Durmiendo con el (relato) parte 2

En el capítulo anterior les contaba que me invitaron a dormir y obviamente acepté. Ya conocía al chabón ese.
Luego de comenzar en el living nos dirigimos al dormitorio.


Por el tema del frío había una estufa prendida, pero para empezar nos acostamos con algo de ropa y nos tapamos. Nos quedamos en boxer y abrigo arriba. A medida que nos besábamos con mucha pasión nuestros cuerpos levantaban temperatura. A los pocos minutos nos sacamos el boxer y nos tocábamos mutuamente las pijas que estaban muy calientes mientras seguíamos besándonos. Nos sacamos lo que quedaba de ropa y luego mis besos fueron recorriendo su cuerpo y en su pecho me detuve un rato para quemarle sus tetillas con mi lengua ardiente. Mientras pasaba mi legua en forma de círculos el gemía de placer y yo acariciaba su cuerpo, cara, brazos, abdomen, pija, huevos y piernas. Luego pasé mis besos de lengua a su axila.

En ese momento el estaba abajo, boca arriba, yo encima de el. Pero luego me puse yo abajo y el se levantó y se acomodó casi en posición 69 para chuparme la pija que estaba bien dura y caliente. Yo disfrutaba mucho ese momento y mientras acariciaba su piel, sus piernas y su suave cola que acercaba a mi cara, entonces comencé a besarlo en sus nalgas hermosas y mi lengua poco a poco se adentró entre sus piernas llegando a los bordes de su ano. Era la primera vez que hacía algo asi porque veces anteriores lo intenté pero no me calentaba mucho hacerlo y lo dejaba, pero esta vez con muchas ganas mojaba todo su orto deseoso de pija con cada lengüetazo mio. Yo escuchaba sus pequeños gemidos cada vez que pasaba mi lengua y eso sumado a la sensación de su boca en mi pija me excitaba mucho y chupaba con mas placer ese culito que pronto sería penetrado.

En la travesía sexual en esa cama, fuimos rotando los cuerpos para no apoyar siempre el mismo brazo y esas cosas y no cansarnos. Usamos toda la superficie de la cama, recorriendo cada parte de la misma y a su vez recorriendo cada cm del cuerpo del otro, con caricias y besos que me gusta dar a lo largo de todo el cuerpo mientras se sienta la piel.

Sexo oral de uno hacia el otro a la vez en varios 69, uno arriba y otro abajo y también de costado que es como mas me gusta. Luego turnándonos y la chupaba uno a la vez, mi boca según el se siente muy bien, además me gusta extenderme hasta la parte de los testículos e ir cambiando la forma del acto de felación. En los momentos que el se sentia mas cómodo se movía como cogiéndome la boca, yo lo dejaba porque era lo único mas cercano a cogerme que lo iba a dejar hacer, ya que al momento de la penetración anal yo siempre hago de activo. Obvio que el me la chupó mientras yo me ponía cómodo mirándolo mientras lo hacía y acariciándolo.

Luego de un rato, creo que mas de una hora, ya muy excitados los dos, buscamos los preservativos y el gel lubricante de la mesita de luz. Abrí dos paquetes de gel para estar seguro que no le duela. Lentamente la fui metiendo para que no sufra. Lo ibamos a hacer en una posición diferente a la vez anterior, yo acostado boca arriba y el sentado haciendo el trabajo, pero como lo tenía cerrado a los músculos me costaba hacerla entrar, asi que le dije que se ponga en cuatro y yo me puse atrás de el, asi pude meterla.

Cuando ya entraba mejor, lo hice acostarse para estar mas cómodos y ademas asi puse mi cuerpo encima de el y mientras lo cogía acariciaba su espalda con mi pecho, sus brazos con mis manos y besaba su cuello y por momentos su boca cuando se daba vuelta. Así estuvimos un rato largo, yo no me cansaba ni sentía que iba a acabar.

El: sos una máquina!
Yo: por qué?
El: no te cansás y seguís cogiendo
Yo: te dije que tardo en acabar
El: (entre gemidos) que bien que me coges

En un momento me pidió que pare porque le estaba doliendo, me pidió perdón pero obvio que le dije que estaba todo bien, la saqué lentamente y el me quitó el forro y fué a tirarlo a la basura. Volvió y nos besamos y tranzamos un rato mas, luego vimos la hora y nos vestimos para ir a comprar algo para comer. Estuvimos de las 6 y media de la tarde hasta 9 y media de la noche en la cama. Algo cansados nos abrigamos y fuimos a comprar una pizza. Comimos mientras mirábamos tele y hablábamos de cosas de la vida. Esperamos un rato que nos baje la comida para seguir y volver a la cama.

Continuará...

1 comentario - Durmiendo con el (relato) parte 2

bicar
y???? quiero mas