pedro Agradecido

goditicahot
y es que al final todos de alguna manera u otra tenemos nuestras vidas entrelazadas con los demas. excelentisima serie, super bien escrita, bien pensada...no se que mas te pueda decir que no te haya dicho ya, sabes lo que tus relatos me hacen sentir y pensar. muchisimas gracias por seguir compartiendo. espero que sigas escribiendo, tenes un talento indiscutible!
pd...mucho pedir que haya algo entre Melina y Carlos?
;) 😉 😉 😉 😉 😉
Desnuda
angieyruben
Por el epílogo tiene olor a desenlace y de ser así has culminado una serie de relatos brillantes, eróticos y con mucha " moraleja " !!!
Bravo amigo !!!


Gracias por compartir.
Besos y Lamiditas !!!

Culo

Compartamos, comentemos, apoyemos, hagamos cada vez mejor esta maravillosa Comunidad !!!