Instrucción militar de la buena (parte 2 - final)

Para quienes no leyeron la primera parte aquí les dejo el link: 
http://www.poringa.net/posts/gay/3352121/Instruccion-militar-de-la-buena.html


Después de haber descargado mi calentura en la boca de Marcelo el dolor se fue atenuando, pero en mi cabeza (en realidad en las 2 cabezas) seguía dando vueltas la sensación de tibieza y electricidad que mi compañero me había proporcionado.
Marcelo estaba boca arriba, respirando agitado y en voz baja para que nadie escuchara me dijo que saliésemos a caminar, que él saldría primero y luego de unos minutos hiciese lo mismo yo. La idea era encontrarnos atrás de las letrinas (baños de campaña), pero teníamos que evitar que nos vieran y sospechasen algo.
Se levantó pausadamente y salió. Luego de unos minutos hice lo mismo.

Las letrinas estaban a unos 80/100 metros de la cuadra donde dormíamos, y atrás de las mismas se encontraba un monte cerrado, de acceso difícil.
Nos encontramos, caminamos un poco alejándonos del lugar y nos adentramos en el monte donde nadie podía vernos y fue cuando Marcelo encendió un cigarrillo.
Se arrecostó contra un árbol y riéndose me preguntó si su "trabajo" había calmado mi dolor de huevos. Nos reímos y le dije que bastante, y que le agradecía esa habilidad oculta para "sanar" novios calentones.
Me observó de arriba a abajo y me recordó: " te dije que me debías una, no ?" Asentí con la cabeza y pensé cómo zafar si me pedía como retribución un pete ... esa rara "sensación" hizo que mi pija poco a poco fuera tomando dureza y él estirando su mano agarró mi miembro y lo sacó del calzoncillo.
Lo acarició primero delicadamente y luego comenzó a tironear mi ropa interior  hasta lograr bajarla completamente.
Se arrodilló y mirándome desde abajo dijo: "quiero disfrutarla bien, sin sábanas ni miedo a que nos escuchen ... quiero olerla, saborear tus huevos, atragantarme "... y empezó una mamada que me transportó al mejor de los mundos.

Luego de unos minutos de mucha saliva y lengua se levantó y me dijo: "ahora, para cobrarme mi favor, quiero que me rompas el culo, pero bien fuerte... quiero sentir que tus huevos golpeen la entrada de mi hoyo, quiero sentir el latido dentro mío y que me llenes de leche" ...
Se dió vuelta apoyándose en el árbol, abrió sus piernas y elevó su cola parándose en puntas de pie ...Apunté mi cabeza y como si ese hermoso agujero hubiese sido creado para mi verga, comenzó a entrar casi en un solo movimiento.
Nos quedamos quietos, nuestros cuerpos parecían fundidos entre sí, y agarrándolo de la cintura comencé a bombear y bombear.
No tardé mucho en acabar dentro suyo, dejando -ahora sí - hasta la última gota de mi calentura.
Nos separamos sin decir palabra alguna y volvimos a la cuadra a dormir, teniendo en cuenta que no nos podían ver juntos.
Demás estar decir que esa noche soñé con los angelitos y dormí como hacía tiempo no lo hacía.

Los días que transcurrieron hasta nuestra vuelta a casa pasaron sin que volviésemos a tener relaciones, ni siquiera charlamos sobre lo sucedido.
Cuando estábamos formando para salir del cuartel y tener nuestros primeros días libres, Marcelo se me acerca y me pregunta si me iba directamente a ver a mi novia o pasaba antes a saludar a mis padres, a lo que le contesté que quería ver primero a Mari ... entonces ayudándome a levantar mi bolso me susurra al oído: "creo que deberías pasar por casa antes y darte un baño..."

2 comentarios - Instrucción militar de la buena (parte 2 - final)

cebollita74
excelente yo tambin le hacia eso a un compañero de la colimba , y siempre me pedia que lo pajeara , paso a ser mi amnate , me cojia con tanto amor ....hast el dia de mi cumple me cojio , de una forma tan dulce ...su semen era tan rico , aun hoy me acuerdo y me pajeo ...