Para cortar un poco con las imagenes y videos de todos los post, acá comparto 2 relatos q te dejan con la verga re dura.. Sexo entre familia, muy morboso!

Disfrutenlo!


Mi hermano, mi mayor pecado.


Hola chicos, me llamo Camila, soy una chica colombiana de 19 años. Este es mi segundo relato. Es 100% real y me sucedió hace apenas unas cuantas semanas. Quise confesarles esta experiencia porque esto no es algo que se habla ni con los amigos, y busco en el relato una especie de desahogo pues es algo bastante tremendo.

Mi hermano y yo nos tenemos una confianza grandísima y aunque a muchas amigas se les hacia extraño mi cercanía con él la verdad es que nunca habíamos pensado o imaginado que tanta confianza nos pondría en la situación que ahora estamos viviendo.

El es mayor que yo. Tiene 23 años y no es porque sea su hermana pero es un chico muy apuesto tanto así que son muchas las chicas que andan detrás de él. Pero el es muy selectivo en cuanto a sus conquistas, nos contamos todo. Muchas veces nos hemos vistos semidesnudos y muchas veces he podido ver su pene y el mi trasero y mis tetas. Aunque imagino que mi sexo también ha tenido la oportunidad de verlo. Dormimos en la misma habitación y no es porque no hayan más dormitorios sino porque nos dormimos contándonos nuestras cosas y muchas otras bobadas. Pero a pesar de todo esto jamás en la vida llegué a tener algún pensamiento con él.

Yo hace algún tiempo fui modelo juvenil y me encanta tomarme fotografías y mi hermano es fotógrafo, o por lo menos eso es lo que él quiere dedicarse profesionalmente así que siempre nos ayudamos mutuamente en ese aspecto.

Mis amigas siempre me decían que tanta confianza con mi hermano iba a terminar en algo incestuoso pero yo jamás le hice caso a sus palabras proféticas. Y es que no teníamos otros ojos para vernos entre los dos. Es más el muchas veces me había tomado fotografías semidesnuda y alguna que otra vez estando yo ebria me deje fotografiar desnuda por él. Pero entre risas y burlas no pasaba mas nada. Hasta que una vez tanta confianza iba a terminar por jugarnos una mala pasada.

Estaba yo en mi cuarto en una facha casera normal. Estaba recién levantada así que llevaba puesto mi cacheterito negro y una especie de baby doll aunque no lo es en el sentido estricto de la palabra

Estaba chateando con una amiga la cual me contaba su faena de la noche anterior lo cual me hizo excitar. Ella que es bien putona me decía todo con pelos y señales a sabiendas que eso me ponía a mil a mi también. No podía resistir tanta excitación por lo que me empecé a masturbar. Mis dedos se abrían paso en mi chuchita increíblemente húmeda. Uno que otro gemido se me escapaba, saque mis senos de la blusita dejándolos al aire libre. Mis pezones estaban durísimos. Me los pellizcaba mientras con la otra mano jugaba con mi sexo. Cuando de repente veo a mi hermano parado en la puerta de la habitación con la verga en la mano mirándome.

•Que haces ahí?
•Viéndote hermanita. Necesitas ayuda?
Era tanta las ganas de sentir un hombre que no me importo que fuera mi propio hermano.

•No te quedes ahí parado ven y fóllame.
Estaba perdida de la excitación. Mi hermano estaba igual, parecía que su glande estallaría. Estaba rojo como una manzana. Pero lo que más me sorprendía era el tamaño. Era inmensa.

Me tomo de los hombros haciéndome arrodillar. Sabiendo sus intenciones le agarro su enorme pene por la base y con mi lengua empiezo a lamerlo de raíz hasta la cabeza.

Luego lo tome firmemente metiéndolo en mi boca la cual estaba hecha aguas. Con mi otra mano seguía frotando mi chucha. El acariciaba mi cabello y me decía.

•Esto es una locura cami.
•Lo sé mi amor. Pero no pensemos en eso.
Las palabras sobraban, no quería hablar. Después de algunos segundo me levante y acostándome en la cama le dije.

•Hermanito quiero que me comas.
•Claro hermanita. Prepárate para sentir mi verga.
Abriéndome las piernas lo suficiente se monta encima de mi para poquito a poco meterme su enorme verga. Lo miraba a los ojos y no podía dejar de ver en su mirada preocupación por lo que hacíamos.

Lo bese y le dije que no tenia porque preocuparse por nada. Éramos un hombre y una mujer hambrientos de sexo y que nadie tendría que saberlo jamás.

Empezó las embestidas. Wow. Más demoro él en acomodarse sobre mí que yo en tener un orgasmo súper agresivo. Solté un chorro de mis jugos casi como cuando un hombre eyacula. Fue tremendo. Su estomago estaba empapado al igual que casi todo su pecho. Pero el apenas se detuvo en las embestidas. Me separo las manos de mi cuerpo y estirándome por completo en la cama se acostó sobre mi dándome un beso que me hizo temblar. Solamente movía su parte pélvica mientras nos acompañábamos por unos gemidos súper intensos.

Cuando se venía me lo hizo saber.

•Hermanita me vengo.
•No importa dale que yo me cuido.
A penas termine de decírselo cuando siento que me vagina se inunda de un espeso y caliente semen. Me miraba y sonreíamos al compas de cada movimiento de él.

Después de el esfuerzo se separo de mí y me dijo que habíamos hecho algo terrible.

•No te preocupes hermano, me ha encantado y sé que a ti también. Y no quiero que esta sea la última vez. Quiero que me sigas cogiendo.
Le agarro su pene ya caído y empiezo a lamerlo, cuando lo tenía entre mis manos pude sentir como nuevamente empezaba a crecer, cuando estuvo erecto a plenitud me monte sobre él.

Con mi mano derecha lo acomodaba entre mis labios vaginales mientras que con la mano izquierda le acariciaba su rostro. Cuando ya me pude sentar sobre su verga y empezó a entrarme puse mis dos manos sobre su pecho y empecé a cabalgar, sus manos en mis senos se desplazaban a su antojo. Esa posición me gustaba mucho y nuestras miradas se cruzaban y solamente podíamos sonreír ante tanto placer. Subía y bajaba mientras el inmóvil solo me acariciaba mis pechos. Pero me canse pronto así que le pedí que cambiáramos la pose. El enseguida me puso en 4 sobre la cama y colocándose detrás de mí me dio a pensar que quería cogerme por el culo. Pero no fue así. Tomándome por las caderas me halaba hacia él y me la corría por la vagina. Sentía como entraba y salía esa enorme verga de mi sexo con un ritmo infernal, haciéndome correr nuevamente, esta vez el me acerco su boca a mi chucha y comenzó a chupármela haciéndome ver estrellas, dios estaba flotando. Era el mejor sexo oral de mi vida y si que sabia como hacerlo. Luego de un rato volvió a poner su pene en la entrada de mi chucha y tomándome nuevamente por la cintura me halo hacia él y comenzó a penetrarme. Luego me metió uno de sus dedos en mi culito haciéndome brincar.

•Hermanita quieres que te la meta por tu culito rico.
•Si hermano cógeme a tu gusto.
•Wow sí que me sorprendes.
•Si hermanito pero no me preguntes nada solo hazme lo que se te antoje.
Y es que cuando estoy cogiendo no me gusta que me preguntes si pueden hacer cosas, solo que hagan lo que se les antoje. Me la saco de la chucha y empezó a meterla por mi culo. Se sorprendió que entrara tan fácilmente.

•Wow si lo tienes súper abierto.
•Un poquito.
•Te gusta que te den por detrás?
•Toda la vida.
Mi hermano no podía creer que su hermanita fuera tan zorrita, pero yo tampoco podía creer que tuviera tanta resistencia. Era por mucho el hombre que más tiempo había durado follándome sin venirse por segunda vez.

Al rato cambiamos la pose. Los dos de pie, me levanta la pierna hasta el cabezote de la cama dejándole una hermosa vista de mi culo el cual no dudo en seguir penetrando. Me abrazaba por detrás y me sobaba las tetas mientras me besaba por el cuello con ternura pero con mucha pasión.

de repente el sonido de mi celular nos hace parar. Dios era mi madre la que llamaba.

•Alo mami?
•Hola nena como estas que haces?
•Nada mami aquí viendo la tele con mi hermano
•Nena si llama tu papa le dices que no pude encontrar lo que me pidió?
Mientras hablaba con mi mami mi hermano se hacia una paja tremenda ante mis ojos.

Hablar con mi madre lo había puesto a mil y a mí también.

•Mami espérame un tantito.
Tape la bocina del teléfono y le dije a mi hermano que se sentara sobre la cama.

El muy obediente se sentó y luego yo de manera perversa me senté sobre su pene. Era algo que siempre había querido hacer. Coger mientras mi madre hablaba conmigo por celular. Pero jamás pensé que sería con mi hermano que podría hacerlo.

Empezaba a subir y bajar sobre ese trozo de carne increíblemente duro y caliente mientras continué con la llamada.

•Ya mami, decías?
•Nena le dices a tu papa que lo que pidió llega en una semana.
•Ok mami yo le digo?
Era increíble la sensación, mi hermano solo sonreía ante mi hazaña, me levante y de frente con él me monte en su verga. Lo miraba mientras le hablaba a mi madre.

•Quieres hablar con mi hermano?
•Si ponlo al teléfono porfa.
Le puse el teléfono a mi hermano mientras me acomodaba para hacerlo una mamada monumental.

El trataba de hablar pero casi no podía hacerlo. La situación lo puso tan a punto que me lleno la boca de semen. Trataba de contener los gemidos mientras hablaba. Era súper chistoso pero increíblemente excitante para ambos. Cuando corto la llamada solo pudimos reírnos como locos.

Continuamos la mañana con mucho sexo hasta que ya no podíamos más por el cansancio.

Nos acostamos abrazados hablando de lo que había ocurrido.

A partir de ese momento nuestras vidas cambiaron para siempre. No pasa un día en que no tengamos un encuentro. Y cada vez el sexo es más intenso y placentero.

Espero les haya gustado mi aventura. Para finalizar anexo un par de fotografías de mi cuerpo para que se hagan la idea de por qué mi hermano no se puede resistir.



Sexo filial, madre e hijo - hermana y hermano





Descubrir a mi hijo espiándome


Hoy mi hijo ya casado, seguimos manteniendo relaciones siempre que viene a verme con su esposa.

Con 16 años descubrí que mi hijo me espiaba y se masturbaba mientras yo utilizaba el baño. Unos días después y poco a poco, con el tiempo, me fui convirtiendo en una mujer a la que le gustaba enseñar y exhibirse para el disfrute de mi hijo, bueno…para el disfrute de los dos.

Yo sabía que mi hijo me espiaba las noches que cojia con su padre.

Lo descubrí por casualidad cuando me espiaba desde su habitación con la puerta un poco abierta.

La primera vez, fue una noche que después de terminar de follar con mi esposo, me dirigí al baño para lavarme como de costumbre, cuando termine de lavarme y de secar mi panocha, apague la luz del baño, y al salir una vez en el pasillo, se me escapo de las manos un tubo de crema al suelo, al agacharme para recogerlo, pude ver que la puerta de su habitación estaba medio abierta, y detrás de la puerta le vi con su pija en la mano dale que te pego, !se la estaba machacando!!! ¡que sinvergüenza,!!!!!

No podía creerlo!!! Me quede, de piedra!!, con disimulo le mire de reojo al tiempo que me levantaba de recoger la crema y vi que continuaba dale que te pego.

Dios Mió!!! "dije para mi" me ha visto toda desnuda, mientras me lavaba, que vergüenza!!! disimule no haberle visto y regrese a mi habitación toda nerviosa, exaltada y excitada por los los nervios, mi corazón latía tan deprisa que parecía que se me iba a salir.

Me a coste toda sofocada y no me podía dormir pensando en lo sucedido.

Las horas pasaban y, yo seguía mirando al techo, pero sin poder dormirme, mi cerebro no paraba de recordarme la imagen suya detrás de la puerta agitando su verga sin parar.

Según estaba acostada las preguntas acudían a mi cabeza sin encontrar una explicación, y con una rapidez increíble, estaba sorprendida, y además, me puse caliente.

¿Por qué con migo? Y no con otra persona?

-Cuanto tiempo llevara espiándome???

-Se habrá dado cuenta de que le he visto????

-Que pensara??? El muy sinvergüenza!!!

-Le gustara mi cuerpo?

-¡ DIOS MIO!!!! me habrá visto el culo al coger el bote de crema!!!

-Que le digo mañana?????

-Estará enamorado de mi????

O solo le gusta verme desnuda??

-Se habrá desahogado pensando en mi, seguro que se corrió???? –

No podía creérmelo!!

-Maña hablare con el….. o mejor es esperar ???? no se que puedo hacer.

-Se lo digo a su padre, o no, seguro que le regañara, o le castigara.

-Todas esta y muchas mas preguntas, me las repetía una y mil veces.

Continuaba despierta sin poder conciliar el sueño.

Pensando sin parar y un poco mas tranquila, decidí que lo mejor seria no decir nada ni a el ni a su padre, y continuar como si yo no hubiera visto nada, después de tomar esa decisión, me note mas relajada, y me sentí un poco mas tranquila, poco después y sin dejar de pensar en lo sucedido empecé a sentirme cada vez mas excitada, una de las cosas que mas me excitaban y en la que mas pensaba era que yo le gustara a mi hijo y por eso se masturbaba, note que eso me gustaba y me puse caliente.

Ya mucho mas tranquila y de manera Instintiva, me pase la mano y note que los pelos de mi coño estaban mojados, me pase los dedos por entre los labios de mi coño y no tarde en acariciarme hasta metérmelos, me masturbe hasta que me corrí quedándome mas tranquila. Mis manos, y sobre todo mi coño, quedo empapado.

A partir de esa noche todas las noches que follaba con mi esposo dejaba la puerta medio abierta dándome cuenta de que mi hijo seguía espiándome y a mi me gustaba cada vez mas que se fijara en mi.

Reconozco que imaginar a mi hijo masturbarse mientras yo disimulaba no darme cuenta de que el se masturbaba viendo como yo me lavaba, me excitaba tanto que puedo decir que empecé a experimentar un fuerte deseo de provocarle cada noche.

Llego un momento que iba al baño incluso la noche que no hacia nada con mi esposo para sentarme en el vide y mastúrbame, sabiendo que el me estaba espiando. Cuando alcanzaba mis orgasmos deseaba que estuviera por detrás mió agitando su verga hasta correrse.

Después de algún tiempo, que duro mas o menos tres meses y sabiendo que me espiaba todas las noches, la situación termino gustándome a mi tanto como a el.

Un domingo por la mañana no pude creer lo que paso. Eran las 7:30 de la maña y el timbre sonó insistentemente, me levante pregunte y era un amigo de mi hijo….- Laura dígale a su hijo que le espero aquí abajo….

¿para que? –

Es que hemos quedado para ir a la sierra…

Haaa bueno esta bien yo se lo digo."

Enseguida entre en la habitación para avisarle. Le desperté diciéndole que le esperaban y …..!!dio un salto y se fue corriendo al baño, - ¿te preparo el desayuno hijo? – no, no mama me marcho enseguida,- me dio un beso y salio pitando.

Como digo, eran las 7:30 y ya no me acosté y pensé en recoger un poco la casa e ir a ver a mi hermana.

La sorpresa fue mayúscula, me puse hacer la cama de mi hijo y encontré mis bragas debajo de su almohada. ¡Madre mía!!- esto es muy fuerte "pensé yo"- lo tenia muy claro, no se cuando seria pero seguro que las cojeria después de acostarme, "dios mió pero cuantas veces se abra masturbado a mi costa," ¡pensé yo"

No había pasado ni media hora cuando tocan al timbre de nuevo,- yo solo tenia puesto un camisón de seda transparente, y no llevaba las bragas puestas ¿quien es? Soy yo mama, lo primero que pensé fue que se dio cuenta, ¡su voz la note muy apagada! Tocaron al timbre y era el, le abrí la puerta, y sin darle importancia le pregunte, ¿Qué ocurre hijo? ¿Se te olvido algo? Ni me contesto, fue derecho a su habitación y cerro su puerta, estaba claro que se había dado cuenta y estaba avergonzado, yo me quede en la cocina, y al poco quise ir a su habitación.

Cuando abrí la puerta, le vi sentado en el borde de su cama inclinado un poco hacia delante y con los codos descansando sobre las rodillas, las manos tapaban su cara y me acerque hasta el. Me quede de pie justo frente a el, sus rodillas quedaron entre mis piernas.

Quise apartar sus manos de su cara pero no se las pude despegar, después de unos instantes el cedió

Le coji sus manos y tirando de el hacia arriba conseguí ponerlo de pie, sus manos rodearon totalmente mi cintura quedando los dos junto y bien juntos

¡No se que decirte mama perdóname, lo siento

Note que su paquete crecía sin parar "me ice la loca"

No te preocupes hijo, no pasa nada, no lo sientas.

Es normal que a tu edad te pueda ocurrir eso, seguro que a tus amigos también les habrá pasado algo así.

Por favor mama ¿no le dirás nada a papa?, Solo lo ice por desahogarme

No te preocupes hijo, mi intención no es decirle nada a papa, además si lo as hecho para desahogarte…. desahogarte es bueno a tu edad, pero…oliendo mis bragas!! dime.

¿Por qué lo haces con migo?, me refiero…… oliendo mis bragas?, "no me respondió"

Seguíamos abrazados uno frente al otro, y su bulto cada vez mas duro y grande.

Dime , y… ¿cuantas veces lo as hecho?

Mama es que….. no se si debo decírtelo, creo que solo una vez

Venga hombre!! Anímate y no sientas vergüenza.

Quiero decirte una cosa pero mírame a la cara.

De verdad ¿solo lo has hecho una vez? Me refiero a lo de Oler mis Bragas.

Si, solo una vez mama.

Y que ocurre que…. ¿te gusta?

Pues claro mama. "Sus brazos seguían rodeando mi cintura.

¿Te desahogas haciéndolo?

Y que mas cosas te gustan de tu madre?

Pues……como eres y…..todo, me gusta todo.

Pero todo como que?

Pues…..tu cara, y…… todo lo demás

Que es todo lo demás?

Mi culo?

¿Es que me lo as visto alguna vez?

No, pero……. me lo imagino.

Ósea que te lo imaginas, y por eso te masturbas!

Y que te gusta más, ¿mirarme como se mueve cuando camino, o cuando estoy en el baño lavándome mientras tu te la machacas?

Pero!! mama!! También sebes eso!!!?

Claro que lo se hijo!! Todas las noches se que me espías mientras me lavo mi panocha en el baño y te la meneas a mi costa. Y lo que tu no sabes, es que a mi también me gusta que me mires y te fijes en mi.

Fue decirle eso y el muy atrebido empezó bajando sus manos poco a poco hasta las rodillas para luego subir mi camisón hasta la cintura" sus manos llegaron hasta mi culo que empezó a tocar sin parar, "tuve que frenarlo" era un pulpo!!!

Espera, no corras tanto!!!, y ten paciencia, dejare que me hagas lo que tanto deseas, pero antes "júrame que será nuestro secreto"

Te lo juro mama! Sera nuestro secreto!!! Yo lo estaba deseando, pero no me atraía a decirte por miedo a que tu no quisieras y se lo dijeras a papa, tenia miedo pero soñaba todas las noches con que tu me enseñaras para poder hacértelo como te lo hace papa , para mi eres mas guapa que ninguna de mis amigas.

Esta bien hijo, de ahora en adelante yo te enseñare, ahora deja que mire como la tienes.

Le baje la cremallera del pantalón y no pude sacársela la tenia dura como una piedra, cuando mi mano toco la cabeza de su pene mis ojos se clavaron en la enorme cabeza de su polla, era inmensamente gruesa, sentía una enorme curiosidad y estaba loca por sacársela y poder vérsela entera, pero no salía por lo dura que la tenia, por el hueco de la cremallera no podía salir, al final tuve que desabrochar los pantalones que se le fueron bajando hasta llegar por debajo de sus rodillas, mientras tanto el no dejaba de tocarme el culo, con sus manos temblorosas pero con una fuerza y una intensidad propia de la inexperiencia y del fuerte deseo de un jovencísimo inexperto.

Le tome de la mano e ice que se sentara en el borde de su cama, yo me agache para terminar de sacarle los pantalones, y antes de que me diera cuenta una de sus manos la llevo hasta mi coño, le deje que hiciera, es mas me abrí un poco de piernas para animarlo aun mas hacer lo que quisiera sintiendo como sus dedos buscaban mi raja que empezaba a mojar los pelillos de mi coño, mientras mi mano se ocupo de su enorme poya.

Me puse de rodillas, pues me sentía ansiosa de chupársela, cuando la coji con la mano y me la lleve a la boca su capullo apenas pudo entrar en mi boca y enseguida note como su leche subía sin avisar manchándome toda mi cara, se había corrido!!! el no pudo aguantar tanto placer.




Si lo leiste y te gustó, decimelo!!
Gracias x comentar!