Buenas amiguitas y amiguitos mios! Bienvenidos nuevamente al rincon oscuro de mi creatividad. No sera el lado mas oscuro de mi alma, pero es el que les puedo mostrar por ahora.
Esta vez no hay musica, prefiero la soledad del silencio.
Esta historia es colgada, no tiene saga pero se fundamenta en una idea que le debo a mi gran amiga paulavera.
No voy a hablar de la idea en si, no me gusta contar los finales aunque soy un incurable curioso y aunque me tape los ojos, miro entre ellos, indefectiblemente.
Aprovecho este espacio para agreder la firma que con la mejor onda me hizo pashasito77 que quedo buenisimo, con el logo de un nuevo emprendimiento del que van a tener novedades en el 2009... Proyecto no-porno, sorry!
Sin mas, los dejo con mi ultima creacion, saludo a todos los que se copan y escriben, se sacan fotos, buscan amateurs, viejotas, videos y... bueno, a lo que hace unionstereo que no tiene nombre ni calificativo! .
Realmente nunca pense cuando ingrese aca que iba a sentir las cosas que sin pedir permiso todos ustedes fueron clavando en mi alma, en el momento mas sombrio de mi vida sin saberlo me ayudaron.
Un abrazo digital, que es poco pero por ahora es lo que hay!





Decisiones equivocadas


Yo habia experimentado un poco, jugado con la posbilidad de correr los limites.
Desde joven me intereso el sexo y me pajeaba mucho, muy seguido.
Leia mucho, era un freak y la pornografia no quedaba afuera de ese fanatismo por las letras.
Tambien miraba las fotos, pero me interesaba recorrer los rincones oscuros de el acto sexual, no me alcanzaba solo con la acabada al final de la cogida.
Necesitaba saber quienes eran esposos y quienes amigos en una orgia, leer los dialogos entre los participantes, las sensaciones.
Era un canibal de situaciones, no me alcanzaba con el plato principal, necesitaba conocer al cheff.
Asi fue que empece a buscar, mucho antes que exista la web publica y porno nuestra de cada dia.
Encontre una enciclopedia del sexo, en fasciculos.
Venia con un VHS que explicaba masajes, juegos con miel, chocolate y esas giladas que nunca me llamo la atencion, esa mierda tantrica.
Yo queria perversion... Y la encontre!
En un apartado del librito, habia una especie de mapa donde explicaba como alcanzar el punto G del hombre, en la prostata y se lo mostre a mi chica (actual esposa) y comenzamos a jugar con eso.
Dedo va, dedo viene me ponia como loco, la pija como un garrote de la epoca de las cavernas y los huevos inflamados a pleno.
Acababa como loco, largos chorros que no se repetian con otra practica, solo cuando me pajeaba y hurgaba con su dedo en mi ojete, acariciando mi zona de placer.
La perversa de mi mujer comenzo de a poco con un dedo mas, con lubricante anal y termino cogiendome literalmente con los dedos; ya la cosa habia pasado de masajear la prostata a desplegar sus deseos ocultos de penetrarme.

Paso el tiempo, esa practica se fue volviendo mas y mas habitual hasta que un dia trajo un juguetito, como ella le decia.
Un vibrador de jelly de un tamaño mediano y una sonrisa de oreja a oreja.
“Te lo meto despacito, primero te abro bien los dedos y cuando te aflojes te cojo como a una virgen, con amor”.
Yo no supe bien que decir, pero mi ereccion me dalataba, era tan pero puta que me volvia loco, ademas sabia que despues se tenia que aguantar el vuelto: la pija me quedaba bastante mas grande y la cogia furiosamente, como un animal, casi violandola.
Pero no era una violacion, porque yo sabia que la trola lo disfrutaba, le encantaba provocarme y llevarme siempre un poco mas lejos, mas hondo en el pozo de perversion que me habia llevado despacito, como chico para el colegio.

Para resumir, se volvio una hija de puta que disfrutaba cogiendome, como yo la garche varias veces a ella, aunque despues siempre, indefectiblemente le hacia tomar la mema.
Le clavava la pija a punto de estallar en la garganta, con las venas enormes y los huevos cargados de leche y me vaciaba en ella, le tapaba la nariz para que no deje escapar una sola gota de esperma.

Asi pasaron las cosas durante meses hasta que propuso ir a un boliche swinger, cosa que me negue.
Ya me parecia suficiente que meta algo en el culo, como para que encima me meta los cuernos adelante mio!
Nos peleamos por ese tema y estuvimos a punto de separarnos; pero ustedes saben como es esto...
Ella era muy habil y siempre lograba convencerme y, en el fondo, a mi me gustaba reconciliarme.
Dicen con razon, que los mejores polvos son los que vienen despues de arreglarse y es cierto, en mi caso al menos!

Una noche me surgio con algo que hacia muchos años que no hacia y a mi particularmente nunca me atrajo: ir a bailar.
No me quise poner en cabron como la vez anterior y pregunte a donde ibamos, que onda el lugar.

El boliche era Amerika, yo habia oido hablar de el, que habia travas, lesbianas, de todo un poco y que era medio un descontrol.
La idea no me convencia del todo, pero para no ser tan agreta acepte.
Si hubiese sabido hacia donde iba a apuntar este camino creo que nunca lo habria tomado, pero la vida tiene rumbos misteriosos.
Se vistio para ir de caza, era un infierno la conchuda!
Tenia un vestido de noche, escotado en la espalda llegando al limite de la raya del culo, muy ajustado y de color negro.

El hecho de ser apretado le formaba un orto enorme, tentador, que se movia a cada paso, balanceandose.
El escote del pecho dejaba ver como minimo, la mitad de sus tetas, el borde del pezon asomaba mostrando su rosada aureola a quien quiera espiar.
Su peliroja cabellera caia mas abajo de los hombros, con una permanente con rulos alucinante.
Se habia pintado la jeta de rojo furioso, lo que la volvia sensual, mas carnosa, mas tetadora su boca.
Yo me vesti con una remera de lino blanca, con el cuello en V bien abierto que dejaba ver el lomo laburado en el gimnasio.
No era Van Damme pero zafaba bastante bien.
Completaba el atuendo con un pantalon bien suelto, de tela hecha de cañamo y el pelo corto, paradito.
Llegamos al boliche y se armo un revuelo viendo a la puta de mi mujer vestida asi.

Venian minas a encararla, tipos que bailaban fregandose contra ella, lesbianas que la rodeaban y manoseaban abiertamente y mientras tanto, yo parado a unos poco metros, mirando todo como un boludo.
Me tome un speed con vodka mirando como dos minas de mas o menos 25 años bailaban sobandola, lamiendole la oreja.
Le hablaban al oido y, como es logico, yo ni me entere que le decian, solo notaba que se reian.
Para bajar la vena que me estaba agarrando, me tome otro speed con vodka y ya estaba mas vale tirando a borrachin.
De golpe una chica le lleva un vaso y ella se lo tomo mientras la otra le metia la mano por el escote de la espalda, acariciandole la zanja del orto.
Despues de unos 15 minutos eternos, vino a hablarme, notablemente excitada y exhaltada.

“Bebe, alla hay un lugar re bueno, tenemos que ir!”
“Que lugar?” - conteste tratando de evitar que el odio que sentia no me consuma del todo.
“Le dicen el tunel, hay de todo minas, travas, chabones y todo vale ahi, es un descontrol! Yo quiero ir! Dale!”

Note que las pupilas estaban dilatadisimas, transpiraba y respiraba a full, como nunca.
Ademas de la calentura que le habia provocado tanta atencion empece a sospechar que la bebida tenia alguna falopa adentro que la puso mas puta y viciosa de lo habitual.
La bronca que sentia domino el amor que sentia por ella y deje que me lleve, como un rio me abandone a su corriente a ahogarme y morir, si era necesario.

Recorrimos el bolicha hasta un rincon, donde habia un pasillo oscuro con sillones, muy angosto y al entrar note que era un reservado, habia gente cogiendo de muchas maneras imaginables e inimaginables tambien!

Senti que la mano de mi mujer me soltaba y no veia nada.
La luz era muy tenue y tuve que esperar a acostumbrar los ojos.
Cuando eso sucedió note que habia dos tipos metiendole mano a lo loco, habian bajado el vestido y quedo en tetas.
Uno la agarro de los pezones, estirandoselos y el otro le comia la boca, ella obviamente no se resistio.
En ese instante me manotearon la pija, por adentro del pantalon, algo que parecia ser una mina pero muy grandota.
Me empezo a chupar la pija que estaba fofa, el enojo no se me pasaba y tenia ganas de matar a todos esos hijos de puta que rodeaban a mi mujer; esa trola de mierda!
Verla disfrutando me hacia enfurecer mucho mas y quien me manoteo la verga se paro y al oido me dijo:
“Yo se como te voy a poner loquito, zonzo”

La voz sonaba rasposa y lanzo un grito de marica al aire, llamando a alguien.
Cuando vino era un pelado, pinta de arruinado y como hombre era bien feo.
Le dijo algo al oido y de rodillas se puso a chuparme la pija, mientras el trava me bajaba los pantalones y me empezaba a chupar el culo.
Eso hizo reaccionar de a poco la pija, que crecio dentro de la boca del pelado ese.
Mire a los costados y habia ya una pareja que garchaba mirandonos, sin perderse nada.
La puta de mi esposa estaba chupandose una pija, mientras con cada mano pajeaba a dos tipos.

Se intercalaba las pijas de los tres en la boca, frenetica.
El trava comenzo a meterme la lengua en el ano y se me puso la garompa como un mastil.
El pelado maraca chupaba como nunca nadie me lo habia hecho, me amasaba los huevos como un poseido.
Movia la cabeza y, si no hubiese musica, juro que estaba gimiendo como una putita.
Y si hubiese luz, seguro se babeaba porque sentia que algo humedo bajaba por mis bolas.
Cerre los ojos unos segundos, intentando pensar en otra cosa, realmente el puto la chupaba muy bien, era un experto!
Pero el trava metio un dedo en mi culo que entro suavemente, con mucho placer lo recibi y senti su respiracion en la nuca, su lengua en mi oido:
“Relaja bebe, que yo se que te gusta y mucho”.

Efectivamente, me olvide de la conchuda de mi mujer y me afloje.
El dedo iba y venia y me daba un placer enorme, sumado a la magistral mamada que me propinaban.
Me dedique a gozar unos instante y senti que alguien pasaba a mi lado y me rozaba, instinctivamente mire y a la atorranta la estaban rodeando ahora seis tipos, pajeandose como si fueran la filarmonica de San Francisco.
Todos al unisino, a escasos centimetros de la cara de mi esposa.
Se turnaban para que le chupe la pija y le acababan en todo el torso y cara.
Uno con una pija muy grande la hizo atragantar y le dio una arcada.
Quizas por el alcohol que ingirio, la tuvieron que levantar en andas y la recostaron en un sillon, con las piernas abiertas y comenzaron a cogersela entre todos.

La pusieron boca arriba y mientras uno le entraba por la concha otro le tiro hacia abajo la cabeza y empezo a cogerle la garganta, literalmente.
Ella no se resistia de ninguna manera, me tranquilice cuando vi que con cada mano volvia a prenderse de una pija y las ordeñaba muy lentamente.
Se turnaron en todos su orificios, incluso en el culo un par de veces, que nunca me dejaba hacerselo, la hija de mil putas!
Se pusieron todos de acuerdo, la arodillaron de nuevo en el piso y la rodearon mientras se pajeaban apuntandole con las pijas a la cara, la puta con la boca abierta como esos pichones, cagados de hambre, esperando su racion de leche.

Lo que siguio fue un desfile de pijas que se zamarreaban y le depositaban la leche en el pelo, la boca, la cara en general y algunos pifiaban y algun lechazo iba a parar en algun otro participante del gangbang.
Uno incluso le acabo en el ojo y ni se movio, siguio jugando el papel de urna seminal, de receptaculo de esperma, inmutable, como una estatua.

Ante la imagen de mi puta toda acabada lo agarre de la nuca al puto y haciendolo atragantar comence a acabarle en el garguero, a pesar que me golpeaba el abdomen para que lo deje salirse, cosa que no hice.
Le salio la leche por la nariz, acabe muchisimo y me encanto lo que me habia hecho el trava en el ojete.

Cuando llegamos a casa la puta se ducho, yo me lave en el baño de servicio y me recoste, intente dormirme pero no pude, las imagenes de lo sucedido me daban vuelta en la cabeza y no podia concentrarme.

Me dolia el pecho, sentia un odio que me carcomia y la vena de la sien me latia a full.
No podia seguir asi, deicidi algo drastico que si seguia viviendo con eso dentro mio me terminaria enfermando, hay cosas que uno no puede superar nunca.
Por eso escribo este relato.
Para que los que quieran saber la verdad se informen, despacho este mail para los que nos conocen, nuestra familia asi se sabe lo que paso todos estos años.
En la linea de tiempo del relato, lo que va a seguir es que voy a ir donde esta la conchuda que es mi mujer, con el 38 cargado, le voy a preguntar si la paso bien y voy a terminar con mi vida, de un tiro en la boca.






Venganza (decisiones equivocadas)