bueno, lo voy a separar principalmente por secciones, pues no se pegar videos les voy a dejar un link y un comentario del video, y si encuentro la foto correspondiente, espero que alguien me enseñe a poner videos...



TRAVESTI Y EMBARAZADA


megapost sexo bizarro (imagenes, fotos, videos, relatos)

http://www.tuporno.tv/videos/travesti-y-embarazada-follando



...BUENO... la musica acompaña al titulo del post, no hay mucho que decir, sobre las acciones/posiciones, me gustço la culeada, ya que el travesti no se ve, je... no me gustan tanto, pero las embarazadas si, y esta es muuuuy linda....


hermafrodita o que


bizarro


...mmmmmmmmm mi comentario es mas bien una aclaracion, no me exito esto ni nada, pero bueno, cada cual con cada cual...



http://oldsexlinks.com/cumfacegrannies/saggy-bath-titties/large/15.jpg



enano se cohe a una loca muy copada (descarga)



trava



http://rapidshare.com/files/147026958/flaca.hot.pollo11.rar




meada en la cara





bueno, no se como hace para mearla embergado, yo no puedo... je,



http://www.peliculasxgratis.com/2007/11/09/tio-meandole-en-la-cara-a-una-chica/




"amamantando"


Alguna madre que tras tener a su hijo a decidido gastar su leche para hacer videos porno bizarros. En este caso varias lesbianas se ponen a pasarse la leche de la teta a la boca, y luego de la boca a la boca, unas a otras, como en un trenecito. Una guarreria pero que a mas de uno le pondra tieso





http://www.peliculasxgratis.com/2007/11/07/tia-dando-leche-por-las-tetas-a-la-boca-de-otra/





actor porno cuenta SU experiencia



enanos


Tuve un rodaje para Kemaco Studio (www.mmm100.net) bajo la dirección de Thierry y Franck con una nueva actriz francesa llamada Tyra Lewis. La última vez que había trabajado para Kemaco fué en el pasado mes de Julio con una actriz francesa muy mona llamada Starla Candy. Pero esta vez la actriz no era ni por asomo como Starla…

A Tyra la trajeron desde Francia para rodar varias escenas durante esos dias, aunque cuando la ví por primera vez pensaba que la habían traído directa desde Senegal y sin escalas jaja…



sezo



Cuando yo llegué, ya habían rodado con ella en dias anteriores Thierry y Jorge Fernandez. Durante el trayecto hacia la localización (que fué en exteriores, en el campo) ya me habían contado que los rodajes anteriores no habían ido demasiado bien, que le diera caña, que la chica era algo paradilla… tal y como pude comprobar después.

Tyra era negra como el betúm, mas alta que yo (1,85) y con las tetas más caídas que las torres gemelas. Un armario ropero que no se movia. Cuando la actriz es pequeña siempre la puedes coger paquí y pallá y la dominas a tu antojo. Pero cuando se trata de una mole asi que folla de puta pena, que encima te lo pone dificil y que no te entiendes con ella por el idioma, sufre mamón… Y encima como olía la japuta, dios…

A pesar de todo la escena quedó muy bien. Una escena muy hard, pues a falta de iniciativa por parte de la chica tuve que pegar yo bastante caña, con bofetones y cachetazos por doquier incluídos, que esta negra lo aguantaba todoooo!



link: http://robinreid.wordpress.com/category/experiencias-bizarras-y-tias-chungas/


acabada terrible




megapost sexo bizarro (imagenes, fotos, videos, relatos)


http://www.ninjagalleries.com/galleries3/fuckedupfacials/movs/kenzie_marie/pichunter.html




se meten lo que ven



bizarro





http://www.eros.es/amateurs/bizzaras-sin-control/



onda edad media (sado)




trava



http://www.millionsexpics.com/sex/tree/pic.html




relato bizarro :S



RELATOS. De alcoholico a travesti
Posteado por: Salchichon - Fecha del: Domingo, 20 de Abril de 2008

Hoy en día, la mayor parte del tiempo mis amistades intimas me conocen, como Lina. Pero no todo el tiempo fue así, ya que desde bien joven me sentía heterosexual, para esa época rápidamente le encontré el gusto a beber alcohol en particular cerveza, al grado que ya a los 19, me habían metido preso en varias ocasiones por disturbios en la vía pública, y otros casos todos relacionados, con las enormes borracheras que agarraba.



Más o menos a esa edad, asistí a una fiesta, y aunque mis amigos apenas yo comenzaba a beber me sacaban el cuerpo, por lo impertinente que me ponía, al decir que yo era tan feo como tan franco y le cantaba las cuarenta a cualquiera en su cara, es decir si alguien tenía un defecto, yo se lo indicaba, claro que eso me trajo muchas peleas. Pero en esa fiesta conocí a dos tipos, que lejos de molestarse conmigo, por los comentarios que hice sobre ellos, al preguntarle a uno de ellos, si su compañero era pato (homosexual) por la manera que tenía de mirar mi cuerpo.

La cosa es que, al terminar la fiesta, me encontraba con unas locas ganas de seguir bebiendo y justo a la salida me los encontré a ellos dos, que después de decirse algo entre ellos, me invitaron a seguir bebiendo, y como estaba sin un centavo, pero con esas enormes ganas de continuar bebiendo, poco me importó lo que ellos dos fueran. De un bar pasamos a otro, y finalmente compramos tres botellas de ron y nos detuvimos a beber, frente a una casa parcialmente demolida. Como recién había pasado una patrulla, uno de ellos sugirió que entrásemos, cosa que hice sin detenerme a pensar en las consecuencias.

Ya dentro en lo que sería uno de las habitaciones, los tres seguimos bebiendo, cada uno a pico de botella, cuando me vengo a dar cuenta ya me había terminado mi botella, y ellos dos se sentaron cada uno a mi lado y mientras seguían bebiendo, y hablando de sexo. Cuando quise agarrar la botella de uno de ellos, me dijo. Ok dejo que te des un trago pero si te quitas toda la ropa, decirlo él y hacerlo yo fue una misma cosa, por lo que ya completamente desnudo, me di un buen trago, mientras ellos dos y yo seguíamos hablando de sexo.

Así pasé un rato, hasta que me dio ganas de darme otro trago, cuando el mismo tipo, me propuso que le diera una mamada a su verga, a cambio de lo que le quedaba en su botella. Yo estaba tan deseoso de seguir bebiendo, que ni tan siquiera perdí tiempo en oponerme o discutir, así que cuando volteé a ver ya él tenía su verga fuera del pantalón. Simplemente me incliné, colocando mi cabeza entre sus piernas, agarré su verga entre mis dedos y directamente dirigí mi boca a ella.

Por lo que me puse a mamar sin detenerme, hasta que él mismo me dijo que ya estaba bueno, y de inmediato me di el ansiado trago de ron. No había terminado de dármelo, cuando el otro tipo me propuso, que me daría la botella de él, que de paso estaba casi llena, si lo dejaba a él y a su amigo darme por el culo. Yo con esa tercera botella de ron frente a mis ojos, no pude decirles que no. Acto seguido me dijo, bueno ponte en cuatro, y obedientemente así lo hice, mientras me terminaba el resto del ron, que me quedaba en la segunda botella.

Casi de inmediato, sentí como me separaban las nalgas, y después de eso como la cabeza de su verga comenzó a pasarla por sobre el hueco de mi culo. En cosa de unos segundos comenzó a penetrarme, sé que me dolió algo, pero era tal mi borrachera y mi deseo de seguir bebiendo que no le paré mucho a eso, todo lo contrario, obedientemente, hacía todo aquello que ellos dos me pedían y algo más, al punto que mientras uno me seguía metiendo y sacando su verga de entre mis nalgas, el otro se colocó frente a mí y sin decirme nada, al ver su verga frente a mi boca, me puse a mamársela. A medida que ellos seguían usando mi cuerpo como les dio la gana, me comenzaron a decir. Mira que sabroso culito tiene este mariconcito, además mira como lo mueve, y lo aprieta, cuando se lo voy sacando. A lo que al que se la estaba mamando le respondía, deja que te la mame para que veas lo sabroso que mama
[ Pulsa para ampliar ]

[ Pulsa para ampliar ]

este maricón.

En ese momento me podían decir perro muerto, que a mí no me importaba. Lo que deseaba era seguir bebiendo, una vez tuviera mi boca libre de esa verga. Entre mamada y mamada, finalmente ese tipo acabó dentro de mi boca y en parte de mi cara. A lo que yo apenas pude, a medida que todavía el otro me seguía dando verga por el culo, me di un buen trago de ron tragándome con el trago, toda la leche del tipo que había dejado dentro de mi boca. Su compañero de manera insistente continuaba metiendo y sacando su verga de mi culo, hasta que aceleró sus movimientos y de momento se detuvo apretándome con fuerza, al tiempo que me mordisqueaba la nuca salvajemente. No sé si me quedé dormido o qué, pero al despertar, ya estaba comenzando amanecer, yo tenía la botella de ron vacía en una de mis manos, y me encontraba completamente desnudo, con mi culo aparte de adolorido, lleno de leche.

Realmente tuve que hacer poco esfuerzo para recordar todo lo sucedido, y me molesté mucho, porque entendía que ese par de tipos se había aprovechado de que yo estaba bien borracho para comerme el culo y ponerme a mamar. En esos momentos no quería admitir, que yo acepté lo que los dos me propusieron, a cambio de seguir bebiendo. A duras penas me vestí y llegué a mi casa, y tal como me encontraba me tiré en mi cama. Cuando me desperté ya bien tarde, me di un baño, y ya en el inodoro, expulsé lo que aun quedaba dentro de mi cuerpo. Recordando como fue que eso había llegado ahí.

Bueno así fue la primera de tantas veces, que tipos que ni tan siquiera conozco me han llegado a comer el culo, por estar pendiente a beber. Claro que en situaciones posteriores, más o menos sucedía lo mismo, lo que cambiaban eran los tipos con que me terminaba acostando. Aunque al día siguiente, los maldecía y juraba que no volvería más a beber.

Hasta que me encontré con Guzmán, ya para esa época tenía entre mis conocidos, fama de que era capaz de cualquier poca vergüenza, a cambio de seguir bebiendo. Un día de cobro, después de que salí del banco, irremediablemente me dirigí al bar cercano, y como de costumbre comencé a beber de manera desesperada, por lo que ya a eso de las diez de la noche, cuando mientras estaba sentado en la barra me di cuenta de que ya se me había terminado todo el dinero, por lo que me puse a ver a quien podía sacarle.

Mientras aun mantenía el vaso completamente vacío entre mis dedos, deseando darme otro trago, tomó asiento a mi lado un tipo, que me dio la impresión de que lo conocía. De inmediato le busqué conversación, y en efecto me invitó un trago, y mientras me daba ese trago pensaba de qué podía hablarle para que me invitase otro trago. Cuando fue él quien me propuso que lo acompañase a su casa, para seguir conversando, quizás por no decir bebiendo. Caminamos por las calles, hasta que llegamos a su casa, y apenas entramos me dijo. Mira yo se que quieres seguir bebiendo, pero yo tengo una fantasía, aunque con cara de pocos amigos lo seguí escuchando, y él continuó diciéndome. Mi fantasía es bien simple, quiero darte por el culo, como la otras vez (cosa de la cual apenas y me acordaba) pero quisiera que te vistieras de mujer. Si no quieres, lo dejamos así, pero si aceptas hacerlo como te digo, te voy a dar dinero suficiente como para hagas lo que te venga en gana, por lo menos esta noche. En el fondo tenía ganas de mandarlo al carajo, pero al escuchar la cantidad, y darme cuenta de la cantidad de ron que podía comprar, acepté.

Cuando ya resignado a que me dieran nuevamente por el culo, le dije que sí. Guzmán se puso bien feliz, y de inmediato mientras me servía un trago de ron me dijo, ok, vete desnudando, lo que hice sin demora. Sin decirme más nada me dijo que me pusiera una crema por todo mi cuerpo, crema que él mismo me fue poniendo personalmente. Yo pensaba que era algún tipo de jabón, pero al meterme a la regadera, y comenzar a caerme el agua sobre mi cuerpo, me di cuenta de que todos los vellos de mi cuerpo incluso los de las axilas y los que rodeaban toda mi verga se fueron cayendo. Después de lo cual me entregó una toalla con la que me sequé, dispuesto a vestirme de mujer y salir de eso lo más rápido posible.

Pero apenas me comencé a poner, la fina ropa intima que él había dejado sobre la cama, me comencé a sentir algo diferente. Ya me había puesto las m
[ Pulsa para ampliar ]

[ Pulsa para ampliar ]

edias, el liguero, las pantis y hasta un pequeño sostén de color negro, cuando me vi en un espejo que había en ese cuarto, el verme parcialmente vestido con ropa intima femenina, me excitó una barbaridad, como nunca antes me había sentido. Pero acomodando mi miembro, entre mis piernas, finalmente la excitación fue bajando. Me puse la pequeña falda corta de cuadros tipo escocesa, y casi de inmediato la pequeña y semitransparente blusa de color blanco, que de no ser por mí corte de cabello, hubiera jurado que realmente parecía una chica. Pero al él entrar en la habitación, trayéndome otro trago. Cuando me vio, me dijo, vas bien pero aun te falta algo, del closet sacó unas zapatillas cuyos tacones no eran muy altos, y una gran peluca de color rojizo. La que cuando me la entregó de inmediato me la puse, y el cambio parecía ser algo de magia, ya que al verme frente al espejo, me impresioné al verme con peluca y todo que a cualquiera hubiera engañado. Cuando él mismo me detuvo en el pasillo, y en un dos por tres aplicó algo de maquillaje en mi rostro.

Aun deseaba que todo terminase lo más pronto posible, para irme a beber. Ya en la sala de su casa me dijo, ahora si vale la pena acostarse contigo, a medida que yo me terminaba el último trago que él me había dado. Yo me comenzaba acercar a él, y fue cuando me comentó, mucho te agradecería si actúas de manera algo más femenina. Así que de inmediato, aunque al principio me pareció una tontería, comencé comportarme como si fuera una mujer. Mi voz fácilmente sonaba mucho más femenina, como si lo hubiera hecho toda mi vida, hasta los modales y movimientos eran casi como un juego de mi agrado. Cuando me preguntó cómo me gustaría que me llamara, le dije Lisa.

Así seguimos, charlando y charlando, pero a medida que lo hacía, me comencé a sentir mucho más cómodo. Hasta que después de poner algo de música, me invitó a bailar. Cuando me tomó entre sus brazos, algo dentro de mi me hizo sentir diferente, eso me estaba gustando, y a medida que me conducía mientras bailábamos, sus manos fueron acariciando todo mi cuerpo. En muchas ocasiones, mientras ya borracho me daban por el culo, la verdad es que lo disfrutaba intensamente, aunque luego me cagara en la madre de tipo que me lo había enterrado. Pero en esos momentos, me sentía como en las nubes, y cuando su boca besó la mía, pensé que me desmayaba en sus brazos. Por iniciativa mía, coloqué mi mano sobre su miembro, y lo que sentí me gustó bastante, al punto que lentamente me fui agachando hasta que su miembro quedó a la altura de mi boca, y sin perder tiempo, lo saqué de su encierro. En cosa de segundos, ya tenía su verga dentro de mi boca, pero lo más impresionante de todo era que no estaba completamente borracho, y aun y así disfrutaba lo que estaba haciendo, sintiendo su caliente verga dentro de mi boca.

Por un corto rato se lo estuve mamando, hasta que mi pareja me indicó que después continuaríamos. Me ayudó a levantar del piso, y nuevamente nos besamos, y a medida que lo hacíamos, fui comenzando a darle la espalda y parando mis nalgas, deseaba ya sentir su rica verga dentro de mi apretado culito. En ese momento no sabía qué era lo que me sucedía, solo deseaba seguir sintiéndome mujer en los brazos de él. Fue algo tan y tan rico, cuando sus dedos comenzaron a tirar hacia abajo las pantis que tenía puestas, y casi de inmediato como esos mismos dedos, suavemente siguieron acariciando mi esfínter, arrancándome profundos y largos gemidos de placer, hasta que apenas retiró sus dedos de entre mis nalgas, su miembro comenzó a penetrar mi culo. Aunque en innumerables ocasiones, yo había decidido dejar que me dieran por el culo, pero para seguir bebiendo, en ese momento lo hacía y disfrutaba por el solo hecho de sentirme mujer.

Su verga se deslizó con facilidad entre mis nalgas, yo sentía su dureza y calor penetrándome fácilmente, hasta que nuestros cuerpos entraron en pleno contacto. A diferencia de las otras muchas ocasiones en que me dejaba dar por el culo, en ese momento lo disfrutaba pero plenamente, y a medida que mi amante metía y sacaba su verga, yo movía mis caderas de un lado a otro al tiempo que apretaba y soltaba mi esfínter. Era algo completamente increíble lo que sentía en ese instante, no se podía comparar con nada de lo que yo hubiera dejado que me hicieran anterior
[ Pulsa para ampliar ]

[ Pulsa para ampliar ]

mente. Sus manos fueron introducidas, bajo la blusa que estaba usando, y con ellas me apretaba mis pequeños pechos, pegándome a su cuerpo una y otra vez.

Y lo mejor de todo es que a medida que él me hacía todas esas cosas, me pegó su boca a una de mis orejas, y cuando no me las mordisqueaba, me decía lo bien que me comportaba como hembra, y un sinfín de agradables y calientes palabras más. Por buena parte de la noche continuamos, en unas cuantas cambiamos de posición, pero siempre dejando que de una forma u otra me enterrase su tiesa verga, Hasta que en cierto momento, lo sentí venirse por completo dentro de mí.

Cuando me desperté en la mañana, Guzmán ya me tenía preparado un desayuno, aunque él en cierto momento me indicó que me podía cambiar de ropa, yo permanecí vestidito de mujer, eso me hacía sentir tan y tan bien así vestido, que le pedí que me la regalase. Él no tan solo me regaló la ropa y me entregó el dinero que me había ofrecido, sino que cuando me invitó a que me fuera vivir con él, no lo dudé ni por un instante. Hoy en día para los amigos de Guzmán, soy simplemente su pareja, aunque muchos de ellos ignoran cual es mi verdadero sexo. Algo bien significativo en nuestra relación, es que he dejado la bebida, digo si me puedo tomar una trago de esto o aquello, pero ya no como lo hacía, hace un tiempo atrás.

Autor: Narrador narrador (arroba) hotmail.com




link: http://www.travestiscachondas.com/relatos-eroticos/RELATOS--De-alcoholico-a-travesti_170.html