Que es el incesto querida hermana?


Alicia se encontraba sentada frente al espejo de su habitación secándose el pelo con una secadora.


De vez en cuando, a través del espejo, echaba un vistazo hacia el pasillo para ver si su hermano, quien aún seguía en la ducha, llegaba.


La cosa, desde hacía algunos años, consistía en lo siguiente:


Alicia dejaba que Junior la viera desnuda si él se lo permitía a ella también.


Así habían estado haciéndolo durante varios años sin llegar a algo más. Tan solo se miraban el uno al otro desnudos y ya…


Junior alguna vez le pregunto a su hermana mayor:


-Es que acaso esto no es incesto?


Alicia le respondió:


-Solo es incesto si nos besamos…


Para cuando Junior llegó a la habitación de Alicia, estaba completamente empapado. Cubierto tan solo por una toalla en su cintura.


Junior cerró la puerta de la habitación y en seguida retiró la toalla de su cintura dejando su cuerpo completamente desnudo frente a su hermana.


Alicia rápidamente llevó su mirada hasta la verga de su hermano de la cual, caía una gota espesa de líquido pre seminal de la punta.


-Alicia?- le dijo Junior con voz ronca.


-Si?- contestó la bella joven que tenía toda su atención en la verga dura de su hermano.


-Sabes que te amo mucho, no es así?


-Claro que lo sé tonto, me lo has dicho un millón de veces…- le dijo Alicia sin quitarle la mirada de encima a su pene.


-Lo que sucede es que… quiero besarte…- murmuró Junior tembloroso al saber que eso era lo que había sido definido como incesto por su hermana desde hacía mucho tiempo.


-Porque?- preguntó Alicia apagando la secadora en el momento.


-No lo sé… solo quiero hacerlo… supongo porque te amo mucho.


-Ya me habías dicho eso muchas veces antes pero nunca me habías dicho que querías besarme…- Alicia se puso de pie.


Junior aún seguía chorreando agua pues no se había acabado de secar con la toalla aún.


-Esta bien.- dijo Alicia.


Y Junior creyó que no había escuchado bien.


-Como?


-Te dije que esta bien, puedes besarme…- dijo Alicia al tiempo que dejaba caer su bata de dormir y exponía su desnudez a la vista de su hermano.


-Pero es que no sería eso incesto?- preguntó casi jadeando Junior al ver como del estupendo cuerpo de su hermana desnudo despuntaba aquél par de hermosas tetas.


-No… bueno, lo es solo si metes la lengua en mi boca…- contestó bromeando Alicia.


Pero el no lo tomó a modo de broma. Aún así, Junior se armó de valor y, tomando a su hermana de la cintura, la sujetó para darle su primer beso.


Sus labios se juntaron hambrientos de placer. A Junior le urgía probar el sabor de los labios de su hermana y vaya que se notaba pues la besaba con una pasión asombrosa.


A Alicia la tomó por sorpresa la pasión con la que la besó su hermano. Pero tantas veces la habían besado así sus novios que la respuesta a ese beso fue automática y en segundos ella misma fue la que deslizó su lengua dentro de la boca de su hermano.


Para Junior era como si cada nervio en su cuerpo estuviera atado a ese beso. Ese beso le había robado la energía entera. Fue demasiado para él y pronto comenzó a eyacular.


Alicia se sorprendió al sentir como su abdomen y parte de sus vellos vaginales eran inundados por el espeso y tibio semen de su hermano.


Paralizada se separó de él y mirando hacia abajo vio como una gota escurría por todo su abdomen hasta ir a parar a sus labios vaginales. Es decir, a su preciosa abertura sexual.


Hasta ese día, ningún pene había estado tan cerca de su vagina y mucho menos el semen.


Ver aquello resbalarse por su abdomen hasta su vagina y más sabiendo lo que era, sabiendo lo que ocasionaba aquél líquido viscoso si entraba en su vagina, hizo que su cabeza diera mil vueltas.


Alicia llevó una mano hasta el líquido viscoso e impidió que siguiera resbalando por toda su rajita. Sintió débiles sus rodillas a tal grado que tuvo que sentarse para no caer.


En ese preciso instante miró lo que tenía enfrente: el pene de su hermano semi erecto que aún dejaba gotear de la cabeza una que otra gota de semen.


Luego miró el rostro de su hermano menor. Parecía estar en otro planeta. Su rostro era pálido y sus ojos desorbitados.


-Oh demonios…- musitaba Junior.- no quise hacerlo… lo siento mucho…- Seguía diciendo mientras sus manos hacían ademanes muy extraños.


Cuando Alicia sintió que la fuerza volvía a sus piernas, volvió a ponerse de pie y besó nuevamente en los labios a su hermano.


-No hay nada que temer… no causaste ningún daño…- le dijo al terminar de besarlo.


-Que no cause ningún daño??- preguntó Junior.- No cause ningún… daño? Acabamos de cometer incesto!!


-No… no lo hicimos…- contestó Alicia firmemente.


-Pero tu dijiste que…


-Yo se lo que dije pero esto no es incesto. Solo es incesto si nos besamos y acariciamos al mismo tiempo Junior. Y aún así, aún cuando lo hiciéramos, deberíamos hacerlo a propósito. Hubiera sido incesto si yo te hubiera agarrado el pene mientras nos besábamos a propósito…


Junior no era estúpido pero ya conocen el viejo dicho: "Cualquier hoyo es trinchera y más en tiempo de guerra". Que traducido al momento, el hoyo sería el de su hermana y el tiempo de guerra sería el momento lleno de calentura en el que las hormonas estaban desatadas, ese tiempo que estaba viviendo Junior a esa edad. Así que se hizo el "estúpido" y aceptó la definición de su hermana.


-Así que podemos seguirlo haciendo sin que sea incesto? Puedo seguir besándote cuantas veces quiera?


Alicia cerró los ojos y luego susurro:


-Si, cuantas veces quieras Junior…


Dos noches después, sus padres trabajarían hasta tarde.


Alicia se detuvo a la entrada de la habitación de su hermano y le dijo:


-Iré a tomar una ducha Junior…


Sin una palabra más Junior sabía perfectamente lo que eso significaba así que, dejando de leer su libro, se puso de pie y fue a seguirla.


Adentro, en el baño, se sentó en el excusado mientras ella se desvestía.


Alicia se metió a duchar y no se demoró casi nada. Cuando salió su hermano ya estaba desnudo y dispuesto a ducharse también.


Junior tampoco demoro mucho en la ducha y, cuando salió, se puso frente a su hermana, cara a cara, y esta le dijo:


-Si gustas puedes acariciarme pero solo hazlo en mi espalda o mis hombros…


Junior asintió y de inmediato los dos se abrazaron desnudos.


Los brazos de Junior eran fuertes y la apretaban desenfrenadamente contra él que, aún cuando era más joven que ella, ya era más alto.


Sus rostros quedaron frente a frente y en seguida se besaron.


En ese momento la verga de Junior se colocó entre las piernas de Alicia quien sintió que su hermano tenía la verga tan dura que pensó por un momento en sentarse sobre ella. Cerró sus piernas atrapándola entre las mismas.


El beso continuó y continuó mientras sus brazos se acariciaban la espalda.


Junior no pudo más y bajó sus manos. Que suave culo tenía su hermana Alicia!


En un inicio creyó que no debía hacer eso pero pronto se encontró con que no podía separar sus manos de aquél maravilloso par de nalgas y siguió haciéndolo.


Alicia sentía como su hermano le apretaba el culo y se maravillo con la sensación. Ni si quiera a sus novios les había permitido hacer algo así pero bueno, a sus novios no les tenía la misma confianza que a su hermanito o si?


Pronto Junior sintió que sus bolas explotaban y echó nuevamente chorros y chorros de leche manchando el bello cuerpo de su hermana en las piernas, abdomen y entrada de su vagina.


Alicia nuevamente sintió aquél líquido tibio y, mientras su hermano le seguía amasando las nalgas con fuerza, no pudo evitar el orgasmo.


-HMMMMM…- Gimió con fuerza al sentirse manchada por tanto semen.


Permanecieron los dos por varios segundos más abrazados y después se separaron.


-Te acaricié el culo…- dijo Junior con cierto arrepentimiento.- ahora sí cometimos incesto…


-No seas tonto Junior… solo es incesto si me tocas la parte de enfrente… el culo no importa.


En ese momento ambos estaban tan llenos de semen que necesitaban otra ducha inmediatamente. Y esta vez no se metieron uno por uno sino que lo hicieron los 2 al mismo tiempo.


Mientras se bañaban no paraban de besarse. Se besaban con tanta pasión que bien parecían amantes. Es que acaso ya lo eran? Hermano y hermana pueden ser amantes?


Alicia tomó el jabón entre sus manos y, en lugar de enjabonarse ella, enjabonó a su hermano.


Cuando llegó a su pene, este, increíblemente, ya estaba duro de nuevo!


Pronto lo llenó de jabón y se entretuvo acariciándole las bolas y el tronco por mucho rato.


El pene de Junior parecía brillar. Era como si Alicia le estuviese sacando brillo con sus manos y de esto se percató en seguida. Se mordió un labio y en ese momento un pensamiento bastante sucio cruzo por su mente.


Aunque no tenía experiencia en el sexo, Alicia sabía que las chicas suelen ponerse el pene del hombre en la boca…


-Nadie tiene porque saberlo…- se dijo a sí misma mientras debatía contra su conciencia.


El debate fue ganado por su morbo y pronto Alicia se agachó dispuesta a mamarle la verga a su hermano.


Se hizo hacia delante y, abriendo lo más que pudo su boca, se metió el glande de su hermano.


-Alicia!!- casi gritó Junior al ver lo que su hermana estaba haciendo.


Alicia comenzó a chupárselo como si fuera una paleta. No sabía muy bien que debía hacer con su lengua pero hacía su mejor esfuerzo.


Se despegó del pene de su hermano con un sonoro ruido y luego lo miró al rostro.


-Te diré la verdad Junior… solo es incesto si te vienes dentro de mi vagina…


Inmediatamente su boca volvió a la verga de su hermana y continuó mamándosela.


-AAAAHHHHHH HMMMMMMMM…- Bufó Junior y sin poder aguantar más soltó toda su leche dentro de la boca de su hermana.


Cuando salieron del baño se abrazaron y besaron. Luego caminaron hasta la habitación de ella y tras una corta despedida y un besito de buenas noches, Alicia le dijo:


-Me gusta el sabor de tu pene Junior…


-Debemos tener cuidado…- contestó Junior consciente de lo que pasaría si sus padres se daban cuenta o llegaban a algo más. Estaban jugando con fuego!


-Lo sé…- le dijo Alicia y lo besó de nuevo.- Lo tendremos…- lo volvió a besar.- Solo tenemos que tener cuidado de que nunca entre el semen en mi vagina… solo es incesto si entra… recuérdalo muy bien.


-Esta bien Alicia… como tú digas…


A punto estaba Junior de retirarse a su habitación cuando Alicia le sostuvo del brazo y le dijo:


-Espera… aún no me has probado tu a mí…


Los ojos de Junios se abrieron como platos. Entraron en la habitación de Alicia y esta de manera graciosa pero, a la vez muy sexy, se tumbó boca arriba sobre su cama separando sus piernas.


Junior no sabía exactamente que hacer. Al principio solo miró a su hermana. Que bella y excitante se veía! Luego se acercó a su vagina y el resto fue historia. Lamió y bebió los mares de jugos que de la vagina de Alicia emanaban mientras esta se retorcía como una loca sobre la cama.


-OHHHH Juniorrr!!! HMMMMMMMM ASIIII SIII HMMM


Finalmente Alicia sintió su orgasmo pero Junior no paraba de lamer su vagina así que pronto le vino otro y otro y otro…


-AAAHHHHHHHHHHH HMMMMMM


Su hermana era capaz de tener multi orgasmos! Y eso Junior lo acababa de descubrir.


Finalmente fue ella quien tuvo que empujar a su hermano para que este dejara de lamer su vagina.


Para ese momento Junior ya tenía la verga bastante dura de nuevo y hubo la necesidad de que su hermana se la volviera a mamar.


Apenas terminaron sus padres volvían a casa. Junior corrió a su habitación y no hubo ningún problema esa noche.


Dos días después se bañaron juntos nuevamente mientras su hermana se hincaba a mamársela en repetidas ocasiones.


Alicia estaba encantada con el sexo oral. Le encantaba la sensación de tener la verga de su hermano en la boca y sentir la lengua de su hermano en su vagina.


Varios días después de haber descubierto lo que 2 hermanos podían hacer, mientras Junior lamía gustoso la vagina de su hermana, se le ocurrió una atrevida idea. En ese momento comenzó a meterle un dedo en la vagina a Alicia que, al sentirlo, de inmediato hizo una mueca de dolor.


-Que sucede?- preguntó Junior asustado.


-No es nada…- le dijo Alicia alejando su concha de la mano de su hermano.- creo que tu dedo entro un poco más de lo necesario… es todo… mi himen esta al fondo de mi vagina… si lo metes mucho puede que me lo rompas… necesitas tener cuidado Junior.


-Si meto tan solo un poco mi dedo no pasa nada?- preguntó Junior e inmediato su mente voló.- Que hay de mi pene? Podría meterlo aunque sea un poquito?? Prometo no chorrearme dentro…


-No lo creo Junior…- contestó Alicia respirando excitada con solo pensar en la idea de tener el pene de su hermano adentro de ella.- estoy segura de que me desvirgarías…


-Oh…- contestó triste Junior.


Pero luego de eso, durante los próximos días, Alicia pensó en ello muchas veces y llegó a la conclusión de que tal vez su hermano podría meterlo aunque sea solo un poquito…


El viernes por la noche, sus padres fueron a una fiesta y los dejaron solos.


Tan pronto como se fueron, Alicia fue a la habitación de su hermano y este al verla preguntó contento:


-Te vas a bañar????


Pero esta vez ella contestó para sorpresa de Junior:


-No…


Luego entró a la habitación de Junior, se sacó la blusa quedándose en brassier y dijo:


-He estado practicando…- se hizo para delante y se sacó los pantalones para luego decir.- creo que… tal vez… si lo haces con cuidado… me lo puedas meter aunque sea un poquito…


Junior inmediatamente supo a lo que se refería. Como no hacerlo cuando había estado pensando en ello todas las noches.


-Solo un poquito…- repitió y luego preguntó.- No cometeremos incesto cierto?


-Bueno…- su hermana se quedó pensativa. Luego le dijo- No si solo me metes la puntita… y claro, debes sacarlo antes de chorrearte… de esa manera no habrá peligro y no cometeremos incesto…


Pronto Junior ya estaba encima de su hermana a punto de experimentar su primera vez.


Ya le había lamido la vagina por vario tiempo por lo que su hermana estaba sumamente mojada, a su vez, su hermana ya la había mamado el pene para lubricarlo y hacer más fácil la penetración.


-Espera…- le dijo Alicia justo cuando estaba a punto de meterle el glande. Luego bajó su mano hasta agarrar el pene de su hermano y justo cuando lo sostuvo entre sus manos le dijo- lo sostendré… de esta forma puedes empujar solo la cabeza y yo te detendré si te pasas un poco…


Junior miró el rostro de su hermana. Se veía nerviosa y a la vez un poco asustada. La besó en los labios y luego le preguntó:


-Estas lista?


-Si, pero hazlo despacio por favor…


La cabeza de la verga de Junior se deslizó más rápido de lo que había imaginado Alicia en su virginal gruta.


-Se siente muy tibio…- dijo entre jadeos Junior al haber entrado la punta.


Alicia no sabía que sentía en ese momento. Miró hacia abajo y nada, no había sangrado.


-Métela un poco más Junior…


Junior empujó un poco más y en eso pegó un tremendo gemido que le hizo saber a Alicia que estaba a punto de venirse.


-Salte Junior!! Salte!!- gritó Alicia.


Junior sacó su pene inmediatamente y, tras esperar unos segundos, Alicia, al ver que había logrado detener su venida, le dijo:


-Listo?? Métela de nuevo…


-AAHHHHH…- Gimió con fuerza Junior al sentir como su punta volvía a entrar en esa gruta tan rica de la cual no quería volver a salir y Alicia supo en ese momento que la habían vuelto a meter demasiado rápido…


-Salte Junior!! Salte!!!- Le gritó y en seguida Junior sacó su pene para justo después comenzar a soltar chorros y chorros de leche encima de los labios vaginales de su hermana.


Alicia miró hacia abajo una vez más y no se encontró con ninguna mancha de sangre. Solo había puro semen por lo que seguía siendo virgen…


Después de eso se bañaron juntos en medio de caricias y besos. Luego cenaron juntos en medio de una velada romántica mientras se declaraban su amor infinito.


Durante todo ese tiempo, Alicia no podía dejar de sentir ganas de tener la punta de la verga de su hermano adentro de nuevo.


-Vamos a tu habitación Junior…- le dijo tomándolo de la mano.


-Lo repetiremos de nuevo?? Es que acaso hace rato no estuve a punto de…


-Yo lo sé Junior pero entre más lo practiquemos podremos controlarlo mejor…- le decía Alicia mientras se desvestía frente a su hermano.- Aún soy virgen, además alcanzaste a salirte con mucho éxito hace rato…


Una vez más su hermano se posó en medio de sus piernas y comenzó a presionar la punta de su verga en la entrada virginal de su hermana.


Junior no estaba preocupado esta vez. Ya lo habían hecho antes y todo había salido bien así que, que podía fallar?


Escuchó a su hermana decir: Empújala… y de inmediato comenzó a penetrarla con su punta.


El problema fue que, al oírle decir esto, Junior se encontraba chupándole un pezón a su hermana y, al empujar, lanzó sus caderas hacia delante de tal forma que en cuestión de milésimas de segundos, la mitad de su pene, se deslizó al fondo de la vagina de su hermana rompiéndole el himen con ello.


-AAAAAHHHHHHHHHHH… AAUUGGGGHHHH…- Gimió Alicia al sentir como la verga de su hermano le arrebataba la virginidad.


Alicia miró el rostro de su hermano, llenó de amor y consciente de lo que estaba sucediendo pero en ese momento también reflejaba mucha preocupación.


-AAAHHH… Esta bien, esta bien Junior… no hemos cometido incesto aún…- le dijo mirando hacia abajo y percatándose de que aún había la mitad del pene de su hermano afuera.


Junior se relajó ante las palabras de su hermana y, a indicaciones suyas, comenzó a meter y sacar su pene lentamente de su vagina.


Que sensación tan maravillosa sentía Alicia. Se sentía llena, más mujer que nunca!


No podía creer lo bien que se sentía que su hermano le estuviera follando con la mitad de su pene.


Junior se sentía en el cielo. No pudo controlarse más y en cuestión de segundos ya tenía la verga entera adentro de su hermanita.


Esto le hizo enloquecer y como loco comenzó a taladrar aquella bella gruta recién desvirgada.


-AAAAHHHHHHHH HMMMMMMMMMMMMM


Tan solo 4 o 5 minutos después, su pene explotó.


-Nooooo!!! Juniorrr!!!! – gritó agonizando de placer Alicia al sentir como la verga de su hermanito estallaba en su interior. Y, aunque este se salió antes de terminar de chorrear toda la leche, al menos 3 o 4 chorros fueron a dar en lo más profundo de la vagina de su hermana.


Junior cayó desplomado encima de Alicia sintiéndose sumamente culpable.


Alicia no podía creerlo, su hermano la acababa de llenar de semen. Aún así, le habló a su hermano y cuando este la miró a los ojos, lo besó en los labios y después le dijo:


-No debes preocuparte Junior…


-Pero hemos cometido incesto hermana!!


-No, no digas eso! Aún no hemos cometido incesto… solo cometemos incesto si derramabas todo tu semen adentro y alcanzaste a salirte antes de que esto pasara… tan solo fue un poco…


-Pero que tal si quedas embarazada?


-No quedaré….- contestó segura de sus palabras Alicia…


-Como lo sabes?


-Solo lo se Junior… no te preocupes…


Alicia lo besó y rápidamente comenzaron a besarse y acariciarse nuevamente.


-Quiero que me la metas de nuevo…- le dijo Alicia al ver que el pene de su hermano cobraba vida.


-Estas segura?


-Si… ya te he dicho que no es incesto a solo que me eches todo tu semen… no dejaremos que eso pase o si?


Una vez más, Junior penetró a su hermana y esta vez duro más tiempo cogiéndosela.


Alicia se sentía llena, completa y feliz. Realmente estaba enamorada de su hermano y del placer que este le provocaba.


Cuando Junior sintió que se venía, esta vez quiso ser considerado y trato de salirse pero, su hermana, quien se percató de su próxima venida a tiempo, lo rodeó con las piernas por la espalda, de tal forma que le imposibilitó sacarle el pene y, una vez más, la lleno de leche pero esta vez completita.


-AAAHHHHHHHHHHH


Cuando Alicia sintió que ya no salía una sola gota más de la verga de su hermano, lo liberó con sus piernas y este le dijo:


-Que has hecho?


-Nada…


-Pero es que no has dicho que solo así sería incesto?


-No te preocupes Junior, solo es incesto si nuestros padres o alguien se llega a enterar… ahora ven y hazme el amor una vez más antes de que nuestros padres lleguen.