Hola a todos.
Este es mi primer post y relataré en varios, la historia que me ocurre en este momento y varios relatos que me han gustado.
Soy un chico crossdress, con una nena tv de closet que goza mucho de usar ropa de nena, y tomar el rol pasivo.

Durante mucho tiempo, tuve una vida doble, donde en la alterna, siempre buscaba la oportunidad de encontrar lugares sin gente, como casa, o mi trabajo, o visitar algún hotel, para vestirme y sentirme nena, y siempre sola.

Pero a partir de este momento, he tomado el nombre de Berenice, y relataré mi experiencia con mi mejor amiga, quien supo de mi secreto y ahora es la que a cambio de acompañarme, maquillarme y ayudarme con los jugeutes sexuales para mi placer, me usa para el suyo. Ella tienen una dominante reprimida, y tras cerrar la puerta, nos convertimos en nuestro alter-ego. Yo en Bere y ella en Ana, la clienta predilecta de mi putería.

PRIMER CAPITULO.

Justo 3 minutos antes de la hora, a la esquina de Patriotismo y Eje 7 Sur, a bordo de su Volkswagen Bora Negro, llego ella, cuyo nombre no conozco, pero con quien toda la semana estuve acordando este pacto de perversión. Yo, de pie ahi, con mis tenis y jeans malgastados, gorra y playera, con una maleta café, le hice la seña. Se detuvo, me abrio la puerta y en silencio subí. Era el acuerdo. Muy amigos en la vida real, pero en ese momento, no sabíamos quienes éramos. Ávanzo unos 700 metros, y entramos a un Motel recien remodelado. Pagó la tarifa de 5 horas, e hizo avanzar al sedán detras del hombrecillo hasta la cochera número 8. Apagó el auto y activó el botón de cerrado del garage. Volvió a subirse, y me miró a los ojos.

-¿Estás listo?
-Si -Contesté un poco nervioso.

Sin más trámite, abrí mi puerta, y le entregué 6 hojas engrapadas, recién impresas, que contenían una especie de "manual de uso" de la puta Bere.

La carta decía mas o menos así:

Hola.

Bienvenida a mi mundo.
Quiero agradecerte por dejarme compartir todo éstas ganas de definir de una vez por todas éstas curiosidades que tengo sobre mi personalidad. Gracias por la confianza y por la paciencia. Seguramente te habré dejado este pequeño Bloc mientras hago lo necesario para introducirme de forma natural a mi mundo. quiero que sepas de inicio, que esto lo he escrito y recopilado un miércoles, con la intención de que tengas algo que hacer mientras me preparo mi transformación.
Cómo ya te he dicho, soy un monstruo creado a partir de los temores y las hormonas de la juventud, pero.soy tambien algo ajeno a mi mismo, es decir que soy independiente de mi vida normal. En el momento en el que concluya nuestro evento volveremos a ser quienes somos.
Pero, ¿porqué aclararlo? Probablemente hoy ocurran cosas de las cuales mañana no te quieras acordar, o tal vez me digas cosas que no creas correctas recordar. Hablo de que quiero que le des rienda suelta a tu deseo y a tu lado más oscuro. Por poner una analogía, hoy te as a subír a una montaña rusa, y vas a gritar cosas que nunca dirías, y después tal vez pidas perdón. Lo de hoy es olvidable, así que siéntete con libertad. Con la misma confianza con la que en unos momentos más te mostraré mi lado rosa, siéntete en confianza de mostrar tu lado más perverso.

Muy bien. Te he preparado una pequeña compilación de relatos que me han gustado mucho. A través de ellos, no tengo otra intención más que estimules el.músculo más erótico de tu cuerpo. Hazme un favor en este momento, y prende el botón de on a tu imaginación. Siéntete libre de acariciarte, al fin nadie te ve.


____________________________
Daniela.


Es la historia de la iniciacion de mi novio como sumiso femenino. Escribo esta historia por el placer en recordar como descubri mi pasion por los juegos de dominacion y mi primera experiencia en ellos. Y tambien para hacer ver a otras mujeres que los hombres no son siempre lo que parecen. Soy una mujer en la treintena, aunque cuando sucedio esto tendria como 27 años, soy mas bien baja, de buen tipo, sin curvas escandalosas y un tanto atletica (mas joven practique natacion).
Me considero y me consideran una mujer normalita tirando a guapa: pelo castaño por los hombros, bonita cara, ojos marrones... Pero en aquel entonces habia algo en mi que puede que sorprenda a muchos: era virgen. Si, con 27 años aun no habia perdido mi virginidad. Aunque
habia practicado muchos juegos sexuales con varios chicos, siempre le tuve miedo a la penetracion y no habia encontrado alL chico ideal, asi llegue a ese edad en ese estado.
En aquellos dias empece a salir con un chico de donde yo trabajaba: Daniel. Nos conociamos desde que entramos juntos en la empresa, hacia 3 años y bueno, una noche nos enrollamos y decidimos probar y salir juntos. Daniel era un chico atento, simpatico e introvertido era guapo sin llegar a ser el tipico creido: delgado, ojos verdes, rubio oscuro, ...
Nos veiamos todos los dias en el trabajo, despues yo le llevaba en coche a su casa. Vivia con sus padres, el era menor que yo: tenia 25, por lo que generalmente nos quedabamos hablando en el coche un buen rato. Mas tarde yo solia llevar el coche a un descampado cerca de la casa para meternos mano a gusto. Durante las primeras semanas, solamente tuvimos sexo manual o el me frotaba el pene contra mi clitoris, a veces a traves de la ropa interior, de la mia o de la suya. A
Daniel le encantaba correrse en sus boxers y entrar a su casa con su semen humedeciendole el pantalon. Los fines de semana soliamos ir a mi apartamento, que compartia con otras dos chicas, y como la mayoria de los fines de semana no estaban, pues era mas comodo.
Como conocia mi miedo sobre la penetracion, el propuso que tal vez con el sexo oral me relajaria y perderia el miedo.
La verdad es que tenia unos orgasmos magnificos con su lengua jugueteando en mi clitoris, e incluso despues de hacerlo seguia teniendo espasmos por un buen rato. Daniel tampoco se quedaba atras ya que le excitaba tremendamente darme placer con la boca y se masturbaba buscando correrse al mismo tiempo que yo. Asi comenzamos otros juegos, como por ejemplo en lugar de ir al descampado, nos acercabamos mas a sitios mas visibles e incluso buscabamos que alguien me viese correrme a traves de los cristales del coche mientras el me lo mamaba.
Otras veces nos quedamos hasta tarde en el trabajo y nos quedabamos en ropa interior trabajando en despachos contiguos, sabiamos cuando pasaria el vigilante y esperabamos el ultimo momento para vestirnos - lo llamabamos "la pillada", el que lo hiciera antes perdia.
Cosa que nos excitaba mucho. Asi transcurrian nuestros juegos, cada vez buscando algo mas excitante, pero sin pasarnos: ropa interior cada vez mas sexy, juegos de alumna y maestro, etc... Asi poco a poco empece a pensar que con Daniel seria capaz de dejarme penetrar, ya que tenia mucha confianza en el por nustros juegos.
Pero lo realmente excitante no comenzo hasta los 6 meses, en una ocasion en la que los dos nos quedamos hasta tarde a trabajar, no habia nadie en la oficina. Y aunque teniamos mucho trabajo los dos, yo estaba segura de que el iba a jugar a "la pillada". Asi que para darle un susto, entre en su despacho de golpe, mucho antes de que llegara el guardia de seguridad, no me sorprendio verle solo en boxers, sino tambien estaba masturbandose viendo una pagina en Internet. Se asusto y rapidamente apago el ordenador. Le pregunte que que estaba viendo, pero solo me respondio que sitios porno para ver como se desvirga a una mujer por primera vez, ya que estaba estudiando para hacermelo bien.
Lo deje pasar pero la semana siguiente casualmente entre en su despacho cuando el no estaba para dejarle unos documentos, su ordenador estaba encendido y no pude menos que curiosear... Daniel era confiado con su ordenador porque enseguida encontre todos los archivos. Mi sorpresa fue mayuscula: tenia una inmensa coleccion de fotos, relatos y videos porno. Pero casi me desmayo cuando vi que toda esa coleccion era practicamente de travestis y transexuales. Lo cierto es que habia de todo, desde hombres peludos en bragas hasta mujeres sensuales con un pene entre las piernas. Pero lo que mas abundaba eran fotos de hombres bien maquillados, depilados, con protesis mamarias y lenceria fina acariciandose entre si o follando. Tambien encontre una serie de fotos donde un hombre es obligado a vestirse de mujer por varias chicas y finalmente lo prostituyen dejando que dos chicos con pollas enormes lo violen. Tambien encontre un monton de relatos donde los chicos eran obligados a vestirse de chicas y a actuar como tales. Encontrar ese material me produjo al mismo tiempo excitacion e indignacion. Estaba indignada de que el no tuviera la suficiente confianza para contarme sus fantasias y al mismo tiempo me excitaba la situacion de obligarle a vestirse de
chica.
Esa misma noche cuando estabamos en el coche y nos empezabamos a meter mano, tuve una idea. Me quite los pantalones vaqueros que llevaba y despues las
bragas, y el ya se estaba preparando para lamerme cuando le detuve y le arroje mis bragas a la cara ordenandole que se las pusiera. Ni se inmuto: se desnudo por completo. Tenia una ereccion tremenda, su polla se doblaba hacia arriba y casi tocaba su vientre. No la tenia muy grande pero si dura y tiesa ofrecia un espectaculo increible. Eran unas bragas de lycra negras con un poco de encaje en la parte superior. Se las puso y la ereccion se le marcaba mas aun. Le hice tumbarse en la parte de atras del coche y me sente sobre su cara: empezo a lamerme como un loco, mientras yo le sobaba su polla por encima de las bragas. Se corrio de inmediato y yo segui cabalgandolo un buen rato, hasta que tambien lo hice. Luego quiso quitarse las bragas y no le deje. Le dije que se las dejara puestas hasta mañana, asi llenas de semen. Se vistio y sin decir nada subio a su casa.
Al dia siguiente era Viernes, y en la oficina le pregunte si aun traia las bragas puestas. Me confeso que en su cuarto se habia corrido otras 2 veces dentro de ellas y que le excitaba mucho. Su respuesta tambien me excito y fue asi como siguio todo.
El siguiente fin de semana, cuando fuimos a mi casa, aun llevaba puestas las bragas, aunque apestaban a semen y tenian una gran mancha blanca en el frontal. Le hice desnudarse, lo cual hizo muy rapido. En ese momento me di cuenta que a todo lo que le decia, lo hacia sin ninguna pega ni oposicion. Tampoco crei lo que mis labios pronunciaron:
- Sabes siempre he deseado vestirte con un vestidito mio de verano, maquillarte y comerte a besos.
- Si.
Seguia desnudo en mitad de mi habitacion, esperando a que le vistiera como chica y eso me excitaba, me excitaba mucho. Aunque el no se quedaba atras, tenia una ereccion increible.
Abri mi armario y fui buscando vestidos que podrian valerle: se los ponia por encima para ver si le quedaban y si me gustaba los arrojaba a la cama. El tenia los ojos bajos todo el tiempo. Despues de seleccionar 4 o 5, abri mi cajon de ropa interior y elegi unos pantys blancos y unas braguitas muy delicadas tambien blanco con encaje a juego con un
sujetador.
Le ordene que se pusiera las braguitas y el sujetador. Asi le manosee un buen rato agusto, sin dejar que el me tocara, y sin tocarle su pene. Yo misma me baje mis bragas, me subi mi minifalda y me acaricie delante de el, lo cual hacia que se sintiera mas humillado y excitado aun. Despues busque algodon y se lo puse de relleno en el sujetador, despues le ordene que se pusiera los pantys blancos. Me sorprendio que lo hiciera con naturalidad sin ningun tipo de dificultad, lo mismo habia hecho con el sujetador.
- Te habias puesto antes ropa de chica?
- Si
- Te gusta ser chica?
- Si
Le hice ponerse un vestido de algodon azul con mangas y sin escote. Sexy pero sin enseñar nada, y la verdad es que marcaba un culo bastante femenino, y con los rellenos del sujetador se veia muy bien. Ademas como era un poco mas alto que yo, el vestido le tapaba justo el culo. Su figura de cuello para abajo se veia como una chica... Le faltaban algunos detalles, pero a mi me estaba excitando muchisimo... Asi que rapidamente le puse un poco de lapiz de labios y colorete. Estaba tan excitada que apenas podia poner correctamente la linea de la boca.
- Baila para mi Danielita.
El llamarla por su nombre femenino le excito aun mas. Puse algo de musica y empezo a bailar supersexy, yo mientras me eche a la cama y empece a masturbarme. El lo vio e hizo lo mismo, se acariciaba los pechos falsos, se metia las manos por debajo del vestido y se sobaba el culo, hasta pasar sus dos manos al frente y masturbarse freneticamente. Me acerque a el, se puso de rodillas y metio su cabeza entre mis piernas lamiendome mi sexo, mientras seguia masturbandose. Sentia su lapiz labial cuando me besaba el clitoris, fue una experiencia unica. Me corri en su cara varias veces.
Me eche sobre la cama a relajarme de uno de los orgasmos mas intensos de mi vida mientras el acababa en sus bragas y pantys, manchandolo todo, mientras emitia gemidos muy agudos, casi como una mujer. Siguio asi acurrucado al pie de la cama, con el vestido y la ropa interior que le habia dado todo manchado. Le eche la bronca por haber manchado mi vestido y las braguitas, que eran de encaje, y le dije que se fuera inmediatamente a lavarlo todo al baño.
Se levanto con la cabeza baja, y se dirigio al baño. Me quede un rato pensando en lo que habia pasado y en como me excitaba la idea de decirle lo que tenia que hacer y como vestirse. No pense que fuera nada malo ni pervertido, sino sexy y que podia hacer que disfrutaramos nuestra vida sexual y explotar nuestras fantasias al maximo. Me levante para irselo a decir y me lo encontre lavando el vestido, las bragas y los pantys en el lavabo, con el sujetador todavia puesto.
Ahi me di cuenta que el seria mi Danielita todo el tiempo que estuviesemos a solas y que siempre llevaria ropa de chica para mi.