Esta es la continuacion a mi post anterior:
http://www.poringa.net/posts/gay/2516193/Mi-primera-vez-primera-parte.html

....Se levanto, saco un condon y lubricante, me recosto en la cama, abrio mis piernas fuertemente y las llevo a su hombro. Puso un poco de lubricante en su pene y otro tanto en mi culito, y con un dedo empezo a estimularme, primero a circulos y despues empezo a meterlo poco a poco y me dijo. "Estas preparado" .........


Mi corazon para entonces estaba que explotaba de nerviosismo, miedo, morbo, calentura, y lujuria., empeze a sentir una dolorosa y placentera presion en mi culito, ardia como si fuera fuego, pero era tan placentero que no lo detuve, incluso estoy casi seguro de sentir su verga pulsando, senti como su sangre le proporcionaba esa ereccion tan erguida. Apenas habia metido su majestuosa punta y faltaban unos centimetros mas, sentia un dolor intenso y adictivo, queria mas.

Al principio fue a ritmo muy lento para que pidiera acostumbrarme, pero de pronto sin avisar me proporciono un mete y saca muy veloz, lo que me provoco a un mas dolor, esta vez intente detenerlo, pero me tenia tan bien sujeto que era imposible hacer gran cosa, ademas de que su fuerza no era comparada nada con la mia. Empezó a follarme duro, yo cerraba los ojos, pero cuando los abria veia su cara de pervertido excitado por el dolor que provocaba en mi, y eso me hizo sentir a un mas caliente y excitado, yo seguía con la misma expresión y hacia falta fingir.

Aveces me tomaba del cuello fuertemente, otras de mi cabello, todo lo que el hacia lo hacia con fuerza y dominandome, y me di cuenta que eso era lo que mas me excitaba, pero quiza lo que hizo que me prendiera totalmente fue cuando metio dos dedos en mi boca simulando una felacion mientras me tomaba del cuello y me follaba duramente.

Probó en mi tantas posiciones y algunas que ni siquiera conocía, domino totalmente mi pequeño cuerpo a su completo antojo, me tomaba fuertemente del cuello, de la cintura, del cabello, sus dedos en mi boca, una que otra nalgada, yo lo disfrutaba totalmente.

Mientras era penetrado fuertemente me empezo a masturbar y logre una ereccion que jamas en la vida habia conseguido, estaba mas duro que un fierro, no paraba de tocarme y yo estaba lleno de placer, el sintio de imediato que mi climax se acercaba, entonces empezo a masturbarme a un mas rapido hasta que me corri a montones, chorreando todo mi abdomen y mi pecho. Creo que llegue a gritar despues de haberme quedado sin respirar unos segundos que me parecieron eternidad. Vi su expresion y lo vi mas exitado, seguia follandome duro. Con su dedo medio tomo algunas gotas de mi semen y lo metio a mi boca, la idea me hubiera parecido totalmente asquerosa unas horas antes, pero estaba tan caliente que no me opuse a su accion. Repitio la accion un par de veces mas, tambien estimulando mis pezones con mi silaba. Tenia un sabor un tanto salado, muy extraño pero no tan desagradable como imaginaba que podria ser.

Los gemidos que el hacia me prendian mucho, note que empezo a hacerlo mas seguido y mas fuerte, hasta que contuvo su respiracion sin dejar de follarme, tambien senti unos empujones involuntarios por parte de su verga. Estaba corriendose dentro de mi. Su climax fue realmente largo, lo cual me hizo sentir que le habia encantado follarme a mi y a mi culito.
Salio de mi, me volteo boca abajo, me tomo de la cintura y levanto un poco mi culito, me dio un par de besos en la espalda, otros en mis nalguitas acompañadas de mordiscos, y lamio al final mi culito, senti un placer enorme.

Me levante, lo deje en la habitacion y fui al baño, verifique que todo en mi estaba bien. Me refresque con agua un poco y regrese a la habitacion para ponerme mi ropa y despedirme, me tomo 10 minutos hacer eso, pero me encontre con que el seguia desnudo y aun con una ereccion brutal. Se acerco a mi me tomo del cuello y me obligo a que me incara y se la volviera a mamar. A un seguia durisima, yo estaba exhausto pero no podia dejar de hacerle oral, me encantaba su verga. Hizo que me detuviera un instante, se sento en la cama recostado en el cabezal y me puso en una posicion parecida al 69, solo que yo estaba de perrito, mas con mi culo mas inclinado hacia arriba. Estaba mamando su verga fuertemente mientras el me follaba con su lengua y con tres dedos (o al menos esos eran los que alcance a percibir).

Me detuvo de nuevo, me hinco en el suelo -de momento ya sabia a donde iba a parar la situacion- asi que abri mi boca y saque la lengua, mientras el se masturbaba y me tomaba fuertemente del cabello. Golpeo un par de veces su verga en mi lengua y en mis mejillas. Me la metio hasta el fondo de mi garganta y oh sorpresa, chorros de semen salian de su verga, me estaba atragantando, como pude empeze a tragar para no causarme tos o vomito o para que no pudiera salir por mi nariz. El me gritaba, Tragagatela toda, traagatela toda!!!, vi su cara de pervertido y obedecí.
El sabor de su semen era dulce, realmente deliciosa, calientito corriendo por mi garganta. Era un sabor que nunca habia probado y no podria compararlo con algun otro sabor. Tan rica que se me antojo ahora mismo.
Me obligo a tragarme hasta la ultima gota, si chorrear ninguna,obedeci.

De nuevo me llevo a la cama, levanto mi culito, me beso y me mordio la espalda y mis nalguitas, y le dio una lamida final a mi culo.

Nos vestimos, salimos de la casa y me llevo a buscar un autobus.
Al despedirnos vi su cara de pervertido y supe que la queria volver a ver de nuevo.

Jamas imagine que mi primera vez con un hombre fuera tan brutal, y mucho menos hubiera imaginado que esa primera vez me fuera a encantar tanto.

¿Que si lo he vuelto a ver? Creo que la respuesta es obvia.
Pero quieren saber como ha sido?

Proximamente les contare mas amig@s poringuer@s